Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kate Hudson desató la polémica por un comentario sobre su cesárea

Le preguntaron cuál había sido su mayor acto de vagancia y su respuesta enojó a sus seguidores

Martes 12 de septiembre de 2017 • 14:01
0
Kate Hudson y una polémica por un comentario sobre su cesárea
Kate Hudson y una polémica por un comentario sobre su cesárea.

La actriz Kate Hudson se está enfrentando a duras críticas a raíz de una entrevista concedida a la revista Cosmopolitan.

Hudson, que protagoniza la tapa de la edición de octubre, tuvo que rellenar un cuestionario como parte del reportaje. Entre las preguntas, se incluían temas como "la última foto que saqué con mi teléfono", "rituales para pasar tiempo conmigo misma" o "mi mayor fuente de ansiedad".

Las respuestas de Hudson pasaban desapercibidas en su mayoría, hasta que le preguntan por su "mayor acto de vagancia" y ella contesta: "una cesárea".

Hudson tiene dos hijos: Ryder, de 13 años, y Bingham, de 6. Ryder nació por cesárea, mientras que Bingham nació por parto natural.

El comentario de la actriz despertó la ira de otras madres que se han sometido a cesáreas y que expresaron su descontento en las redes sociales y en los comentarios de su publicación de Instagram con la imagen de la tapa.

"Desde hace mucho tiempo soy fan tuya, pero me pareció increíblemente decepcionante tu comentario acerca de tu cesárea. Qué inapropiado e insensible", decía uno de los múltiples mensajes.

"Quizá si a las madres por cesárea no nos hicieran sentir inferiores al resto de las madres por no dar a luz de forma natural, nos podríamos reír de esto como una broma mala y ya está", añadía otro. "Pero aquí estamos, con la comunidad del 'parto natural' que nos humilla; por eso comentarios como este nos duelen a quienes no pudimos elegir", continúa.

No obstante, también hubo comentarios positivos, que destacaban que se refería a su decisión personal de someterse a una cesárea y otros opinaron que podía ser una broma.

Al describir el nacimiento de Ryder en una entrevista previa, afirmó: "Me lo iban a provocar [el parto] porque el bebé era demasiado grande. Las caderas no se me abrían y tampoco estaba dilatando. Pero estaba de parto. Las contracciones tenían entre dos y cinco minutos de separación y no sentía nada".

Y añadió: "El doctor me dijo que podía irme a casa, pero me había costado mucho llegar al hospital, con todo el acoso de los fotógrafos. Era medianoche y yo estaba en plan: 'No me voy a casa. No quiero volver a pasar por esto. Que me hagan una cesárea'. Así que me anestesiaron".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas