Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Furor por una subasta de productos retenidos en la Aduana que venían de Chile

Hay celulares, PC y artículos para el hogar; el remate es en Mendoza y ya recaudó más de $ 1,1 millones

Miércoles 13 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El evento cuenta con interesados que viajaron desde otras partes del país
El evento cuenta con interesados que viajaron desde otras partes del país. Foto: LA NACION / Marcelo Aguilar

MENDOZA.- Las diferencias están a la vista. Mientras el mundo se sorprendía ayer con el lanzamiento de una nueva joya de Apple, el iPhone X, desde el flamante Steve Jobs Theater en Cupertino, California, en la provincia de Mendoza se puso en marcha una inédita megasubasta de la Aduana y el Banco Ciudad, que generó una gran convocatoria.

Bajo un importante operativo de seguridad, el remate busca transformarse en una vía posible para alcanzar algunos de los productos de la marca de la manzana mordida. Hay tiempo hasta mañana. Eso sí, los interesados saben que deberán conformarse con muy poco, ya que la mayoría de los productos puestos en remate ha sido incautada hace años en la frontera, por el efecto "Chile shopping".

Así las cosas, en este lado del planeta y de la Cordillera se puede observar en una gran sala de la histórica Bodega Centenario cómo se van levantando las "paletas identificatorias" frente a los martilleros públicos y cómo van saliendo algunos teléfonos inteligentes, aunque entre ellos sobresalen los ya obsoletos iPhone 1, a menos de $ 1000. Es más, sólo se pudo detectar entre los 800 lotes del megarremate cuatro iPhone 5S, un iPhone 6S, un iPhone 6S Plus, un iPhone 7 Silver y un iPhone 7 Plus, con bases de lote en unos $ 15.000.

También es posible conseguir MP3, iPod, cámaras fotográficas, videograbadoras, videocaseteras, entro otros productos pasados de moda, ya que se trata de mercadería decomisada hace casi una década. Otros vieron con mejores ojos algunos celulares Samsung, computadoras iMac y MacBook, así como televisores, instrumentos musicales y equipos de kitesurf.

Desde la Aduana confirmaron a LA NACION que en la primera jornada se superaron las expectativas: se levantaron las bases 123% y se logró subastar el 89% de 265 lotes, en su mayoría de San Rafael, San Juan y Córdoba, con una cifra inicial de recaudación de $ 1.117.577, la cual promete engrosarse hoy y mañana, ya que estará al alcance de los interesados la mayor parte de lo decomisado en Mendoza, con el objetivo de superar los $ 9 millones obtenidos en el evento que se realizó en Córdoba a mediados de junio. Asimismo, los productos que no logren salir en esta oportunidad quedarán para una nueva subasta nacional que se efectuará en Salta.

Desde última hora del lunes comenzaron a agolparse interesados en participar del megaevento, que incluye también artículos para el hogar. Una larga cola de personas se formó ayer en las puertas bodega, en la comuna de Guaymallén, a la espera de que se abrieran las puertas de la gran sala de ventas, que sólo albergará a 500 personas por jornada. Por eso hubo muchos comprovincianos que se quedaron con las ganas de ingresar y que intentarán regresar luego. Es más, hubo algunos altercados con personas que quisieron "colarse". Tienen tiempo hasta mañana, desde las 9 hasta las 21. Durante los días previos más de 2300 personas se acercaron a los galpones aduaneros para conocer lo que se comercializa.

"Vinimos con muchas expectativas, chequeando un poco los productos por Internet, aunque veremos acá qué es lo que podemos llevarnos, a ver si nos sorprendemos con los lotes", expresó Ana María, vecina de Las Heras, que llegó con la salida del sol junto a un grupo de familiares y vecinos. "Me interesan los televisores y alguna máquina de fotos o también algún celular; ojalá tengamos suerte", indicó Mario, oriundo de Santa Fe, quien aprovechó un viaje familiar a la tierra cuyana para presentarse en la subasta.

"La verdad que es todo muy raro en este país. Algunos se pueden beneficiar ahora comprando barato, pero otros han perdido su dinero cuando adquirieron la mercadería del otro lado de la Cordillera y tuvieron que dejarla para que ahora se haga negocio", se quejó un vecino de Maipú, quien de todas maneras espera sacar provecho del evento comercial.

Quienes no pudieron acudir personalmente tuvieron la posibilidad de realizar ofertas bajo sobre hasta un día antes del evento. En esta instancia se presentaron más de 200 ofertas en sobre cerrado, explicó Carlos Leiza, gerente de Ventas y Subastas del Banco Ciudad, que aclaró que al concretar la compra sólo se debe abonar el 10% de seña y el 10% de la comisión del martillero público, mientras que luego, dentro de los 7 días hábiles, se tiene que completar el pago, que se puede realizar hasta en 50 cuotas.

La mercadería a rematar fue confiscada por el organismo nacional en la frontera chilena con Mendoza y San Juan tras registrarla en contrabando, a raíz del fuerte incremento de compras de argentinos en Chile, que crece con el correr de los años. Según las disposiciones oficiales, quien se excede en la compra en el exterior con una franquicia de 150 dólares debe hacerse cargo del pago de un impuesto, por lo que muchos desisten y se ven obligados a dejar los productos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas