Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hallaron $ 800.000 en una comisaría

Desplazaron al responsable de la seccional por una presunta defraudación

Miércoles 13 de septiembre de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
0

LA PLATA.- El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo , intervino ayer la comisaría 1° de esta ciudad y desafectó a siete policías acusados de integrar una banda de uniformados dedicada a estafar al Estado a través del pago de horas adicionales que en realidad no se cumplían. Los hombres de la Auditoría General de Asuntos Internos, tras allanar la dependencia policial el 1º del actual, encontraron 800.000 pesos en el interior de la caja fuerte del comisario.

El jefe de la dependencia, comisario Pablo Fernando Orgóñez, aseguró que ese dinero estaba destinado al pago de las horas de Policía Adicional (Polad) de los uniformados que prestan servicio en la comisaría. Sin embargo, los investigadores, que comanda el auditor general, Guillermo Berra, descubrieron que muchas de las planillas llevaban firmas adulteradas que no coincidían con la rúbrica de los supuestos efectivos.

Por eso, Berra citó a declarar a los 25 uniformados a los que supuestamente se les "debía" pagar con el dinero encontrado en la caja fuerte. De éstos, sólo 15 concurrieron a prestar declaración interna y apenas dos pudieron justificar y cobrar lo "adeudado". Los restantes 10 agentes fueron sumariados y serán sancionados por no cumplir la orden de presentarse.

"Está muy claro que había un ilícito en todo esto. Uno de estos 25 policías hacía como ocho años que no cobraba las horas Polad. Ese dinero era de manejos irregulares de la dependencia", dijo a LA NACION un estrecho colaborador de Ritondo.

La comisaría 1° de esta ciudad está bajo la lupa de Asuntos Internos desde marzo del año pasado, cuando se descubrió que un policía acusado de haber participado en el robo a la familia del intendente de La Plata, Julio Garro, tenía en su poder planillas de horas Polad. Se trata del subteniente Patricio Masana, que prestaba servicio en esa dependencia.

El uniformado tenía un sueldo mensual de 18.000 pesos por su trabajo en la policía. Sin embargo, alquilaba una casa a pocos metros de la propiedad de Garro, en el barrio privado Grand Bell, con una renta mensual de 40.000 pesos y expensas de unos 8000 pesos. Se movilizaba en una costosa camioneta Mercedes-Benz.

"Después de esta investigación y con los cuatro policías expulsados de la fuerza seguimos monitoreando lo que pasaba. Y el fin de semana otra vez recibimos un anónimo que nos advertía que las actuales autoridades de la comisaría 1° seguirían operando como sus antecesores", dijo Berra.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas