Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"No sabía a quién preguntarle cómo era la universidad"

Malena Ayarde es la primera en su familia en terminar la secundaria y hoy estudia Trabajo Social

Lunes 11 de septiembre de 2017 • 13:04
0

El papá de Malena Ayarde dejó de estudiar en la primaria porque tenía que vender sándwiches o pan casero para llevar dinero a su casa. Actualmente, le cuesta leer y escribir, y trabaja como personal de mantenimiento en un laboratorio. En cambio, su mamá terminó el secundario hace dos años.

Malena tiene 19 años, vive en la villa 21-24 y está por empezar a estudiar una carrera universitaria porque quiere convertirse en trabajadora social. Tanto ella como su mamá fueron a la Fundación Uniendo Caminos para que las ayudaran con los estudios.

Malena Ayarde es la primera en su familia, en terminar la secundaria y hoy estudia Trabajo Social
Malena Ayarde es la primera en su familia, en terminar la secundaria y hoy estudia Trabajo Social.

"En ese espacio me siento muy cómoda porque los profes tienen algo especial que hace que te den más ganas de estudiar. El primer año me costó y ellos me ayudaron mucho", dice Malena.

Los padres de la joven hicieron un gran esfuerzo para que su hija pudiera ir a una escuela privada. Cuando la mamá estaba sin trabajo, vendía ropa en una feria para terminar de pagar la cuota. "Ellos me mandaron a un colegio privado porque creían que me iba a servir más", aclara Malena.

Los prejuicios de sus compañeras afectaron a la joven en la escuela. Cuenta: "Una vez le conté a una compañera que vivía en una villa y desde ese momento me dejó de hablar. Ese día, volví llorando a mi casa. La gente de la villa no es como todos dicen. Mi familia es muy laburadora, aunque no tenga estudios, siempre se las rebusca".

Cuando llegó el momento de elegir la carrera universitaria, Malena pensó en estudiar Farmacia porque era un deseo de su papá. "No sabía a quién preguntarle cómo era la universidad. No tenía amigas con interés en hacer una carrera universitaria. Era todo nuevo para mí. Estaba muy nerviosa. Finalmente, decidí empezar a estudiar Trabajo Social", detalla.

Al pensar en sus próximos objetivos, Malena enfatiza: "Siempre dije que iba a estudiar porque quiero salir adelante y mudarme a otro lugar. Mi mamá me enseñó que es importante tener una profesión. Cuando termine la carrera, voy a ahorrar para comprarles una casa a mis papás".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas