Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Conmoción en Mendoza: le imputan homicidio calificado a la novia del rugbier arrollado

La Justicia entendió que lo hizo adrede, pero desestimó que haya atropellado dos veces a la víctima; quedará detenida

Martes 12 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

MENDOZA.- La provincia ya estaba conmocionada desde las primeras horas del sábado, cuando se supo que el conocido rugbier Genaro Fortunato había muerto arrollado por su novia, con la que había discutido en un boliche de San Rafael. Ayer llegó el clímax: la fiscal Andrea Rossi pidió que Julieta Silva, de 30 años, que desde aquella madrugada está internada, en shock, en la sala de Salud Mental del hospital Teodoro Schestakow, quede detenida. La acusa de homicidio doblemente agravado por el vínculo de pareja y por alevosía, según informaron a LA NACION fuentes judiciales. Para esos delitos sólo cabe una pena: perpetua.

No se sabe cuál fue la discusión entre el deportista, de 25 años, y la mujer con la que salía desde principios de 2017. Testigos refirieron que la pelea fue por un mensaje que él recibió en su celular, de una mujer. Un posteo de Facebook arrojó pistas al respecto. Fue el de Agostina Quiroga Arana, que juega al hockey en el club Belgrano; es la ex novia de la víctima y lleva en el vientre una hija suya.

Mientras, la fiscal espera que Silva -dueña de un local de ropa, separada hace un año y madre de dos hijos- pueda prestar declaración indagatoria ante la Justicia una vez que se recupere del cuadro que los profesionales forenses definieron como de "reacción vivencial anormal" ante el episodio que protagonizó. Concretado ese paso, se la trasladará a la penitenciaría de San Rafael.

Rossi aclaró que, contra la primera versión de los hechos que se difundió, Silva no atropelló al joven una vez y giró intempestivamente en U para volver a arrollarlo. "Fortunato no habría sido embestido en dos oportunidades como trascendió", señaló la fiscal ayer a la tarde, en una conferencia de prensa.

Conmoción

Mientras la investigación del caso sigue su curso, los mendocinos no logran salir del asombro por la tragedia que se produjo tras la tragedia a la salida de La Mona, un boliche de Las Paredes, sobre la ruta 143, a unos 15 kilómetros de San Rafael.

El desencadenante de la furia de Silva, propietaria de un reconocido local de ropa de la ciudad sureña, habría sido un mensaje en el celular de Fortunato. Un cuidacoches dijo que la mujer, tras discutir con su novio dentro del bar, salió corriendo hacia su Fiat Idea, lo encendió y emprendió la marcha aunque Fortunato se había subido al capot del auto, mientras le pedía que frenara. El joven cayó al asfalto, en El Chañaral y ruta 143, y murió arrollado.

Ayer, Agostina Quiroga Arana irrumpió en las redes sociales para recordar y despedir a Fortunato, y para confirmar, además, que espera una hija del rugbier. "Así eras vos... Siempre tan feliz, tan jodón, tan vos... Así quiero que te conozca Fran... Un pedacito tuyo quedó acá y estoy feliz", expresó Agostina en su "muro" de Facebook, donde comenzó a recibir infinidad de comentarios de aliento ante el futuro que le espera junto a la beba.

Asimismo, la joven, también de 25 años, pidió en un sentido mensaje que "desde el cielo vele" por el niño por nacer. "Lo único que te pido es que nunca nos abandones y seas el ángel de toda tu familia y en especial de tu hija. Te fuiste y me arrancaste un pedazo de mi corazón y ese dolor lo voy a llevar para toda la vida", escribió Agostina.

Allegados a la acusada afirman que él desde hacía un tiempo la venía "molestando y acosando" para continuar con la relación, que se había transformado en "enfermiza".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas