Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los presidentes y sus vices, una convivencia traumática en América latina

Las relaciones en la cima de los gobiernos latinoamericanos han estado plagadas de desencuentros en los últimos años

Martes 12 de septiembre de 2017 • 15:00
0
Tabaré Vazquez y Raul Sendic en octubre del 2014
Tabaré Vazquez y Raul Sendic en octubre del 2014. Foto: Archivo

Difícil es la convivencia de los presidentes y sus vices en América latina. Más que trabajar en tándem, son muchos los casos en que se miran de reojo, con desconfianza absoluta, preparando a escondidas la siguiente movida.

Más que socios, parecen dos boxeadores enfrentados en la pelea del año, con miradas e intereses diferentes. Otras veces, son las sospechas de corrupción y los problemas con la justicia las que dividen para siempre alianzas de por sí frágiles e inestables.

El caso de Raúl Sendic, el renunciante vicepresidente uruguayo, es el último eslabón de estos largos desencuentros en lo alto del poder. También en Brasil, Paraguay y, más recientemente en Ecuador, la dupla ejecutiva se terminó divorciando en los peores términos, ecos de la crisis vivida en la Argentina entre Cristina Kirchner y Julio Cobos .

Cristina Kirchner y Julio Cobos en el 2009
Cristina Kirchner y Julio Cobos en el 2009. Foto: Archivo / Aníbal Greco

Uruguay

Tabaré Vázquez y Raúl Sendic, la fórmula ganadora del Frente Amplio en las elecciones presidenciales de 2014 en Uruguay, se acaba de desarmar con la renuncia de Sendic, de quien ya se sospechaban desmanejos en su paso por la gestión de la petrolera estatal ANCAP. Una comisión parlamentaria terminó por desnudar numerosas irregularidades y el propio Frente Amplio sentenció, a través del Tribunal de Conducta Política, que había incurrido en falta de ética y un "proceder inaceptable en la utilización de fondos públicos".

Ecuador

Rafael Correa, durante su reelección; el vicepresidente electo, Jorge Glass y el vicepresidente saliente Lenin Moreno en febrero del 2013
Rafael Correa, durante su reelección; el vicepresidente electo, Jorge Glass y el vicepresidente saliente Lenin Moreno en febrero del 2013. Foto: Archivo

A principios de agosto el presidente Lenín Moreno dejó sin funciones a su vicepresidente, Jorge Glas, quien venía ocupando ese cargo desde la gestión de Rafael Correa . Glas estaba sospechado de corrupción en un caso de sobornos con la constructora brasileña Odebrecht. A eso se sumó su cuestionamiento público a las cifras que Moreno, que asumió este año, hizo sobre la situación "crítica" de la economía heredada de Correa, con un fuerte endeudamiento y un descontrolado gasto público.

Brasil

Michel Temer y Dilma Rousseff en 2015
Michel Temer y Dilma Rousseff en 2015. Foto: Archivo

Se trata sin duda el caso más dramático de las rispideces en la cima del poder latinoamericano. Dilma Rousseff y Michel Temer se llevaron de mal en peor durante la gestión de la primera presidenta de la historia de Brasil, que terminó abruptamente tras un juicio político de mediados de 2016, promovido incluso desde el PMDB de Temer. Dilma acusó abiertamente a Temer de ser "uno de los jefes de la conspiración" que buscaba su caída. Temer asumió la presidencia y promovió cambios en la economía para sacar al país de la recesión, pero también quedó en la mira de la justicia, como buena parte de la dirigencia brasileña.

Paraguay

Fernando Lugo y Federico Franco en el 2008
Fernando Lugo y Federico Franco en el 2008. Foto: Archivo

"No estuve de acuerdo con el presidente Lugo en muchas de sus decisiones de gobierno porque fue electo, igual que él, el 20 de abril de 2008 para administrar al país, pero él me ha ignorado". Lo dijo Federico Franco al asumir la presidencia de Paraguay en junio de 2012. Un día antes, mediante un polémico juicio político express, Fernando Lugo había sido destituido por mal desempeño de sus funciones. El primer roce había sido tras la toma del poder, cuando Franco acusó a Lugo de defender posturas "fuera de la legalidad" por su apoyo a los campesinos del movimiento sin tierra.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas