Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Compass, la nueva versión del SUV de Jeep que llega desde Brasil

Tres versiones para este modelo de Jeep que se fabrica en Brasil. Tracción 4x2 y 4x4,con sistemas y configuraciones especiales para el uso off road. Por Ariel Basile

Martes 12 de septiembre de 2017 • 11:10
0
Jeep Compass
Jeep Compass.

Jeep lanzó en el país el nuevo Compass, el SUV mediano (vehículo utilitario deportivo, por sus siglas en inglés) que trae cambios tanto estéticos como de equipamiento y motorización, además de novedades de tono industrial, ya que por primera vez el modelo llegará importado desde Brasil. Este dato no es menor. Las generaciones anteriores arribaban a la Argentina desde Estados Unidos, pero a partir de ahora los Compass que circularán en suelo nacional serán los producidos en Pernambuco, la planta más moderna del grupo Fiat Chrysler Automobile (FCA).

Esta terminal se inauguró en 2015, luego de que Fiat adquiriera Chrysler y sus marcas. Esto permitió que Jeep fabricara por primera vez en la región: el modelo inaugural fue el Renegade, que salió de las líneas de producción de esta planta instalada sobre un viejo campo de cañas de azúcar del nordeste brasileño, una zona de escasa tradición industrial, que innovó con una apuesta por recursos humanos locales de baja especialización y proveniente de sectores informales de la economía.

Este desafío requirió de obras públicas complementarias (caminos, puertos, etcétera), capacitación, un fuerte trabajo en aspectos culturales y una inversión de US$ 2.300 millones. Como dato de color, fue el ex presidente Lula quien en 2010 puso la piedra fundamental del complejo. No es casual: Lula nació en Pernambuco, y quería potenciar una región que entre 2007 y 2013 recibió 714 nuevos proyectos industriales.

Off Road

El Compass fue la figura central de Jeep durante el Salón del Automóvil de Buenos Aires que se llevó a cabo en junio pasado. Allí tuvo su debut ante el público local.

En el ámbito regional se había develado meses antes, en noviembre, durante el Salón de San Pablo. En el mercado local se ofrecen tres modelos (Sport, Longitude, Limited) con un mismo motor: el naftero, 2,4 litros de 183 CV, mecánica también utilizada en Renegade. La transmisión puede variar entre manual, de seis marchas, o automática, de nueve. Hay opciones de tracción 4x2 y 4x4. Sobre este último punto, una de las fortaleza que Jeep inscribe como virtud de marca desde sus orígenes es la capacidad off road de sus vehículos. Y, en esta línea, ofrece en el Compass el sistema Jeep Selec-Terrain con hasta cuatro modos de uso (Auto, Nieve, Arena y Lodo), con tracción en las cuatro ruedas. El SUV mediano también incorpora una desconexión del eje trasero y la unidad de toma de fuerza, a fines de mejorar la eficiencia de combustible de las versiones 4x4.

Además, favorece a la dinámica de manejo la suspensión independiente, un sistema de columnas delanteras y traseras de amortiguación de frecuencia selectiva y una dirección asistida electrónicamente. La rigidez es otro punto a favor, ya que la estructura superior de la carrocería y el chasis están diseñados como una sola unidad.

En cuanto a la estética, mantiene rasgos centrales del ADN de Jeep, como la parrilla con las siete barras, aunque sus líneas son menos rústicas y filosas que las emblemáticas de la marca. En el Compass están suavizadas con redondeces, en un estilo que toma prestado del SUV más grande de la firma, el Grand Cherokee. Una búsqueda de un público también urbano, que no vivirá travesías en el barro ni sorteando dunas de arena.

Tecnología

En el interior, el Compass tiene butacas que pueden configurarse electrónicamente tanto para el conductor (ocho posiciones) como para los pasajeros (cuatro posiciones). Frente al conductor, en el cuadro de instrumento, buena parte de la información del vehículo se concentra en una pantalla configurable de siete pulgadas, en la versión Limited, y de 3,5 pulgadas, en los modelos Sport y Longitude. Allí se pueden observar datos clásicos de una computadora a bordo y de otros sistemas, como por ejemplo audio, navegación, telefonía y recursos de seguridad. El sistema multimedia es el Uconnect, presente en otros Jeep, con pantalla táctil, sistema Apple Carplay/Android Auto para espejar aplicaciones de los smartphones, cámara de estacionamiento trasera y conexiones bluetooth y USB.

El paquete de seguridad de serie incluye, entre otros ítems, control electrónico de estabilidad (ESC), sistema antivuelco (ERM), sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), control de velocidad crucero, asistente de arranque en pendiente (HSA), frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS, puntos de fijación latch-ready en las butacas infantiles, transmisor de dirección en los retrovisores externos, faros antiniebla con función cornering (asciende del lado que se inclina en maniobras o en bajas velocidades) y dirección de torque dinámico (DST). Se destaca el monitoreo de cambio de carril (LDW) y el sistema de estacionamiento automático.

Tierra de pick ups


Novedades en Ford Ranger, Volkswagen Amarok y Chevrolet S-10. La Rural, el escenario preferido. Además, se develó en Sudáfrica la Mercedes-Benz Clase X que se fabricará en Córdoba.
Volkswagen Amarok
Volkswagen Amarok.

Si algo está quedando claro en el sector automotor en estos años es que Argentina se ha afianzado en torno a las pick ups por doble vía. Por un lado, como un polo productivo con especialización en ese segmento, con recepción de nuevos proyectos industriales para los próximos años. Por otro, el crecimiento de las ventas de estas camionetas llevaron en 2016 a un hecho inédito en la historia: que una pick up fuera el vehículo más vendido del país, con la Toyota Hilux liderando el ranking de patentamientos por encima de autos económicos y masivos.

Por eso, no sorprendió que las marcas anunciaran novedades para actualizar sus modelos. Muchas de las primicias fueron reflejadas en la exposición agrícola y ganadera de La Rural de julio, donde las pick ups desfilaron en procesión, quizás como un modo de agradecimiento a un sector que con su crecimiento fue vital para el despegue.

Volkswagen Amarok
Volkswagen Amarok.

1. En el predio de Palermo, Volkswagen puso a prueba, en una pista off road con obstáculos de todo tipo, a su vedette, la Amarok V6. De reciente lanzamiento, se convirtió en la pick up mediana más potente del mercado con motor 3.0 turbodiésel de 224 CV.

Ford Ranger
Ford Ranger.

2. La Ford Ranger fue el sponsor oficial de la muestra, y adelantó las novedades de la gama 2018: incremento de potencia en el motor 2.2 a 150 CV, gracias a un turbocompresor de geometría variable y a la aparición del sistema de conectividad Sync 3, compatible con sistemas operativos de Android y Apple.

Chevrolet S10
Chevrolet S10.

3. Chevrolet, fuera de La Rural, ya lanzó su nueva S-10. Se destaca el sistema CPA, que ayuda a reducir los ruidos y las vibraciones de la camioneta, con niveles similares a los de los automóviles diésel de lujo. Y agrega OnStar, el sistema de conectividad total de la marca.

Mercedes Benz Clase X
Mercedes Benz Clase X.

4. En el plano internacional, se conoció en Sudáfrica la Clase X de Mercedes-Benz, primera pick up de la marca premium alemana. ¿Por qué es importante en estas pampas? Porque a partir del año próximo comenzará a fabricarse en Córdoba, tras una inversión conjunta con Nissan y Renault de US$ 700 millones para producir pick ups en la terminal del rombo en Santa Isabel (también se montarán allí la Nissan NP300 Frontier y la Renault Alaskan).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas