Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Recibió asistencia por teléfono y dio a luz en su casa en plena tormenta

Ocurrió en Little Haiti; la mujer y su beba fueron trasladadas horas más tarde al hospital

Lunes 11 de septiembre de 2017
0

MIAMI, Florida (AFP).- En medio de la devastación causada por el huracán Irma, el gobierno de Miami dio una noticia a través de las redes sociales que podría haber sido peligrosa, pero tuvo final feliz: una mujer dio a luz en su casa ayudada por los médicos, que, como no pudieron llegar hasta su domicilio, siguieron el parto por teléfono.

El hecho ocurrió en el barrio Little Haiti, donde una mujer comenzó con el trabajo de parto y al llamar a emergencias se dio cuenta de que no iban a poder socorrerla en vivo, por lo que decidió tomar riendas en el asunto y seguir las indicaciones que los médicos le daban por teléfono para que todo saliera bien.

"No pudimos responder a su llamado. Así que ella hizo todo y hasta se liberó de la placenta y los especialistas le indicaron cómo atarla. Ella está estable en casa", dijo el jefe de bomberos Eloy García al Miami Herald.

"¡Es una beba!", confirmó la ciudad de Miami en Twitter esta mañana y luego comunicó que, dos horas después del nacimiento, los especialistas del centro de salud de Jackson habían llegado al domicilio de la mujer para trasladarla junto a la beba al hospital.

Los problemas en las calles por los vientos de más de 200 kilómetros por hora, las fuertes lluvias y la falta de luz hicieron que el sur de Florida fuera intransitable, ayer por la tarde.

En tanto, un residente de la zona de Flagami tuvo más suerte que la mujer embarazada, luego que los bomberos respondieron al llamado de ayuda cuando un cable del tendido eléctrico cayó a tierra provocando un incendio en una edificación.

Los bomberos pudieron apagar el fuego después que Florida Power & Light cortó la energía eléctrica en la zona. Nadie resultó herido.

Ayer, la policía de Miami dejó bien en claro que las condiciones eran tan peligrosas que la policía y el cuerpo de rescate no iban a poder acudir en ayuda de cualquier persona herida.

Los equipos de emergencia de Miami Beach también dijeron que ayer no podrían responder a los pedidos de auxilio, pero reanudarían sus servicios tan pronto pase el huracán Irma y sea seguro transitar por las calles.

La oficina de la policía de Broward tomó la decisión de retirar a sus efectivos de las calles y autopistas, y volverán a su labor cuando las condiciones climáticas lo permitan.

Por lo que una vez que el viento alcanza una velocidad de 65 kilómetros por hora los servicios de emergencia no salen a prestar ayuda a los solicitantes.

Anteanoche en Miami, el Departamento de Rescate de esta ciudad sólo fue capaz de atender tres de las 41 solicitudes de ayuda que recibió debido a que la intensidad de los vientos afectaba las operaciones regulares del servicio.

Pete Gómez, director de la oficina para el manejo de emergencias, dijo que los trabajadores de emergencias no podrán reportarse hasta que mejore el clima. "Tenemos que seguir el protocolo", aseguró.

Se espera que la tormenta deje el sur de Florida hoy, pero aun después de su paso seguirán los cortes de luz.

Se estima que dos millones de personas quedaron sin electricidad. El condado Miami-Dade tiene el mayor número, con 574.490, y se ha restaurado el servicio a 78.420. Broward tiene 350.750 y han recuperado la luz 35.410 clientes.

Además los servicios de la ciudad tendrán mucho trabajo por delante en los próximos días. Deberán levantar los árboles que bloquean los caminos y los escombros. También tendrán que lidiar con las inundaciones, sobre todo en Brickell, el distrito financiero de Miami ubicado sobre la costa, al sur de Miami Beach, donde la mayoría de las calles estaban inundadas.

Hasta ahora las autoridades han confirmado la muerte de tres personas en accidentes de tráfico relacionados con el paso del ciclón, uno de ellos en los cayos, pero se teme que la cifra aumente una vez que las condiciones meteorológicas permitan el trabajo de los equipos de socorro.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas