Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Osvaldo Piro: los 80 años de un referente del tango

El bandoneonista y compositor es homenajeado con varios conciertos

Miércoles 13 de septiembre de 2017 • 07:55
SEGUIR
LA NACION
0
Osvaldo Piro
Osvaldo Piro. Foto: Gza. Ministerio de Cultura

Poco después del comienzo del nuevo siglo Osvaldo Piro se radicó en La Falda, esa localidad cordobesa del Valle de Punilla donde hace varias décadas atrás fue premiado en su famoso festival tanguero como una de las grandes revelaciones juveniles. Era 1965 y Piro, que ya había acumulado experiencia en formaciones tangueras como la de Alfredo Gobbi, se largaba con un proyecto propio. Un loco por el tango en la década de la música beat y el incipiente rock nacional. Y siempre siguió abrazado al tango.

Si hoy se le pregunta qué fue lo mejor que hizo, aquello que lo hace sentir más orgulloso, no elegirá un momento de su carrera, una composición o un arreglo: "Elijo la felicidad de poder hacer lo que quise siempre y de vivir de esta profesión. Porque mucha otra gente quedó frustrada, en el camino", asegura.

Esa felicidad incluye los homenajes, porque desde que se cayó en la cuenta de que en enero pasado cumplió 80, comenzaron las actividades especiales. En agosto se le rindió tributo en el Festival y Mundial Tango Buenos Aires , con un concierto que fue la apertura del encuentro. Este mes con otros dos, el del viernes pasado, en la Usina del Arte y el de mañana en el CCK, como director invitado de la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto, organismo del que fue titular durante seis años en la década del noventa y al que es invitado anualmente para dirigir algunas funciones.

Córdoba es su lugar en el mundo; allí compone y vive tranquilo. De Buenos Aires, este bandoneonista nacido y crecido en el barrio porteño de Paternal, sólo extraña la intensa actividad cultural. Pero nada más.

Osvaldo Piro
Osvaldo Piro. Foto: Gza. Ministerio de Cultura

Piro es de esa generación que se abrió paso en el tango cuando este lenguaje musical ya no era tan popular. "La década del 40 dio una cantidad de creadores maravillosos. Además de la producción de todas las orquestas. En ese tiempo, el mundo estaba en guerra y a nosotros nadie nos daba pelota. Por eso pudimos ser nosotros mismos. Después, en la posguerra, los centros de poder se ocuparon de América latina. El único que no se dejó invadir fue Brasil. Nuestro país es totalmente desarraigado y si dejás el manejo cultural en manos privadas no les va a importar las raíces sino las modas. Y pasa que una persona que hoy tiene 60 años se crió con el rock".

Hasta bien entrada la década del noventa Piro fue uno de esos valientes que siguieron haciendo tango sin que apareciera una renovación -si no era de música, al menos de gente-. "Al tiempo de asumir la dirección de la orquesta Filiberto hicimos un llamado a concurso para cubrir un puesto de bandoneonista y lo tuvimos que declarar desierto. Quince años después, cuando dirigí la Orquesta Provincial de Música Ciudadana de Córdoba, grabamos un disco. El solo de mi tema "Eclipse", ese que hoy en la Filiberto toca Rafael Gintoli, lo interpretó María Belén Almada, que era el primer violín de la orquesta. Tenés que escuchar cómo tocó esa mocosa que tenía 19 años y hoy es una mujer. La polenta de los chicos es increíble. Son esponjas. Hay que aprovechar esos años para el trasvasamiento cultural".

En el concierto que dirigirá mañana, Piro tendrá en las filas de la orquesta a músicos que conoce de cuando él era el director titular de la Filiberto y a muchos otros de las más nuevas camadas.

El concierto tendrá a los cantantes Patricia Barone y Alberto Bianco como invitados, y un programa que incluirá piezas de Carlos Gardel, Aníbal Troilo, Astor Piazzolla y del propio Piro.

En concierto. Osvaldo Piro dirige la Orquesta Nacional de Música Argentina. Hoy, a las 20. Sala Argentina del CCK, Sarmiento 151.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas