Cristina Kirchner dijo que si es "un obstáculo para ganar en 2019" no será candidata

La ex presidenta concedió una extensa entrevista, en el marco de la campaña electoral para octubre

Jueves 14 de septiembre de 201715:24

La ex presidenta y candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana (UC), Cristina Kirchner, brindó una entrevista en la que habló sobre los casos de corrupción de funcionarios de su gobierno, además de otros temas de la agenda política, como las críticas por el memorándum de entendimiento con Irán, la muerte de Alberto Nisman, la derrota en las elecciones de 2015 y el caso de Santiago Maldonado.

En un pasaje del diálogo, Cristina estuvo al borde de las lágrimas. Fue cuando se le consultó por el caso del ex secretario de Obras Públicas, José López, captado por cámaras de seguridad lanzando bolsos con millones de pesos y dólares a un convento.

"Me pareció una escena grotesca y brutal. Tuve un gran enojo. Mucho, mucho, mucho. Después me vino mucha tristeza. Fue brutal y terrible. Hasta el día de hoy quisiera saber cuándo y quién le entregó ese dinero. Me cuesta creer que frente a fajos de dinero termosellados y que se pueden rastrear, no se sepa quién le dio ese dinero", dijo.

"Es muy difícil estar en la vida de los funcionarios", añadió. E insistió: "Es imposible saber lo que hace cada funcionario. No podía creer lo que veía. No creo que De Vido supiera. Fue terrible, pensé en esos pibes que ven esto. Creo que lo odié en ese momento como pocas cosas he odiado en mi vida".

"No quiero defender a ningún funcionario que haya hecho algún delito. Pero decir que un gobierno es corrupto no es justo. El saldo de 12 años y medio, con todo lo que se hizo en materia de actividad económica, ciencia y tecnología [...] el hecho de que el saldo sea este, es que se quiere invalidar un gobierno, más que una lucha contra la corrupción", dijo.

Las declaraciones de Cristina se produjeron durante un diálogo con el periodista Luis Novaresio para Infobae. Es una de las pocas entrevistas que brinda la ex mandataria, reacia a contestar preguntas tanto durante sus mandatos como después de la derrota del kirchnerismo en 2015.

"Tenemos que ser realistas", sostuvo la ex mandataria. "Cuando me tocó ser presidente me tocaron momentos muy difíciles. Cuando te ponen una palabra fuera de contexto. Cualquier frase o palabra impacta en el país. Tenés que ser más cuidadoso. Hubo periodismo de guerra en varios sectores y aún los hay", dijo.

Nisman

Una de las primeras preguntas que contestó fue sobre el caso de Alberto Nisman, el fiscal que investigaba el caso AMIA y apareció muerto en su casa en enero de 2015, antes de defender ante el Congreso una denuncia en contra de Cristina Kirchner. Se le preguntó cuál es su hipótesis sobre el caso: "Siempre mencioné la posibilidad de que la muerte no fuera voluntaria. Hay cuatro o cinco hechos. Se conoce el arma, se conoce quién se la dio, se sabe que fue la última persona que lo vio, además tenía una cuenta en el exterior con el fiscal. Esta persona era un furibundo opositor a mi Gobierno. Todo esto tiene que ser tenido en cuenta. Hubo una utilización de todo esto para generar sospecha sobre el Gobierno y sobre mi persona".

Y siguió: "Todos saben que es un inmenso disparate que mi gobierno montó la escena en la casa de Nisman. Hicieron venir al fiscal desde Europa en vacaciones para una denuncia sin pie ni cabeza".

Memorándum

Acerca del memorándum de entendimiento con Irán dijo: "Era el único instrumento para lograr que declararan los acusados y empezar a destrabar el tema para conocer la verdad. Fue lo que debimos hacer para lograr memoria, verdad y justicia. En la Corte no sabemos qué se investigó sobre la embajada. Esta causa se había convertido en un tablero de ajedrez político nacional e internacional. Lo dije en la causa como testigo en el 2003. El gobierno de Néstor y el mío, fuimos los que mencionamos en la ONU a Irán", dijo.

En el mismo sentido siguió: "Es un acuerdo entre dos países en base a las facultades de las autoridades de los dos países. Es un acto no judiciable, ni de guerra. Entiendo que quieran forzar las cosas. Pero realmente, ¿traición a la patria? Eso forma parte de persecución judicial. Me parece un disparate. Creo que el único antes de mí en ser acusado de eso fue Juan Domingo Perón".

Maldonado

También planteó un paralelo entre su reacción ante la muerte de Nisman y la del gobierno de Mauricio Macri tras la desaparición de Santiago Maldonado : "Cuando sucedió lo del fiscal Nisman, hablé por cadena nacional para el país. Es inconcebible que el presidente no hable ante una situación que conmueve al país. Puse a disposición de la Justicia todas las fuerzas del Estado. Creo que el actual presidente debería hacer lo mismo con el caso de Maldonado".

Consultada sobre la desaparición, durante un gobierno kirchnerista, del testigo Julio López , contestó: "¿Cómo que no nos comprometimos en la búsqueda de Julio López?. Su hijo estuvo en La Plata cuando hicimos el acto de Unidad Ciudadana. Reconoce públicamente que Néstor lo recibió en reiteradísimas oportunidades. Néstor habló al país del tema de Julio López. Han pasado 43 días y no hemos escuchado una sola mención del Presidente sobre un chico que desapareció. En el caso de Mariano Ferreyra , donde ni siquiera estaba involucrado el Estado, Néstor consiguió el testigo que denuncio lo que había pasado".

"Acá no hay Estado de Derecho"

La ex mandataria también cuestionó al Gobierno y comparó la situación del país con la de Venezuela , en crisis bajo el mandato de quien fue su aliado, Nicolás Maduro: "Creo que la democracia está en emergencia en toda América latina. En Venezuela hay presos políticos: sí. En la Argentina también, con Milagro Sala. Hay una mesa judicial que integra el Presidente con el Jefe de Gabinete, el Ministro de Justicia y otro abogado del Gobierno".

En el mismo sentido se refirió a los movimientos en el Consejo de la Magistratura: "Se secuestró el juramento de un senador opositor para llegar a una mayoría ficticia. Maduro echó a la Procuradora General y acá quieren hacer lo mismo. Posiblemente esté muy cuestionado el Estado de Derecho en Venezuela. No puede ser que lo que allá nos parece una persecución política, acá no lo sea. Acá no hay estado de derecho, en Venezuela tampoco", dijo.

Y siguió: "Tenemos hace 42 días un desaparecido y nadie dice nada, ni se hace cargo. No tenemos una justicia imparcial, ni confiable. Yo creo eso", sostuvo.

"Hicieron todo a la inversa"

La ex presidenta cuestionó al gobierno de Macri en términos económicos: "No solucionó ningún problema sino que los agravó".

"Dijeron que iban a cambiar todo lo malo y dejar lo bueno, hicieron todo a la inversa. En el conurbano nos costó bajar la desocupación durante todo un período de gobierno, en el 2008, a 9,2, la primera de un dígito. En un año y medio volvimos a dos dígitos, estamos en 11,9", dijo. "El déficit fiscal, tanto el primario como el financiero son superiores, la inflación es superior".

De Vido

Cuando se le preguntó a Cristina si volvería a nombrar a Julio De Vido al frente del Ministerio de Planificación [ocupó esa cartera durante 12 años y se encuentra investigado en distintas causas por el desvío de fondos para obras públicas], Cristina contestó: "Si digo que sí, mañana tenemos un titular, si digo que no, lo condeno. No condeno a nadie, esto de condenar a priori a la gente [...] no puede ser sometido un juicio hasta que no sea condenado. Me parece que es una hipótesis que no tiene sentido".

La derrota de 2015

La ex mandataria también analizó los resultados de las elecciones de 2015 en los cuales el candidato que se presentaba por su espacio para sucederla, Daniel Scioli, perdió contra Mauricio Macri en instancia de ballotage.

"Se perdió por muy poco en 2015", recordó. "Tengamos en cuenta dos cosas. Veníamos de un proceso político en el que teníamos tres períodos, con el desgaste que implica. Y un ataque mediático formidable sobre nuestra propuesta. Si hubieran dicho, vamos a aumentar las tarifas, ¿vos creés que los hubieran votado? Negaron que iba a haber devaluación, tarifazo, nadie iba a pagar Ganancias, que nadie iba a ser echado, por eso ganaron las elecciones".

Su patrimonio

Cristina Kirchner también respondió sobre su enriquecimiento durante su participación en el sector público. "Una semana antes de que Néstor asumiera, LA NACION publicó una nota sobre nuestra fortuna. Habíamos hecho una buena fortuna. Antes de asumir como intendente teníamos más de 23 propiedades. Con nuestro estudio nos dedicamos a comprar propiedades, plazos fijos. La evolución fue juzgada judicialmente, evaluada por los peritos de la corte. Fuimos sobreseídos y se está investigando sobre los mismos bienes", dijo.

"A mí nadie me descubrió una cuenta en los Panamá Papers ", deslizó, en referencia a la investigación internacional que involucró a cientos de empresarios y políticos, entre ellos al presidente Mauricio Macri.

"Todo lo que está en juicio, por segunda vez, está en mi declaración jurada. No es que un día me descubrieron propiedades en [las islas] Seychelles. Hice escala ahí y en Luxemburgo, por reabastecimiento de combustible. ¿Te parece sensato creer que es un motivo para tener una cuenta en Seychelles? Todo fue analizado. Lo que se me cuestiona está en mis declaraciones juradas", añadió.

Y volvió a la carga con una crítica contra Macri: "Nunca blanqueé dinero, el hermano del Presidente blanqueó 35 millones de dólares, porque el Presidente modificó la ley para que los parientes de los funcionarios pidieran blanquear".

Por último deslizó: "Todo fue analizado. Me parece injusto que si se analizó, volvamos sobre lo mismo. No era que cuando llegamos al gobierno no teníamos patrimonio. Es fácilmente mirable, no son operaciones raras. Plazos fijos y locación de inmuebles. Estamos procesados porque hay una violación de la cosa juzgada".

Hotesur

Para referirse a la causa que investiga los hoteles de la familia Kirchner, usados supuestamente para lavar dinero del desvío de fondos destinados a obra pública, Cristina Kirchner se desligó y volvió a apuntar al gobierno de Mauricio Macri.

"Me parece terrible lo de que [Nicolás] Caputo, que es dueño de empresas eléctricas mientras se aumentan las tarifas. Me parece terrible lo del Correo. Que alguien me alquile un inmueble a precios del mercado, me parece un contrato de locación. El Presidente le alquila su casa al titular de la AFI. ¿Te parece bien eso? ¿Te parece normal lo que hace Aranguren, que es accionista de Shell, que hoy decide las importaciones de combustible?", sostuvo.

Libertad de expresión

La ex mandataria también opinó: "Se está restringiendo la libertad, la gente tiene miedo. Se considera que alguien que dice el Presidente tal cosa, tiene que ir preso. Me han insultado en todas las redes, me han dicho barbaridades. Todavía se sigue haciendo. ¿Escuchaste que yo alguna vez reprochara a alguien las cosas que me decía? También tengo hijos, nietos y sentimientos. Prefiero vivir en mi país. Un opositor me decía 'yegua puta'. No puedo ni mirarlo a Macri en este país, no me gusta".

Piquetes

Al ser consultada por los constantes cortes de calles que ocurren en especial en la Ciudad y en la Provincia, ella recordó el conflicto con el campo. "Yo me enojaba mucho con los piquetes, yo sufrí mucho con las patronales rurales. Hubo desabastecimiento en los supermercados", dijo.

Luego contestó: "No comparto el corte de calles. Un piquete común, te olvidás. Si en una represión la policía mata a una persona, te va a acompañar toda tu vida. En tres períodos de gobierno no tuvimos que lamentar una víctima por la represión. Lo vivo con mucho orgullo y mucha tranquilidad. No sería yo si tuviera que lamentar por reprimir un piquete", deslizó.

La grieta

También se le consultó por la división de la sociedad políticamente entre kirchneristas y anti-kirchneristas: "La famosa grieta no es un invento argentino del 2003. La grieta viene de antes. Yo recuerdo en la casa donde nací, terminar abruptamente una fiesta de fin de año porque hubo una pelea familiar por el peronismo. Tenemos 200 años de grieta. Creo que tenemos que superar esto, tenemos 200 años de frustraciones. Es porque hay dos modelos de país. Están los que piensan que la solución es la reforma laboral, la flexibización laboral. Y estamos los que creemos que esto no es bueno", dijo.

"Cuando tenés una sociedad así, es pasto para narcotráfico. Si tengo que ofrecerle a un pibe un laburo de 12 horas por 5 mangos, viene el otro con algo mejor. La precarización laboral es la mejor social del narcotráfico", sostuvo.

El traspaso de mando

Cristina habló sobre el día de la asunción de Mauricio Macri como presidente y pidió disculpas a quienes les molestó que no le haya entregado el bastón y la banda. "Yo sostengo que debí ponerle la banda en el Congreso, cuando el nuevo presidente envía un mensaje al país. Hablé con él y le dije 'voy y te pongo la banda y el bastón en el congreso'. Él me dijo que si y después me dijo que tenía que ir a la tarde a la casa de gobierno, yo no era mas la presidenta a la tarde", sostuvo.

"Si alguien se ofendió, si el presidente se ofendió, pido disculpas. No podemos seguir discutiendo las formas y no lo que está pasando. Está preparando un ajuste que va a ser fatal, para la gente y para ellos", agregó.

Qué le diría Dios

Sobre el final de la entrevista, Novaresio le hizo dos preguntas personales a la ex presidenta: si había mentido durante la charla y qué le diría Dios cuando se muera. Cristina aseguró que no mintió y le solicitó al periodista que realice la misma nota con Mauricio Macri. "Espero verte en un reportaje con Macri con el mismo nivel de preguntas, dudo que te dejen", lo chicaneó.

Con respecto a la pregunta religiosa, la ex presidenta dijo que cree en Dios y dudó mucho antes de responder. "Uy que pregunta. Yo creo en Dios, profundamente. Me diría 'tal vez no hiciste todo lo que debiste hacer, pudiste hacer mas'. Dios piensa que podríamos haber hecho más, pero estoy segura que me va a recibir porque me jugué muy fuerte por los mas vulnerables y los que menos tienen", concluyó.

Los temas de los que no habló

A pesar de que fueron 118 minutos de entrevista, algunos temas no fueron abordados por la ex presidenta.

Entre los tópicos que quedaron fuera se encontraron: las causas de su ex vice presidente, Amado Boudou ; sus cruces y frustrada alianza con Florencio Randazzo ; la tragedia de Once ; ni le respondió al jefe de la bancada peronista del Senado, Miguel Pichetto y tampoco nombró a su compañero de fórmula. Jorge Taiana .

La entrevista completa

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original