Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba: una chica de seis años fue succionada por la bomba de una pileta y está grave

Estaba en su clase de natación cuando el pie le quedó trabado al fondo de la piscina y luego sufrió un paro cardíaco

Martes 12 de septiembre de 2017 • 09:03
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CORDOBA.- Una nena de seis años fue succionada por el filtro de la bomba de agua mientras practicaba natación en un club de esta ciudad ayer por la tarde. Le quedó trabado un pie y la empujó hacia abajo, tras lo cual sufrió un paro cardíaco mientras la rescataban y ahora lucha por su vida en el Hospital de Niños.

Samira hacía su clase de natación en el Club Universitario con sus papás al lado de la pileta y con su profesor cuando, en un segundo, desapareció debajo del agua y no volvió a flotar. El padre se tiró, atrás fue la madre y los profesores; ninguno puede estimar cuánto tiempo pasó.

En el club la atendió el médico de la institución y llamaron, además, a un servicio de emergencias privado. Desde ayer está en el hospital de Niños en coma farmacológico inducido para ver cómo responde a los medicamentos. "Sufrió al menos un paro cardiorrespiratorio", explicó Héctor De Uriarte, subdirector del lugar.

Cuando se produjo el incidente, a Samira le quedaban 10 minutos para terminar su clase. Su pie había quedado trabado en el lugar donde la bomba aspira agua y no lo podía desenganchar.

Bárbara, la mamá de la nena, señaló a los medios que cuando ingresó a verla a la terapia le pidió que "haga un poquito más de fuerza, aunque estuvo luchando mucho". Samira va a natación dos veces a la semana porque disfruta del agua. Sus padres la acompañan siempre.

"Fue un accidente -continúa la madre-. Nosotros salimos del agua porque no podíamos sacarla. Luego lo lograron, la revivieron, afortunadamente salió con latidos en el corazón. Fue un accidente, no hay culpables. Nunca la dejamos sola".

Además, pidió a los creyentes que recen por su hija: "Estoy con mucha fe, Dios me la va a dejar conmigo, me la voy a llevar sana y salva, mi hija es creyente".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas