Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA IPCVA

La carne aumentó menos que la inflación

Según datos de la industria, en Buenos Aires en lo que va del 2017 y en el segundo semestre continuará la gran oferta, con un crecimiento del consumo de cortes alternativos. Los que bajaron y los que más se están buscando; diferencias de precios entre supermercados y carnicerías

Martes 19 de septiembre de 2017 • 00:01

Según el último informe del Indec, durante los primeros seis meses de 2017 la suba del Índice de Precios al Consumidor Nacional fue del 11,8 por ciento, y el de GBA fue del 12 por ciento. Mientras tanto, en ese mismo período la carne registró un alza promedio de sólo el 10,6%, de acuerdo a las mediciones del IPCVA (Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina). Estas mediciones, si bien abarcan también la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un 23% de los puntos de venta sondeados, se basan mayoritariamente en el GBA, donde se ubican el 77% (o sea, tres de cada cuatro) de las carnicerías y supermercados relevados, que llegan a 200 en total.

En junio, los precios de la carne vacuna tuvieron una variación positiva del +0,5% en los barrios de nivel socioeconómico alto; las subas fueron más atenuadas en el estrato medio, con +0,2%, y más reducidas aún en los barrios de nivel socioeconómico bajo, con un +0,1%. Los precios de la carne de novillos, que representa el 14,5% de la canasta, mostraron la mayor tendencia a la baja: el -2,6%. La carne de vacas también bajó (-2,0%), y la carne de novillitos, vaquillonas y terneras, que representa un 84% de la canasta, exhibió subas leves, del +0,4%, siempre con respecto al mes anterior.

Y atención, porque las variaciones según los puntos de venta también son importantes. El precio del lomo, por ejemplo, resulta unos $18 por kilogramo más alto en los supermercados que en las carnicerías, y otro tanto pasa con el peceto ($16 más en los supermercados), o la colita de cuadril ($30 más). En los casos de los cortes de mayor consumo, la diferencia de precios se revierte: son más económicos en los supermercados, como los cortes de la rueda utilizados en la preparación de milanesas (unos $0,60 menos), carne picada ($4) y el asado del domingo, que en el supermercado cuesta unos $8,50 por kilogramo menos que en las carnicerías. Y, aunque cueste creerlo, hubo cortes que incluso bajaron sus precios. Si sos amante de la buena carne argentina, es momento de aprovechar y elegir con inteligencia.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.