Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Chris Froome igualó una marca que duraba casi 40 años en el ciclismo

El ganador del Tour de France logró la Vuelta a España, algo que no ocurría desde 1978

Lunes 11 de septiembre de 2017
0
Froome selló un doblete histórico en 2017
Froome selló un doblete histórico en 2017. Foto: AFP

MADRID (dpa).- Tras años de sinsabores, el británico Chris Froome enterró definitivamente su trauma con la Vuelta ciclista a España y completó el primer doblete Tour-Vuelta desde 1978.

El máximo pedalista del equipo Sky cruzó la meta en Madrid enfundado en la camiseta roja de líder, el mismo que se le escapó las últimas temporadas. Al sexto intento, y después de tres segundos puestos, fue la vencida.

"Son muchas emociones. Ha sido un viaje infernal hasta el final. Las tres semanas fueron muy duras y hubo batalla por la clasificación general casi cada día", comentó el ciclista de 32 años el sábado, cuando sentenció la Vuelta en el Alto del Angliru.

"Es probablemente la gran vuelta más dura que he disputado. Todos los días había algo. Llevo años intentándolo y había sido segundo en tres ocasiones. Ganar ahora es increíble".

Froome acabó la Vuelta con 2m15s de ventaja sobre el italiano Vincenzo Nibali, y 2m51s sobre el ruso Ilnur Zakarin, que completó el podio. El español Alberto Contador terminó quinto a 3m18s en su última carrera como ciclista profesional.

Fue Contador el que más espectáculo dio sobre la bicicleta en las carreteras de España. El español es valiente como pocos. Froome es todo lo contrario: frío y calculador, su estilo es menos vistoso que el de sus rivales. Pero es letal.

Froome luce cuatro victorias en el Tour de France (2013, 2015, 2016 y 2017) y ahora inauguró su palmarés en la Vuelta para dar forma al primer doblete en casi cuatro décadas. Sólo Jacques Anquetil, en 1963, y Bernard Hinault, en 1978, ganaron Tour y Vuelta en un mismo año.

El británico dominó la ronda española de principio a fin. Llegó al liderato en el tercer día de competición, ganó dos etapas y controló prácticamente en todo momento la carrera. A ello ayuda, y mucho, un equipo como el Sky, con compañeros de lujo como Christian Knees, Wout Poels y Mikel Nieve.

"Mis compañeros estuvieron simplemente fantásticos", dijo Froome, leal al esfuerzo de los suyos, siempre con energía en las piernas para ayudarle.

Froome sólo tuvo dos momentos de dudas: cuando se cayó en la duodécima etapa y después, en la décimo séptima jornada, con la subida a los Machucos, donde pagó el esfuerzo de la contrarreloj que ganó el día anterior.

Pero se recuperó y las piernas le aguantaron hasta el último día. Puso así fin a su trauma personal con la Vuelta: fue segundo en su debut en 2011, al año siguiente fue cuarto, volvió en 2014 con otro segundo puesto, en 2015 abandonó y el año pasado se quedó de nuevo en el segundo escalón del podio.

El reto que viene

Ahora podrá coronar la mejor temporada de su carrera la semana que viene en el campeonato del mundo de Bergen, en Noruega, donde pugnará por el oro en la contrarreloj y en la modalidad contra el cronómetro por equipos.

Y ya se especula un reto gigantesco para la temporada que viene: Froome medita disputar el Giro d'Italia para conquistar su primera "maglia rosa". Esa decisión, sin embargo, supondría poner en riesgo un posible quinto Tour. Desde el italiano Marco Pantani en 1998 nadie ha conseguido hacer un doblete Giro-Tour.

El año que viene, al menos, habrá una pausa más larga entre las dos primeras grandes vueltas debido al Mundial de fútbol de Rusia 2018.

El italiano Matteo Trentin se impuso en el sprint en la última etapa en Madrid, donde los ciclistas cruzaron la meta en la céntrica plaza de Cibeles tras 117,6 kilómetros. La jornada había arrancado en el municipio de Arroyomolinos.

Casi la mitad de la etapa transcurrió por un circuito cerrado en las calles de Madrid. Los ciclistas pedalearon por el Paseo del Prado, el Paseo de Recoletos y la Gran Vía para terminar en la Plaza de Cibeles, lugar habitual de las celebraciones del Real Madrid.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas