Cómo funciona el Airbnb para organización de eventos que nació en Argentina y crece en Brasil y México

La firma se propone "vincular propietarios de espacios creativos con profesionales, empresas y marcas que buscan brindar una experiencia única"; fue premiada en el FIAP 2017

Lunes 11 de septiembre de 201716:26

Federico Bianchi y Alejandro Storni fundaron en agosto de 2016 Wimet, una plataforma que tiene como meta vincular propietarios de espacios con organizadores de eventos. Poco más de un año después, el emprendimiento no muestra signos de desacelerarse: luego de extenderse por Capital y provincia de Buenos Aires, desembarcaron en Chile y prevén hacer lo mismo en México durante 2018.

"Vengo de la industria de los eventos hace muchos años, particularmente de la administración de salones tradicionales", comenta Bianchi, CEO de la compañía. Los espacios publicitados en Wimet pueden emplearse para reuniones -workshops, presentaciones, cursos-, eventos -cocktails, festejos-, producciones -fotográfica, audiovisual, escénica, moda- y pop ups -pop up store, pop up dinner, muestras de arte-.

A la hora de investigar el mercado, Bianchi descubrió que existían iniciativas similares en otros países. "Cuando surge la idea de hacer Wimet empiezo a investigar y definitivamente no había inventado nada. Ya existen dos empresas importantes en Estados Unidos, lo cual valida que hoy hay una necesidad y que la gente necesita este tipo de experiencias", sostiene.

En Latinoamérica, sin embargo, son pioneros. "Somos los primeros", afirma. "También Iniciamos operaciones en Santiago de Chile, donde tenemos en la actualidad 30 espacios y seguimos sumando más semana a semana, con objetivos de llegar a México a principios del año que viene."

Bianchi admite que lo más difícil fue hacerle comprender a las personas que podían generar un ingreso extra con sus espacios y que sigan todos los pasos para publicarlos en su plataforma. La financiación, también, representó un desafío: aunque recibieron US$ 30.000 por parte del programa Startup Chile, han conducido sus operaciones mayoritariamente con recursos propios. Hacia finales de año, planean realizar una ronda de inversiones con vistas a escalar el negocio.

"El proyecto surge de escuchar las necesidades de nuestros clientes corporativos y sociales que buscaban algo que tuviera que ver más con ellos", dice Bianchi. "Las empresas buscan reemplazar la sala tradicional de un hotel con cuatro paredes, que no dice mucho", concluye.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original