Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Crece el uso de videojuegos infantiles que simulan cirugías estéticas y piden su regulación

Una ONG pide que se regule la publicación de aplicaciones que transforman una operación estética sobre un cuerpo en un divertimento

Jueves 14 de septiembre de 2017 • 16:55
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Plastic Surgeon, una de las aplicaciones
Plastic Surgeon, una de las aplicaciones.

¿Hacerle una cirugía plástica a una sirena o a una princesa podría resultar divertido para una niña (o niño)? Tal vez sí. Las tiendas de aplicaciones tienen una oferta variada de juegos gratis o freemium que permiten operar narices, implantar labios y hasta colocar botox. Este tipo de contenidos móviles juntan millones de descargas a nivel global y generan preocupación.

La fundación Endangered bodies (Cuerpos en peligro) en el mundo, Butterfly Foundation (Fundación Mariposa) y Universidad La Trobe, en Australia, encabezan la campaña #SurgeryIsNotAGame o, en español, #CirugíaNoEsUnJuego. Trabajan hoy en la difusión de una petición dirigida a los CEOs de Apple (Tim Cook), Google (Sundar Pichai) y Amazon (Jeff Bezos), a través del sitio change.org.

¿Cuál es la petición? "No estamos pidiéndole a las 3 compañías que saquen las aplicaciones de sus tiendas, sino que desarrollen políticas que puedan regular su uso. Estamos enviando mails a las personas que trabajan en Google, Apple y Amazon porque queremos abrir el diálogo. No queremos generar enemigos, queremos trabajar a la par", dice Sharon Haywood, fundadora y directora de la ONG AnyBody Argentina, una de las 8 sedes de "Cuerpos en peligro" en el mundo.

Haywood es canadiense, vive hace 13 años en la Argentina y en 2011 fundó la organización. "Por lo menos, estos juegos existen desde 2014. Estas aplicaciones permiten hacer una liposucción o aplicar botox, por ejemplo. Hablan de sirenas, princesas o mujeres que quieren tener novios y necesitan ayuda. El mensaje es estereotipado. Muchas aplicaciones casi no tienen texto, son intuitivas, por lo que un niño de 3 años podría entenderlas. Son muy básicas y casi todos los mensajes son destinados a mujeres", explica.

En enero de este año, desde Apple se comunicaron con "Cuerpos en extinción" y eliminaron este tipo de software de su tienda. "Pasaron algunos días y volvieron a aparecer, inclusive se sumaron nuevas", afirma Haywood. ¿Qué pudo haber sucedido?

"Google no es muy restrictivo, pero Apple es muy cuidadoso con lo que se sube a la App Store. Hay personas detrás de las aprobaciones de las aplicaciones. Pero hay tantas aplicaciones que se aprueban por semana que a una persona se le podría escapar. Y hay maneras de engañar a quienes aprueban", cuenta a LA NACION un desarrollador que prefiere resguardar su nombre.

Continúa: "Supongamos que desarrollo una aplicación de Disney, la subo y no infringe ninguna norma de Apple. Imaginemos que Disney ve esa aplicación que no es oficial y le avisa al App Store que viola los derechos de autor. Entonces Apple hará varias verificaciones, pero no bajará tan fácilmente la aplicación (no se rompe fácilmente la relación con un desarrollador por este tipo de cosas). Como desarrollador, podes subir una nueva versión con cambios y Apple la verificará. Podés cambiarle la cara, es decir, modificarle un poquito el logo y la estética, y volverla a subir como un programa nuevo", afirma el desarrollador.

Además, relaciona el caso de las aplicaciones de cirugía estética con las demandas de Florencia Peña o "las Xipolitakis" a Google por su fotos en internet. "Google no tiene la culpa. En mi experiencia, hoy veo que cada tienda se ha transformado en una mini jungla fuera de control. Y por eso tardan en accionar. Deben tener miles de pedidos del estilo de #CirugiaNoEsUnJuego por día", expresa.

Dos ejemplos de las aplicaciones

Princess Plastic Surgery

Es una app freemium protagonizada por princesas que, por ejemplo, reciben el hechizo de una bruja y se les arruga la cara. Entonces hay que inyectarles botox o cortarlas con un bisturí, y la princesa llorará de dolor.

Mermaid's Plastic Surgery

Es una de las mejores calificadas, freemium, con 4 puntos en Google Play. El objetivo es operar a sirenas. Se puede elegir hacer una liposucción en las piernas, "rellenar" labios o cortar narices.

Los riesgos

Según una investigación publicada en el "Journal Of Youth and Adolescence" (Diario académico de juventud y adolescencia) del Centro de Investigación de la Apariencia de West of England University, los juegos online centrados en la apariencia tienen impacto en cómo las niñas y adolescentes se sienten. Con solo 10 minutos de uso de estas aplicaciones, por ejemplo, ya existe un efecto negativo en cómo perciben su propio cuerpo.

Para Marcela Czarny, directora de la ONG chicos.net, "primero hay que pensar en el contexto, ¿en qué sociedad se encuentran estas nenas que están jugando? En segundo lugar, hay un tema de género, ¿qué pasa con la niña/mujer a la que se le destinan esos juegos? Si la niña insiste en jugar con esas aplicaciones, recomiendo hacer un análisis crítico con ella. ¿Por qué estamos jugando a esto? La madre o padre pueden indagar y jugar con su hija. ¿Por qué no pensamos en querernos más como somos? Son preguntas que pueden surgir. Pensemos en diferencias, pensemos en los valores de cada familia".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas