Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Irma se degrada a tormenta tropical, pero sus daños recién empiezan a sentirse

Más de siete millones de personas estaban sin luz en tres estados de EE.UU.; en Cuba, hubo por lo menos diez muertos

Martes 12 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Un bote semihundido en una marina, a metros del centro de Miami, tras el paso de Irma
Un bote semihundido en una marina, a metros del centro de Miami, tras el paso de Irma. Foto: AFP / Saul Loeb

WASHINGTON.- Inundadas o embarradas, golpeadas, a oscuras y en silencio. Así amanecieron las ciudades de Florida que resistieron como pudieron en los últimos días la furia de Irma, el huracán que dejó una estela de devastación a su paso, sobre todo en las islas del Caribe.

Tras desatar destrucción durante seis días desde su primera recalada en Barbuda, Irma comenzó a desaparecer ayer a medida que se alejaba del golfo de México y se metía tierra adentro. Ayer por la mañana, dejó de ser un huracán para convertirse en una tormenta tropical, más débil, pero aún con vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

A sus espaldas, Irma dejaba al menos 37 muertos, 10 de ellos en Cuba, casas aplastadas, edificios destrozados, botes apilados, árboles y postes derrumbados y una destrucción de infraestructura que demandará un hercúleo esfuerzo de recuperación y miles de millones de dólares. Más de siete millones de hogares y negocios habían quedado sin electricidad en Florida, Carolina del Sur y Georgia.

El golpe sufrido en los dos principales centros urbanos de Florida, Miami y Tampa, fue bastante más leve de lo esperado. Pero más allá del extremo sur de la península, en los cayos, hubo una verdadera "devastación", según el gobernador, Rick Scott. "Hay devastación. Sólo espero que todos hayan sobrevivido, lo que vimos fue horrible", dijo ayer, al brindar un informe sobre los destrozos causados por Irma luego de sobrevolar la zona

Hacia el norte de Florida, sobre la costa este, casi en el límite con Georgia, Jacksonville, una ciudad de casi 900.000 habitantes, se convertía en una inesperada víctima de la tormenta al sufrir una de las peores inundaciones de su historia.

Jacksonville enfrentó una "trifecta" climática: la oleada provocada por Irma, fuertes lluvias y una suba de la marea. El alcalde, Lenny Curry, advirtió que las inundaciones podrían estirarse hasta una semana con mareas "yendo y viniendo".

Miami y Tampa, donde en un principio se pensó que Irma pegaría con más dureza, terminaron eludiendo lo peor de la tormenta.

"Lo que pensábamos que iba a ser un golpe en la cara era un golpe de pasada", dijo el alcalde de Tampa, Bob Buckhorn, quien había tenido que apresurar los preparativos de la ciudad a último momento cuando Irma cambió de rumbo antes de llegar a Estados Unidos.

Otro que respiró aliviado: el alcalde de Miami Beach, Philip Levine: "Miami Beach no esquivó una bala, esquivó un cañón". La ciudad, que actúa como una barrera entre el océano y Miami, terminó con postes y árboles caídos.

El aeropuerto de Miami permaneció cerrado mientras se realizaban evaluaciones de daño y seguridad. Los vuelos se reanudaron finalmente con un esquema de "horarios limitados".

El Caribe sufrió la devastación más dura por la inusual fuerza de Irma. Barbuda, la pequeña isla que recibió el primer golpe, cuando Irma aún era un huracán "categoría 5" quedó "apenas habitable", según la descripción que dio días atrás el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne.

En La Habana, como en Jacksonville, las fotografías mostraban a la gente caminando con el agua hasta la cintura. La prensa oficial informó ayer que Irma había causado 10 muertes en la isla.

La Unión Europea anunció un paquete de ayuda de US$ 2,4 millones para las islas. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, tenía previsto viajar a Saint Martin, y el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, dijo que Londres elevaría la asistencia a 42 millones de dólares.

La destrucción del huracán

38

muertos

Dejó en total el huracán, diez de ellos en Cuba

7

millones de hogares y negocios

Fueron los que quedaron sin servicio eléctrico en Florida, Carolina del Sur y Georgia

400

millones de dólares

Según la evaluadora de riesgos AIR Worldwide, EE.UU. habría perdido entre 200 y 400 millones de dólares por Irma

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas