Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Game of phones: las series de televisión se mudan a los celulares

Tecnología - Nuevos competidores: Facebook, Twitter y Apple se vuelcan al negocio de los contenidos audiovisuales y apuestanal desarrollo desus propios programas

Miércoles 13 de septiembre de 2017
0

El 27 de agosto salió al aire el capítulo final de la temporada de Game of Thrones de HBO, una de las series de producción más cara de la historia de la televisión, con un público de más de diez millones de estadounidenses. Al final, los televidentes pudieron pasar a uno de los shows más baratos de producir, Talk the Thrones (Hablar de los tronos), en el que hay comentaristas que hablan del show de HBO. Se dice que lo vieron cientos de miles de personas.

Talk the Thrones se ve en Twitter
Talk the Thrones se ve en Twitter.

Además de la diferencia obvia de valor en cuanto a entretenimiento (en una hay dragones; en la otra, gente que habla de ellos) hay otra distinción entre las series. Game of Thrones sólo está disponible en TV paga por suscripción, mientras que Talk the Thrones es gratis en , está producida por un sitio digital llamado The Ringer y es patrocinada por Verizon, un gigante de las telecomunicaciones. Si bien la serie de HBO es más popular, Talk the Thrones puede ser una mejor muestra de la futura evolución de la TV.

Se está produciendo una nueva generación de shows televisivos para celulares, tablets y otras pantallas conectadas a Internet. Netflix y Amazon lo vienen haciendo desde hace algún tiempo. Pero otras compañías de tecnología ahora se están sumando, invirtiendo en nuevas series y probando distintos formatos.

Este mes, presentó a un pequeño número de sus usuarios shows de TV bajo una nueva pestaña llamada "Watch", que pronto debe estar disponible más ampliamente. La plataforma de redes sociales está ofreciendo deportes en vivo por streaming, incluyendo el béisbol de las grandes ligas y fútbol mexicano. En mayo Twitter anunció acuerdos para transmitir por streaming más deportes en vivo y otros contenidos, incluyendo informes las 24 horas de Bloomberg; un show matutino con BuzzFeed; una firma de noticias digital, y un show de entretenimiento diario llamado #WhatsHappening from Propagate, una compañía productora en Los Ángeles.

Muchas de las nuevas series son poco costosas: un episodio puede costar decenas de miles de dólares, comparado con una hora de acción de Game of Thrones, que cuesta US$ 20 millones. Pero hay shows más costosos para apps en camino.

Apple recientemente contrató un par de ejecutivos del estudio de televisión de Sony con planes de invertir hasta US$ 1000 millones en shows de TV. Facebook ha sugerido a posibles socios en Hollywood que gastará mucho en futuras series, desembolsando hasta US$ 100.000 el minuto. YouTube, de Google, que ha invertido fuertemente en shows con estrellas de las redes sociales, ahora está planeando hacer productos más masivos. Y Jeffrey Katzenber, ex ejecutivo de Disney y cofundador de DreamWorks Animation, está buscando US$ 2000 millones para un emprendimiento que produciría shows de la mayor calidad de sólo unos minutos de duración. Algo así como Netflix, pero para períodos de atención más breves.

El éxito de estos intentos es incierto. Por más tiempo que la gente se pase mirando su celular no usa sus teléfonos a menudo para ver videos. Los adultos estadounidenses consumen 47 minutos de video cada semana en un celular, según la consultora Nielsen; los de entre 18 y 24 años ven más, 83 minutos por semana. Una incursión inicial y costosa en TV para celulares, la app go90, de Verizon, no ha logrado imponerse desde su lanzamiento, hace dos años. Pero eso no ha disuadido a las compañías de tecnología. Firmas como Facebook, Snap y Twitter están ansiosas por lograr que los usuarios pasen aún más tiempo en sus plataformas. Los nuevos shows son potencialmente una buena manera de atraerlos.

Este auge de las inversiones forzará a una industria en rápido cambio a adaptarse aún más aceleradamente, dice Ben Silverman, ex copresidente de NBC Entertainment, que ahora conduce Propagate. La TV a la antigua se ve cada día más vulnerable. La cantidad de tiempo que los estadounidenses de entre 18 y 24 años pasan viendo TV paga se ha reducido a casi la mitad en esta década. Muchos espectadores se pasan a Netflix, que también está invirtiendo mucho en su negocio. Hace unas semanas atrajo a Shonda Rhimes, una famosa productora de TV, de ABC, una cadena convencional. Pero otras firmas de tecnología huelen amplias oportunidades para sus propias apps. La competencia en el negocio de TV ya es intensa, pero una lucha aún más feroz está por llegar al celular.

Mucho más que el iPhone

1000 millones

Son los millones de dólares que destinará Apple a la producción de contenidos para la televisión, en el marco de un proyecto más amplio de la compañía que incluye la contratación de ejecutivos de Sony.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas