Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En apenas una semana, Buenos Aires pasó de tener la mitad a casi toda la provincia inundada

Según un informe de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) del Ministerio de Agroindustria de la Nación, la crisis hídrica "pone en peligro el inicio oportuno de la campaña gruesa"

Martes 12 de septiembre de 2017 • 10:09
0
Los campos ganaderos, afectados en la zona de General Madariaga
Los campos ganaderos, afectados en la zona de General Madariaga. Foto: Mauro V. Rizzi

En apenas una semana, la provincia de Buenos Aires pasó de tener casi la mitad de su superficie con excesos hídricos a estar prácticamente toda con excesos de agua.

Esta situación se desprende de dos mapas de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) del Ministerio de Agroindustria de la Nación. El 3 de septiembre último, la Cuenca del Salado y gran parte de sudeste bonaerense estaban con "excesos", mientras que en el resto de la provincia se presentaba una situación de "reservas adecuadas" a "reservas óptimas". En ese momento también había lugares con "reservas excesivas".

Ayer, el ORA, al dar su habitual informe semanal mostró el mapa al 10 de septiembre. Y allí se puede observar que casi toda la provincia pasó a una condición de "excesos".

La situación hídrica al 3 de septiembre
La situación hídrica al 3 de septiembre.
La situación hídrica al 10 de septiembre
La situación hídrica al 10 de septiembre.

"Se agrava la situación de excesos hídricos, principalmente en la provincia de Buenos Aires, pero también en las de La Pampa y Entre Ríos", dice el informe oficial.

Según el ORA, en la mayor parte de las localidades que sigue el organismo "ya se han superado ampliamente los valores de precipitación normales del mes de septiembre, sin haber llegado siquiera a la mitad del mes y con una situación precedente de excesos hídricos sostenidos".

En este sentido, alerta que está en riesgo el avance de la campaña. "La situación de excesos hídricos e inundaciones restablecida por las últimas lluvias pone en peligro el inicio oportuno de la gruesa, además de las reducciones ya manifiestas en la fina", indicó.

El reporte tampoco brinda una perspectiva favorable para el corto plazo en las zonas inundadas. "La perspectiva meteorológica continúa siendo desfavorable. En la cuenca del Salado, cualquier evento, por moderado que sea, produce excedentes. La tendencia climática para la primavera indica probables lluvias normales a levemente superiores a lo normal. No se espera una mejora sensible en la condición de saturación de las cuencas y con excedentes siempre significativos", destaca.

Mientras en Buenos Aires y La Pampa hay excesos hídricos, el ORA muestra un contraste con otras regiones que necesitan lluvias. "Las reservas hídricas en el centro (en Córdoba hay amplias regiones con bajas reservas hídricas) y norte del país siguen siendo escasas, con probabilidad de continuar así en las próximas dos semanas", señala el informe.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas