Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Roya amarilla: así avanza la enfermedad en el trigo en el sudeste cordobés

Miércoles 13 de septiembre de 2017 • 14:00
0

Un informe del asesor Juan Pablo Ioele para LA NACION describe el fuerte desarrollo esta semana de las esporas de royas y mancha amarilla en el sudeste cordobés.

"La presente campaña triguera transcurrió con condiciones de alta humedad que predispusieron el ambiente para que se desarrollen las enfermedades. Con un gran porcentaje de los trigos en encañazón en la zona, las esporas de royas y mancha amarilla colonizaron la región".

"Los cultivos venían mostrando síntomas en sus hojas inferiores, pero en ésta última semana la enfermedad logró un fuerte desarrollo en la mayoría de los lotes".

Fuerte presencia de la enfermedad
Fuerte presencia de la enfermedad. Foto: Juan Pablo Ioele

"La recomendación es no dejar avanzar ésta enfermedad, ya que si se la deja avanzar produce daños severos sobre el área foliar, traduciéndose luego en reducción de espigas y cantidad y calidad de los granos, pudiendo ocasionar pérdidas en lotes no tratados de hasta la mitad del rendimiento sobre testigos tratados".

"Este dato no es menor a la hora de tomar la decisión de controlar, ya que se logran muy buenos controles cuando las aplicaciones se logran hacer con buenos volúmenes de agua y se puede llegar bien abajo del cultivo".

En la última edición del suplemento campo, los fitopatólogos Marcelo Carmona y Francisco Sautua contaron la situación de la roya amarilla a nivel global y cómo actuar.

La expansión se registró fuerte esta semana
La expansión se registró fuerte esta semana.

En tanto, en un informe, Basf señaló que "la humedad que presenta esta campaña genera una mayor presión de enfermedades en los estadíos iniciales del cultivo". En esta línea, señala que se ha detectado la aparición de roya amarilla y roya anaranjada que en algunos casos registran incidencias del 100 por ciento.

"El perfil sanitario de la variedad, el estado fenológico, la identificación del patógeno y la correcta elección de un fungicida son factores básicos en la toma de decisiones", indicó la empresa.

"Hoy la roya amarilla representa una de las mayores amenazas para el trigo. El ataque inicial se presenta en manchones de pocos centímetros de diámetro, visibles por su color amarillento que avanza rápidamente hacia la totalidad del lote. Uno de los primeros focos suele darse sobre las cabeceras del lote en donde generalmente hay más densidad de plantas. También se presenta en situaciones de cierre de entresurco en donde el ambiente es más húmedo y el ataque puede iniciarse desde el centro del lote hacia la periferia", agregó el reporte.

Según la compañía, la detección temprana es clave. "Por eso es fundamental que los productores estén atentos a su evolución para poder combatirla a tiempo", indicó la firma. "En las últimas campañas, las respuestas promedio a la aplicación de fungicidas que llevó adelante el equipo técnico de Basf fue de 813 kg/ha. En aquellas franjas donde hubo una alta presión de enfermedades las respuestas superaron los 1000 kg/ha y la misma comienza a impactar en algunos parámetros de calidad, como peso hectolítrico y proteína", explicó la firma.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas