Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Avión, cámara, acción: las parejas chinas posan para la foto

Para las parejas chinas, para las fotos de casamiento no alcanza con que haya un fotógrafo presente el día de la boda.

Cao Ri y Xu Jiaqian se toman una fotografía de la boda en una piscina en el estudio subacuático en Pekín, China,
Cao Ri y Xu Jiaqian se toman una fotografía de la boda en una piscina en el estudio subacuático en Pekín, China,. Foto: Reuters / Thomas Peter
Martes 12 de septiembre de 2017 • 01:34
0

Bajo un inusual cielo azul de verano en Londres, sobre el Puente de Westminster, Jiachun Lin posa con su vestido de encaje blanco flameando al viento junto a su novio Da Song.

Para las parejas chinas, para las fotos de casamiento no alcanza con que haya un fotógrafo presente el día de la boda.

El álbum de casamiento conlleva todo un complejo operativo con varios cambios de ropa, artistas del maquillaje, asistentes de cámara y viajes al extranjero, un proceso que puede comerse hasta una cuarta parte del presupuesto total de la boda.

"Podés ir a un estudio a que te saquen fotos pre-boda y pretender que estuviste en cualquier lugar del mundo, porque tienen infinidad de fondos disponibles", dice Song, de 28 años, quien muy pronto dará el sí junto a su novia de 24 años en la ciudad de Harbin, en el noreste de China.

Pero por supuesto que es mucho mejor viajar realmente a esos lugares, dice Song, cuya sesión de fotos con la empresa UK Wedding costó unos 1.300 dólares. UK

Jiachun Lin, y su novio Da Song posan para una fotografía de la pre-boda en el puente de Westminster en Londres, Gran Bretaña
Jiachun Lin, y su novio Da Song posan para una fotografía de la pre-boda en el puente de Westminster en Londres, Gran Bretaña. Foto: Reuters / Dylan Martinez
Xu Jiaqian se toman una fotografía de la boda en una piscina en el estudio subacuático en Pekín, China,
Xu Jiaqian se toman una fotografía de la boda en una piscina en el estudio subacuático en Pekín, China,. Foto: Reuters / Thomas Peter
Una novia posa para las foto en el estudio para la boda de las señoras de oro en Pekín,
Una novia posa para las foto en el estudio para la boda de las señoras de oro en Pekín,. Foto: Reuters / Damir Sagolj
Novias se producen para la sesión fotográfíca en el estudio Golden Ladies en Beijing
Novias se producen para la sesión fotográfíca en el estudio Golden Ladies en Beijing. Foto: Reuters / Damir Sagolj
Las novias esperan su turno para ser fotografiados en el estudio de fotografía de bodas Golden Ladies en Beijing
Las novias esperan su turno para ser fotografiados en el estudio de fotografía de bodas Golden Ladies en Beijing. Foto: Reuters / Damir Sagolj
La novia Jiachun Lin, posa para una fotografía de la pre-boda en el puente de Westminster en Londres, Gran Bretaña
La novia Jiachun Lin, posa para una fotografía de la pre-boda en el puente de Westminster en Londres, Gran Bretaña. Foto: Reuters / Dylan Martinez
Una pareja de novios durante una sesión fotográfica en Beijing
Una pareja de novios durante una sesión fotográfica en Beijing. Foto: Reuters / Damir Sagolj
Jiachun Lin y su novio Da Song ambos Chinos, caminan por Westminster, con el London mientras se preparan para posar para una fotografía de pre-boda en Londres, Gran Bretaña
Jiachun Lin y su novio Da Song ambos Chinos, caminan por Westminster, con el London mientras se preparan para posar para una fotografía de pre-boda en Londres, Gran Bretaña. Foto: Reuters / Dylan Martinez
Vestuario para los novios en el estudio de bodas de Golden Ladies en Beijing
Vestuario para los novios en el estudio de bodas de Golden Ladies en Beijing. Foto: Reuters / Damir Sagolj
Una novia durante una sesión de fotos en Golden Ladies en Beijing
Una novia durante una sesión de fotos en Golden Ladies en Beijing. Foto: Reuters / Damir Sagolj
Las parejas esperan su turno para ser fotografiados en el Golden Ladies estudio de fotografía de bodas en Beijing,
Las parejas esperan su turno para ser fotografiados en el Golden Ladies estudio de fotografía de bodas en Beijing,. Foto: Reuters / Damir Sagolj
Trabajo de edición y retoque de las fotografías en el Estudio Golden Ladies en Beijing,
Trabajo de edición y retoque de las fotografías en el Estudio Golden Ladies en Beijing,. Foto: Reuters / Damir Sagolj

Wedding es una de las muchas empresas radicadas en Londres que ofrecen sus servicios exclusivamente a clientes llegados de China.

"Yo fui a la universidad en Newcastle, así que Inglaterra siempre fue importante para mí, y quiero mostrárselos a mi familia y a mis amigos", dice Song.

En un mundo conectado globalmente y gracias al aumento de sus ingresos, cada vez son más los jóvenes chinos que quieren impresionar a los suyos con bodas lujosos que combinan elementos tradicionales con tendencias occidentales, incluido el recorrido de la novia hasta el altar, las damas de honor, el carruaje y hasta wedding planners.

En 2016, según un informe de IBISWorld, la industria de servicios de bodas a clientes chinos facturó alrededor de 24.600 millones de dólares. Esa cifra incluye el alquiler de limosinas, decoración de restaurantes, servicios de fotografía y video, y muchos otros rubros más.

La lista de los lugares más populares para sacarse fotos va desde la isla indonesia de Bali hasta Londres, pasando por París y la pintoresca isla azul y blanca de Santorini, en Grecia.

"Algunos solo quieren fotos en los lugares más icónicos de Londres, como el Big Ben y el London Eye", dice el fundador de UK Wedding, Jeff Lu, y agrega que muchas parejas ahora buscan tener una experiencia más original y auténtica.

"Ellos prefieren lugares con verdadero estilo inglés, pequeñas localidades típicas como Cotswolds, cerca de Oxford", señala Lu.

Para quienes no pueden viajar, en China existen enormes estudios del tamaño de hangares que les acercan el mundo y les ofrecen la oportunidad de posar frente a una falsa aldea griega, un templo chino o la recámara del rey francés Luis XIV, todo en una misma cita.

Golden Ladies, uno de los estudios de fotografía de Pequín que funciona las 24 horas del día los 7 días de la semana, llega a atender hasta 75 parejas por día.

En una sesión reciente, Chen Xueling, luciendo un brillante vestido azul y rodeada de la opulencia propia de una princesa, mira arrobada a los ojos de su novio Wang Xinfeng.

La pareja tuvo que esperar 3 meses por un turno.

"La espera vale la pena, porque tendremos estos hermosos recuerdos para el futuro", dice Chen. "Pensamos proyectar estas mismas fotos durante la fiesta de bodas."

cerrar

Fotos de : Damir Sagolj, Dylan Martínez y Thomas Peter

Textos: Natalie Thomas

Edición fotográfica: Alfredo Sánchez

Traducción: Jaime Arrambide

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas