Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A partir de mañana les comenzarán a poner faltas a los alumnos que toman el Nacional Buenos Aires y el Pellegrini

Los chicos protestan contra la reforma educativa, pese a que a ellos no los afecta porque dependen de la UBA

Martes 12 de septiembre de 2017 • 16:49
0
Pese a que no los afecta, los estudiantes del CNBA toman el colegio contra la reforma
Pese a que no los afecta, los estudiantes del CNBA toman el colegio contra la reforma. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Más de ciento cincuenta jóvenes están reunidos en asamblea en el Colegio Carlos Pellegrini para conocer la información más actualizada sobre su "lucha por la educación pública".

Hay almohadas y frazadas; muchos estudiantes pasan la noche en el colegio desde que comenzó la toma. El clima es de respeto y quien quiere tomar la palabra levanta la mano y espera su turno. Un estudiante dice: "Compañeros perdón que estaba durmiendo, me quedé haciendo seguridad hasta tarde; quiero decir que Rodríguez - el rector del colegio- dijo que a partir de mañana nos van a poner falta y eso es una extorsión, no lo podemos permitir". Aplausos.

El ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires informó que son 12 los colegios tomados en el día de hoy. Sin embargo, son 14 las instituciones en esta situación si se suman los colegios que dependen de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Los estudiantes rechazan la reforma educativa propuesta por el ministerio de Educación porteño. A medida que se suman más días sin clases en las aulas, la postura de ambas partes se afianza. Ni los estudiantes, ni el ministerio, ni las autoridades de la UBA, parecen dispuestos a ceder ante este conflicto.

Pancartas contra la reforma en el Nacional Buenos Aires
Pancartas contra la reforma en el Nacional Buenos Aires. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Al Colegio Carlos Pellegrini y al Nacional de Buenos Aires no les afecta institucionalmente la reforma educativa pero se sumaron al reclamo por solidaridad con los otros colegios de la Ciudad. Oscar García, Secretario de Educación Media de la UBA, explica que "la Universidad es autónoma, no dependemos en lo académico de las directivas del ministerio de Educación de la Nación y menos de la Ciudad". Confirmó que a partir de mañana se registrarán las inasistencias a quienes continúen con la medida. Argumenta que como nadie va a instalar una reforma curricular en sus colegios, la actitud de los chicos es por pura solidaridad y que "por solidaridad no se pierde el año".

En el Pellegrini las tomas son habituales
En el Pellegrini las tomas son habituales. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

En todas las instituciones que recorrió La Nación, había asambleas y votaciones para ratificar las tomas. Los discursos son encendidos. Se habla de una educación pública de calidad y en contra de la precariedad laboral que consideran parte de la reforma educativa. Están comprometidos con la causa e inclusive se apoyan cuando saben que otro colegio está con alguna dificultad. Entre reunión y reunión, la música invade los espacios y los estudiantes pasan a ser jóvenes distendidos que disfrutan de la mutua compañía.

Los chicos quieren opinar sobre su plan de estudios
Los chicos quieren opinar sobre su plan de estudios. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Como ya informó La Nación, el Ministerio de Educación porteño, a través de la resolución 3560, estableció que los colegios tomados recuperarán los días perdidos en el mes de diciembre. Para el segundo trimestre, que ratificó que cerró el viernes pasado, se considerarán todas las notas que tenían los docentes hasta antes de comenzar el conflicto.

cerrar

En la Escuela Superior N°1 en Lenguas Vivas, "Roque Sáenz Peña", la asamblea casi concluyó. "Están contando los votos en las urnas; está saliendo a favor de seguir hasta el viernes", dice Xio Ibarrola, de 17 años, y encargada de prensa y difusión del Centro de estudiantes. Desde el lunes de la semana pasada está en la escuela desde las siete de la mañana hasta las diez de la noche. "Mis papás no me dejan dormir acá" aclara para justificar las horas que vuelve a su casa por la noche.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas