Supervielle obtuvo US$ 340 millones en su segunda colocación de acciones en Nueva York

Patricio Supervielle dijo en una entrevista que la operación fue "extraordinariamente exitosa"; destinarán el capital a ampliar la cartera de préstamos

Miércoles 13 de septiembre de 201715:52

NUEVA YORK.- Como hace poco más de un año, Patricio Supervielle estaba feliz: volvía de regreso a la Argentina anoche con US$ 340 millones bajo el brazo que le dejó la última colocación de acciones del banco Supervielle, que prevé destinar, todo, a préstamos para aprovechar el "extraordinario crecimiento" que ve en el crédito en la Argentina.

"La colocación fue extraordinariamente exitosa. Estamos muy gratamente sorprendidos por el continuo apoyo de los inversores anteriores y, a la vez, el de nuevos inversores", dijo Supervielle en una entrevista con LA NACION en el patio del hotel Lotte New York Palace, en el centro de Manhattan. "Fue notable el crecimiento del interés", remató, al comparar con la salida a bolsa del banco, el año anterior.

Para Supervielle fue una colocación récord, mayor a la de mayo de 2016, cuando el banco salió a bolsa en Nueva York y Buenos Aires. Ahora, como en ese momento, Patricio Supervielle desborda optimismo.

"El sistema financiero está en un punto de inflexión de dejar de ser un sistema transaccional y pasar a ser un sistema de crédito. Yo creo que tenemos un fantástico crecimiento para los próximos diez años, de crecimiento real del sistema financiero apoyando la economía", pronosticó.

El banco apuesta, sobre todo, a las pequeñas y medianas empresas, "el sector más dinámico de la economía", pero también a la expansión de los préstamos personales y las hipotecas. Todo el dinero que quedará de la colocación, que superó los US$ 340 millones, será destinado a préstamos. Este año, Supervielle dice que prevén crecer entre un 45 a 55 por ciento, sin ajustar por la inflación.

"Hay una aceleración del crédito muy interesante, por encima de lo que habíamos previsto", apunta. "Empuja hipotecas, pero empieza a haber también una mayor demanda fuerte en préstamos personales. La gente está empezando a tener más confianza. En hipotecas, el público está empezando a tomar confianza de que la inflación baja. Es muy interesante. La gente es sensata, si la gente ve que no llega a fin de mes no te toma préstamos", continúa.

Supervielle repite un análisis conocido en la Argentina: es una economía emergente de envergadura, la tercera de América latina, pero la penetración del crédito es baja. Eso, dice, está empezando a cambiar y el país ofrece "una de las mejores oportunidades del planeta" para una industria que ahora empieza "a despegar porque se empieza a generar el crédito".

Ver comentarios
Ir a la nota original