Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Así prueban un vehículo autónomo del futuro: con un piloto oculto en la butaca

Investigadores del Virginia Tech y Ford desarrollaron una prueba piloto con un conductor escondido en el asiento delantero para entender las experiencias de manejo autónomo y las reacciones de los peatones

Jueves 14 de septiembre de 2017 • 16:41
0
Para comprobar la reacción de los peatones, Virginia Tech y Ford desarrollaron un sistema que oculta al conductor detrás de la butaca
Para comprobar la reacción de los peatones, Virginia Tech y Ford desarrollaron un sistema que oculta al conductor detrás de la butaca.

Ante un cruce peatonal, un simple gesto o un contacto visual es vital para que un conductor y una persona de a pie puedan coordinar sus decisiones de paso. Con una presencia experimental en las calles de algunas ciudades, los vehículos autónomos también enfrentan este tipo de desafíos. ¿Cómo reaccionarán las personas ante un auto que no tiene un humano al mano?

Para entender este tipo de reacciones los investigadores del Virginia Tech Transportation Institute desarrollaron una prueba piloto junto a Ford que consistió en ocultar en la butaca a un conductor. El objetivo de esta curiosa iniciativa apuntaba a evaluar cuáles son los métodos más efectivos de contacto visual en este tipo de vehículos.

Así se ve el vehículo autónomo con el conductor oculto, un método que busca utilizar otros sistemas de contacto visual entre el auto y los peatones
Así se ve el vehículo autónomo con el conductor oculto, un método que busca utilizar otros sistemas de contacto visual entre el auto y los peatones.

"Necesitamos solucionar los retos que suponen no contar con un conductor humano, por lo que diseñar una forma de reemplazar las señales con la cabeza o las manos es fundamental para asegurarnos un funcionamiento seguro y eficiente de los vehículos autónomos en nuestras comunidades", dijo John Shutko, técnico especialista de Factores Humanos de la automotriz estadounidense.

Esta prueba se complementó con diversas cámaras con vistas de 360 grados para analizar cómo era el comportamiento de los peatones y la vía pública ante un vehículo que, en apariencia, parecía no tener un conductor al mando.

Así se veía el vehículo autónomo con el conductor escondido en la butaca

Durante las pruebas, los investigadores determinaron que las señales luminosas pueden ser el sistema de comunicación más fácil de comprender ante situaciones de detención, conducción autónoma y arranque.

El prototipo recorrió más de 3000 kilometros durante más de 150 horas de prueba realizadas durante agosto en el trazado urbano ubicado en el norte de Virginia, Estados Unidos. En esta etapa de prueba el vehículo fue identificado por la prensa local, que persiguió al prototipo por las calles de Virginia

"Este trabajo resulta valioso no sólo para los usuarios y fabricantes de vehículos, sino también para cualquiera que camine, pedalee o conduzca junto a un vehículo autónomo en el futuro", dijo Andy Schaudt, director de proyecto del Centro de Sistemas de Vehículos Autónomos del Instituto de Transporte Virginia Tech.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas