Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Preacher: curas, vampiros y criminales

Jueves 14 de septiembre de 2017
0
Dominic Cooper
Dominic Cooper.

Preacher / Creadores: Seth Rogen, Evan Goldberg, Sam Catlin / Elenco: Dominic Cooper, Joseph Gilgun, Ruth Negga, Lucy Griffiths, Ian Coletti / Disponible en Amazon Prime Video / Nuestra opinión: muy buena

Preacher es lo que podríamos llamar una serie de fan. Eufórica, divertida, fragmentaria, y todo un desafío para quienes tienen poca paciencia. Con dos temporadas en su haber, la historia inspirada en el cómic de Garth Ennis se construye en los márgenes del camino del héroe, presentando de a poco a sus personajes y tejiendo con un pulso febril pero intermitente cada una de las peripecias de Jesse Custer (Dominic Cooper), un cura que ha vuelto a Texas a ponerse del lado de los buenos. Preacher nace de la fascinación de sus creadores, Seth Rogen (actor y guionista emblema de la Nueva Comedia Americana), Evan Goldberg (escritor de comedias como Superbad o This is End) y Sam Catlin (productor y guionista de Breaking Bad), quienes en colaboración con el equipo de la AMC que dio a luz el fenómeno The Walking Dead delinearon un universo heredero del pulp americano (renacido tras la gesta de Tarantino), modelado en la estética gore del cómic contemporáneo, pero habitado por el espíritu de aquellos viejos westerns del mundo clásico.

Jesse Custer ha regresado a Annville, en el corazón del Oeste, por una vieja promesa a su padre. Mandato de Dios, destino del Diablo, su camino se verá poblado de inusuales empresas y oscuros obstáculos. Dotado de un poder sorpresivo y sobrenatural, lidiará con malvados locales, con perseguidores furtivos y con una búsqueda de salvación que hace de su camino un verdadero ascenso a la cruz. Lo acompaña Tulip (Ruth Negga, en un sorprendente cambio del registro de su actuación en la excelente Loving, de Jeff Nichols), una ex novia dispuesta a saldar cuentas con oscuros pasados, y Cassidy (Joseph Gilgun), un vampiro irlandés de 119 años que toma el vino de misa, duerme durante el día, pero resulta el compañero ideal para las extrañas misiones que ese pueblo fantasma les tiene preparadas.

El Jesse de Dominic Cooper es como los viejos antihéroes de Anthony Mann, como los desclasados de Clint Eastwood, esos hombres con marcas, caídos de la historia, intentando subirse a los mitos de los desheredados. Rogen y compañía cambian de escenario, de época, de aventuras, siempre como subidos a una montaña rusa llena de pecados inconfesables y de brutales vendettas. Con grandes actuaciones y una puesta en escena de ambición iconoclasta, Preacher nace del entusiasmo caprichoso de los fanáticos y por ello nunca engaña: anuncia su barroquismo narrativo desde la primera escena, como una fuerza invisible que llega desde el más allá para poner todo patas para arriba.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas