Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco momentos del show de Nile Rodgers y Chic en el Gran Rex

El legendario músico, compositor y productor neoyorkino se presentó junto a su banda insignia en un show lleno de funk y música disco

Miércoles 13 de septiembre de 2017 • 03:38
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Nile Rodgers y Chic llenaron de funk y música disco el Gran Rex
Nile Rodgers y Chic llenaron de funk y música disco el Gran Rex. Foto: Elías Méndez

Y, un martes a la noche cualquiera, el Gran Rex se convirtió en una filial alfombrada y con butacas del recordado Club 54. Fue Nile Rodgers, acompañado por su icónica banda Chic, el encargado de poner las condiciones para su show: nadie debía quedarse sentado, porque durante casi dos horas ese teatro se convertiría en una gran pista de baile.

Aquí, cinco grandes momentos de una noche en la que la alegría le ganó, con creces,a la nostalgia.

1. El paseo por los orígenes

El recital arrancó a las 21.20, pocos minutos después de que Tony 70 -la banda soporte elegida para esta primera presentación- abandonara el escenario. Con los músicos de punta en blanco y Rodgers y sus dos voces femeninas -la poderosa Kimberly Davis y la magnética Folami- vestidos de azul, el Gran Rex saltó de sus asientos para saludar al maestro. "Quiero que todos se pongan de pie y bailen. Este es un show de música disco", dijo él con mucha seriedad. Nadie se atrevió a desobedecer.

El inicio estuvo marcado por los dos cortes que tuvo el disco debut de la banda (Chic, de 1977), "Everybody dance" y "Dance, dance, dance". Le siguió "I want your love", de su segunda placa (C'est chic, de 1978), que le dio rienda suelta a la ya legendaria guitarra funky de Rodgers. El sonido filoso, preciso pero también distendido fue directo a los pies del auditorio: la fiesta ya había comenzado.

@teatrogranrex #buenosaires #everybodydance #greatestcrowd #chic @nilerodgers

A post shared by Nile Rodgers (@nilerodgers) on

2. El momento de las chicas

Más allá de mantener vivo el legado de Chic tras la muerte de su otro miembro fundador, Bernard Edwards, Rodgers también se propuso mirar en retrospectiva hacia su trabajo por fuera de la banda. Y entonces llegó el momento de recurrir a los hits que, en plena fiebre disco, compuso para otras artistas.

Davis y Folami tuvieron su chance de desplegar todo su talento con cuatro canciones que no necesitaban demasiada introducción: "I'm coming out" y "Upside down", popularizadas por Diana Ross, y "He's the greatest dancer" y "We are family", clásicos que metieron a las chicas de Sister Sledge dentro de la historia de la música disco. "Si no saben inglés o no saben la letra, canten igual. Ni siquiera mi madre se sabía las letras de mis canciones, no se hagan problema", pidió Rodgers, esta vez, con mucha simpatía. Nadie pudo resistirse.

3. Olfato de productor

Nile Rodgers y Chic llenaron de funk y música disco el Gran Rex
Nile Rodgers y Chic llenaron de funk y música disco el Gran Rex. Foto: Elías Méndez

No por nada Rodgers se convirtió en el productor con el que todos querían trabajar en los 80. El señor saber perfectamente cómo construir un hit -aún cuando no se trata de algo matemático, sino más bien algo puramente perceptivo-, pero también tiene un olfato que no falla nunca. Todo eso parece haberlo desarrollado como cerebro y corazón detrás de Chic, una banda que suena apasionada y divertida, pero jamás desprolija.

Además de Rodgers, Davis y Folami, la agrupación está hoy conformada por el bajista Jerry Barnes, el baterista Ralph Rolle, los tecladistas Russell Graham y Richard Hilton, el saxofonista Bill Holloman y el trompetista Curt Ramm. Nueve personas en escena que no necesitan de pantallas gigantes ni de un desfile de luces de colores para lograr su cometido. Como prueba estuvo la enorme versión de "Notorious" que sonó en el Gran Rex. Nadie extrañó, ni por un momento, la impronta british de Duran Duran: esa canción,descubrimos ahora, siempre perteneció a Rodgers y los suyos, y fue puro funk de principio a fin.

4. El golpe de suerte

Rodgers dijo más de una vez que se sorprende de seguir vivo. Un poco por la cantidad de colegas y amigos que vio "irse", uno a uno, en el último tiempo (Prince, Michael Jackson, David Bowie, George Michael); otro poco porque tiene grandes motivos para sentirse un sobreviviente.

"Hace siete años se me diagnosticó un cáncer. Me fui a mi casa y me puse a pensar en la vida y en lo que la vida significa para mí. Y decidí que iba a escribir más música que nunca, que quería hacer más colaboraciones con otros artistas de lo que había hecho hasta ese momento. Y entonces recibí el llamado de dos chicos franceses que se hacen llamar Daft Punk. Me invitaron a reunirme con ellos y con Pharrell Williams para escribir esta canción que se llama 'Get lucky'. Me siento el hombre más afortunado esta noche porque estoy acá, en Buenos Aires, acompañado por ustedes y mi maravillosa banda. Y hoy estoy curado al cien por ciento del cáncer", contó sobre el final del show. La ovación no se hizo esperar, mientras el hit que Daft Punk incluyó en su disco Random Memories Access (2013) comenzaba a sonar en el escenario.

5. El final

Nile Rodgers y Chic llenaron de funk y música disco el Gran Rex
Nile Rodgers y Chic llenaron de funk y música disco el Gran Rex. Foto: Elías Méndez

Dos acordes bastaron para reconocerla. "Let's dance", la canción que Rodgers escribió para David Bowie sonó a homenaje sin golpe bajo, en un recital que transitaba sus últimos minutos y seguía manteniendo a la audiencia de pie.

Luego, llegó el regreso al punto de partida con los dos grandes éxitos que Chic aportó a la era disco "Le Freak" sonó tan fresca y divertida como lo hacía a fines de los 70, y se ganó por mérito propio el "olé-olé-olé" con el que el público local suele homenajear a sus invitados. Y luego, la explosión llegó con "Good times" fusionada con la irresistible "Rapper's Delight", también obra de Rodgers. Para entonces el escenario estaba lleno de fans bailando entre los músicos. "Buenos Aires, esto es una fiesta", anunciaba el hombre que ayudó a fabricar gran parte del sonido de los 70 y los 80. Y, una vez más, tenía razón.

Nile Rodgers se presenta nuevamente este noche, a las 21, en el Teatro Gran Rex.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas