Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empezó El maestro con el primer encuentro entre Prat y su protegida

El unitario protagonizado por Julio Chávez muestra a su exigente pero desilusionado maestro de ballet comenzando un nuevo camino junto a su brillante alumna (Carla Quevedo), en oposición a su fría y calculadora exmujer y partenaire, interpretada por Inés Estevez

Jueves 14 de septiembre de 2017 • 08:28
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

El nuevo unitario de El Trece, El maestro, se inicia con el primer encuentro entre el ex bailarín y maestro de ballet Prat ( Julio Chávez ) y su futura alumna y protegida, Luisa Galarza ( Carla Quevedo, de El secreto de sus ojos y Show Me a Hero). Esta primera unión entre ambos es también la de dos mundos: las altas esferas del ballet por las que se movió el maestro durante toda su vida y la realidad de un barrio humilde del conurbano como el que habita esta prometedora y joven bailarina.

El ciclo plantea una inmersión en el mundo de la danza clásica que se aprecia ya desde el comienzo del primer capítulo con Prat dando clases a un grupo de alumnos en la escuela que regenta junto a su socio y amigo ( Juan Leyrado ). El protagonista, se revela, fue una estrella internacional: ahora, retirado y hastiado y retirado del circuito oficial, es extremadamente exigente con sus bailarines, a quienes pide una y otra vez concentración. "La parte más importante de un bailarín siempre es la cabeza", les advierte.

Finaliza la clase y sale corriendo del estudio rumbo al aeropuerto. Teme llegar tarde pero su asistente (Eugenia Guerty) le recuerda que los vuelos siempre se retrasan. Prat no va a viajar sino que en el aeropuerto le espera una ingrata sorpresa. Pedro, el único hijo que tuvo junto a la también ex bailarina Paulina Bravo ( Inés Estévez ), y al que no ve desde hace años, llega de España de visita con su nieto Camilo, pero es detenido por tenencia de drogas.

Julio Chávez Inés Estevez
Julio Chávez Inés Estevez. Foto: Archivo / Prensa El Trece

En ese momento, Leyrado llega al aeropuerto y le da a Prat otra mala noticia: Celia Quintans, mentora del maestro, ha fallecido. Es velada en un importante teatro que dirige Paulina, a quien se ve cínica y refinada, y a quien parece no afectarle que detuvieran a su propio hijo, con quien no tiene relación alguna. Prat, cuyo vínculo con su ex también es de absoluto conflicto, logra que le entreguen a su nieto y debe hacerse cargo de él. En el entierro de Celia, se encuentran Prat, Paulina y Luisa, alumna de la difunta maestra, que llega al lugar en moto con su novio (Abel Ayala). Luisa reconoce a Prat, le declara su admiración y le pide de hablar con él, pero el maestro no tiene tiempo para ella. Tras desistir, recibe lo que será la primera lección de Prat: "Qué rápido te rendís", la interpela él.

Paulina, que hacía años que no veía a Prat, llega a su lujosa casa y besa a su compañera sentimental y alumna ( Luz Cipriota ). Lejos del lujo, caminan por un barrio humilde Luisa y su mamá (María Socas), y la bailarina le comunica su decisión de aplicar a una beca para poder vivir de la danza. Su plan es que Prat la entrene: bailará hasta que le "sangren los pies" para lograrlo.

Carla Quevedo y Julio Chávez en El maestro
Carla Quevedo y Julio Chávez en El maestro. Foto: Archivo / Prensa El Trece

El maestro, mientras tanto, está quebrado emocionalmente. Vio a su hijo en la cárcel y habla con su nieto. De regreso a su casa-estudio, suena el timbre. "No me rindo tan fácil como usted dijo", asegura Luisa bajo la lluvia cuando él le abre la puerta y le pide que sea su tutor. Le cuenta que fue Celia quien le dijo que se dirigiera a él, pero Prat la echa. Pocos minutos después escucha en su contestador un mensaje reciente de su propia maestra fallecida: "Tengo una alumna, una chica muy humilde pero con mucho talento, y algo en ella me hizo pensar en vos, me gustaría que la veas", dice, y le deja la dirección.

Allí se dirige Prat al día siguiente, y la encuentra en un club dentro de una galería, donde suena una cumbia al entrar. Al fondo de este laberinto, esta música es reemplazada por otra: Luisa baila sobre un ring de boxeo con Chaikovski de fondo. El maestro se conmueve al verla, aprecia su talento y le da otra lección: nunca debe cambiar la mirada del punto fijo, que en este caso es la bolsa de boxeo, de la que se apartó al reparar en él. Prat le comunica lo que fue a decirle: aunque no le gustan las becas, la va a ayudar. "Confíe en mí", le asegura ella emocionada.


El maestro se emite los miércoles por El trece, a las 22.45, y, desde hoy, On Demand de Flow de Cablevisión y en el canal 1 del servicio HD la temporada completa.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas