Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De la tarjeta corporativa a la SUBE: qué pasa cuando se pierden los beneficios de la empresa

Involucramiento - Firmas all inclusive: Desde el transporte hasta las consultas legales, las empresas suman cada vez más servicios y soluciones para retener a sus empleados

Miércoles 13 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Carlos G. fue gerente de alto nivel en una multinacional por años. El día que lo desvincularon pasó de la ansiada tarjeta black a la SUBE . Se pudo adaptar a dejar el empleo, pero le costó horrores ocuparse de sus trámites, su auto, su obra social y enfrentar la "vida real".

Foto: LA NACION

Más allá del salario, la empresa tiene cada vez más involucramiento en la vida del colaborador, no sólo generando espacios físicos e instalaciones como comedores o guarderías para hacerle la vida más sencilla, sino también facilitándole al empleado los más variados servicios y prestaciones.

A las ya conocidas clases de inglés o traslados hasta la planta, en los últimos tiempos se agregaron iniciativas como masajes, talleres para relacionarse mejor con los hijos adolescentes, un contador que se ocupe de la liquidación de los impuestos o un abogado que asesore a los colaboradores sobre el régimen de visitas tras la separación.

Los psicólogos Silvio Gutman y Betina Lubochiner -autores del libro Peleamos o negociamos-, por ejemplo, fueron contratados por OSDE para que ayuden a los empleados de esa firma a llevarse mejor con sus hijos adolescentes, tarea que otrora se resolvía -o no- con una terapia familiar o una charla casera. También, bajo el título "No nacimos siendo padres", conversan con los progenitores primerizos y, en "Maravillosamente adultos", charlan con los colaboradores que se acercan a los 50 años y abordan juntos esa parte de la vida.

Los ejecutivos de Professia, una empresa que asesora legal, impositiva y contablemente a unos 12.500 empleados de diversas empresas, fueron contratados por Galicia, Grupo Sancor y Grupo HZ, entre otras, para que, tomando el modelo de las EAPS americanas (Employees Assistance Programms, en inglés), canalicen las dudas del personal, que muchas veces no tiene un contador o un abogado de confianza, comenta Nicolás Grinenco, socio de Professia.

En materia de consultas legales, el 60% se refiere a lo inmobiliario (las actualizaciones de los alquileres, los contratos, etc.) y las cuestiones sucesorias y de herencias. En lo impositivo, consultan a los profesionales sobre cómo tributar el impuesto a las ganancias (qué se les retiene, qué se puede deducir) o sobre Bienes Personales.

La prestación, que por supuesto paga cada empresa, se da no sólo vía mail o teléfono, sino también a través de una suerte de página "a medida" que se crea dentro de la intranet de la empresa contratante. "Con el blanqueo del año pasado nos volvieron locos. Preguntaban hasta dónde llegaba el régimen o si convenía aprovechar la posibilidad de estar exento de Bienes Personales", reseña Grinenco. También son consultados por temas de divorcio, adopciones o separación de bienes. "El ciudadano medio no siempre tiene a quién recurrir y acá es gratis. Incluso preguntan para sus familiares", agrega.

En otra línea de beneficios, Sinteplast cuenta con dos departamentos en Santa Teresita y San Bernardo, que son utilizados por los empleados durante la época veraniega o los fines de semana largos, con hospedaje y servicios gratuitos. Entre otras originalidades, la planta cuenta con un servicio de lavadero de autos a un costo promocional y un pequeño taller en donde se realizan control y carga de neumáticos.

Trasladarse al trabajo es no sólo una pérdida de tiempo, sino también un costo que cada vez influye más en el salario. Por eso las empresas hacen un esfuerzo cada vez mayor por resolver el tema. "En muchos casos invierten en combis para trasladar al empleado; en otros se hacen cargo de las cocheras, y muchas veces consiguen descuentos en estacionamientos por la zona. Si no, organizan servicios de carpooling, una forma eficiente de reducir costos de transporte para el empleado", sostiene Brian Klahr, desarrollador de CuponstarHR, una plataforma de beneficios corporativos que creó Bundacom, la firma que ya brindaba este tipo de servicios, pero con cuponeras.

La plataforma une las empresas con los proveedores de beneficios, entre los que se incluyen desde gastronomía hasta indumentaria y entretenimiento. En la plataforma -que ya es utilizada por más de 200 empresas, desde pymes hasta grandes compañías como Telefónica, Carrefour, Axion Energy y Farmacity- se pueden encontrar sesiones gratis para ir al psicólogo, clases de baile o niñeras para que cuiden a los chicos en el trabajo.

Los beneficios que ofrece una empresa cobran tal importancia que una empresa como Unilever desarrolló en sus oficinas de Munro lo que denominó "jornada de cocreación de beneficios". Convocó a estudiantes de distintas universidades a pensar con los empleados de la compañía los nuevos beneficios que son esenciales para los millennials.

La intención de todas estas iniciativas es generarle "un contexto mejor y más saludable" al empleado. "Facilitarle las cosas a la persona, para que sea más creativa, productiva y generosa en sus contribuciones a la empresa", dice el ex Coca-Cola y hoy titular de Humanize Consulting, Alejandro Melamed.

"Esta manera de vivir, con muchas cosas solucionadas, adquiere tal peso en la vida del trabajador que, muchas veces, lo que más reclaman en el proceso de desvinculación es que no se interrumpan los beneficios porque les da un marco de referencia difícil de abandonar", dice.

En caso de tener que dejar el trabajo, Melamed señala que lo ideal es que la organización prepare un plan de transición "para no recibir un golpe detrás de otro".

Por más que el empleado esté rodeado de todas esas posibilidades, "tiene que tener la perspectiva y la distancia permanente para saber que no son eternos los aviones de primera clase ni la mejor computadora. Hay que tener perspectiva y humildad para saber que todo es alquilado por un tiempo, que es parte del paquete de compensación total", advierte el especialista.

Soluciones innovadoras

Te escucho

Hay empresas que incorporan un servicio de psicólogos que ayudan a sus empleados a mejorar la relación con los hijos adolescentes o que asesoran a padres primerizos.

¡Llamen a mi abogado!

Las consultas legales sobres sucesiones, herencias o divorcios también son muy bien recibidas en las empresas que ofrecen el servicio.

¿Cómo pago menos?

Otra solución que incorporan algunas compañías es el asesoramiento impositivo para los empleados por Ganancias o Bienes Personales

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas