Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Copa del mundo de snowboard debutó en Bariloche: una sorpresa australiana en el Cerro Catedral

En el Cerro Catedral, una pista desconocida para los mejores corredores del mundo, el australiano Alex Pullin ratificó su gran momento; fue un espectáculo de alta tensión

Lunes 11 de septiembre de 2017 • 13:10
SEGUIR
LA NACION
0
El australiano Pullin, la gran figura del fin de semana en el inicio de la Copa del Mundo de Snowboard, en Bariloche
El australiano Pullin, la gran figura del fin de semana en el inicio de la Copa del Mundo de Snowboard, en Bariloche.

BARILOCHE.- El australiano Alex Pullin ratificó en las pistas del Cerro Catedral por qué es una de las grandes figuras del snowboard mundial, al ganar las dos carreras del fin de semana en la competencia masculina, en el inicio de la temporada 2017 de la Copa del mundo.

"Fueron dos días sensacionales de carrera a pesar de una pequeña diferencia en las condiciones de carrera del domingo. Tuvimos algo de viento en la clasificación, lo que hizo que todo fuera más desafiante, pero obtuve un buen tiempo. Las primeras mangas fueron buenas, y por suerte pude repetir el triunfo. Se siente increíble, irreal", apuntó tras el triunfo de ayer.

El corredor australiano dio la sorpresa en las carreras masculinas. El sábado dejó atrás al francés Pierre Vaultie, máximo favorito, y ayer relegó al segundo lugar al austríaco Alessandro Haemmerle. En tanto, el estadounidense Mick Dierdorff completó el podio.

Entre las mujeres, la competencia quedó en manos de la estadounidense Lindsey Jacobellis. Segunda fue la checa Eva Samkova y tercera la francesa Chloe Trespeuch, quien el sábado había logrado el primer lugar.

"Me siento estupendamente. Esta doble fecha fue muy desafiante para mí porque la primera parte del circuito era muy técnica y tuve que confiar en mis condiciones para pasar a las demás en las curvas. Fue una dura lucha todas las mangas, así que estoy feliz de que haya resultado bien", celebró Jacobellis.

Tres ganadores. Uno que ratificó su gran momento y otras dos que dieron el batacazo. Sorprendió la performance de alguna de las estrellas y decepcionó a los locales el bajo rendimiento argentino.

El equipo nacional de la FASA (Federación Argentina de Ski y Andinismo) estuvo integrado por Steven Williams, Simon White y Tomás Galán de Malta, quienes no lograron clasificarse a ninguna de las dos finales. Williams, último campeón sudamericano, fue el de mejor rendimiento, pero estuvo lejos de sus mejores tiempos. White, recuperado de varias lesiones y operaciones que lo tuvieron inactivo durante meses, no logró llegar a su mejor versión, al igual que Galán de Malta.

No es usual que una de las series de la Copa del Mundo se lleve a cabo en el hemisferio sur. Tampoco es habitual que las competencias alojen a todos los equipos participantes en un mismo hotel, ni que los corredores europeos accedan a viajar tantos kilómetros para una competencia. Sorprendió también la camaradería reinante entre los rivales, que compitieron codo a codo en la pista, pero exhibieron su amistad fuera de ella.

Fueron tres días de máxima exigencia. Corredores de varias nacionalidades compitiendo por conseguir la mayor cantidad de puntos en esta cita inaugural y en una pista desconocida, armada especialmente para el evento.

El Cerro Catedral, ícono de Bariloche, fue designado junto con la FASA para ser la sede de apertura de esta temporada y en conjunto comenzaron la ardua organización: ser anfitriones de una doble fecha de Copa del Mundo por primera vez. Luego de meses de trabajo en la pista y gestiones organizativas y protocolares, el Cerro estuvo a la altura para la gran cita.

El calendario de Snowboard cross funciona de la misma manera que el usado en Fórmula 1. Distintos centro de ski (todos del hemisferio norte) alojan las diversas fechas a lo largo del año los cuales otorgan puntos a los corredores de manera individual y a fin de temporada arroja un campeón. Sumado a que ciertas fechas suman puntos clasificatorios para los Juegos Olímpicos de invierno a celebrarse en febrero 2018 en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

La reunión de capitanes, un ritual impostergable

La reunión de capitanes es un ritual muy respetado al que acceden los entrenadores de cada equipo. En esta cita se repasa el fixture, los horarios y el reglamento para establecer reglas claras. Lo particular aquí es que en muchos casos algunos temas se abre a discusión, que termina en debate y en posibles cambios a último momento. En este caso, por ejemplo, el sábado se definió por mayoría de votantes que para la carrera del domingo el descenso fuese de cuatro corredores y no de seis, como se había dado en la jornada anterior.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas