Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pyeongchang 2018. Los Juegos de los Misiles: el COI busca blindaje en la ONU

La entidad deportiva quiere una tregua en la tensa frontera entre las dos Corea

Jueves 14 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El centro de esquí de Pyeonchang, sede en 2018
El centro de esquí de Pyeonchang, sede en 2018. Foto: AP

LIMA, Perú.- Acabarán siendo conocidos como "los Juegos de los Misiles". La crisis que agita a la península coreana, a partir de la tensión que generan los ensayos nucleares de Corea del Norte y las amenazas de represalias por parte de Estados Unidos, sacude la realización de los próximos Juegos de Invierno, que tendrán lugar en Pyeongchang, Corea del Sur, a 100 kilómetros de la conflictiva frontera. El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, sostuvo que "no hay plan B", durante la ceremonia formal de apertura de esta sesión, en el Gran Teatro Nacional de Lima, delante del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski. "Hablar de diferentes escenarios para los Juegos de Invierno sería enviar un mensaje incorrecto. Sería un mensaje contrario a nuestra propia convicción sobre la paz y la diplomacia", afirmó.

La estrategia del COI es promover una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que durante la próxima asamblea general del organismo basado en Nueva York se declare una tregua olímpica para el período en que se desarrollarán los Juegos, entre el 9 y el 25 de febrero de 2018. Los vínculos entre el COI y la ONU son más que potentes: el ex secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon aceptó ser el titular de la Comisión de Ética del COI. Nacido en Corea del Sur, el funcionario tiene un interés en la crisis tan obvio como sus contactos en la ONU y su poder de convencimiento. "En este mundo frágil, la relevancia y la necesidad de los valores olímpicos son más grandes que nunca", subrayó Bach.

Si una eventual tregua olímpica es respetada por Corea del Norte y los Juegos de Pyeongchang transcurren sin riesgos de un conflicto armado en las proximidades, es improbable de todas formas que eso alcance para dar vuelta una tendencia de desinterés por parte de potenciales espectadores. Según el comité organizador, a fines de agosto se había vendido menos de un cuarto de las entradas disponibles para las competencias, la cifra más baja de la historia reciente de los Juegos de Invierno.

"Los Juegos deben estar más allá de todas las tensiones políticas", insistió Bach, que volvió a abrir la puerta a los atletas norcoreanos aun si no consiguen las marcas necesarias para clasificarse. Como no existe un sistema de wild-cards (invitaciones), se podría aplicar cierta flexibilidad similar a la empleada en Río de Janeiro, cuando se creó un equipo olímpico de refugiados, de manera de conquistar relativa simpatía del régimen de Kim-Jong-un. "Creo en la solución diplomática", repite el titular del COI en torno a Pyeongchang.

Otro problema pendiente es la participación de atletas rusos. "Esperamos que todos los comités nacionales, incluidos los de Rusia y Corea del Norte, participen", dijo Bach. "Nunca pensé en unos Juegos sin Rusia o sin algunos otros países", añadió.

La gran novedad de Pyeongchang será la puesta en marcha de un sistema independiente de controles antidoping. La Autoridad de Tests Independientes (ITA) tendrá su primera experiencia en 2018 y el COI espera que a largo plazo ocupe el rol de las federaciones deportivas en la realización de los análisis. La médica Valérie Fourneyron, ex ministra de deportes de Francia, comandará la nueva organización.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas