Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

5 razones para empezar a usar aceites en la piel de todo el cuerpo

La rutina de belleza se llenó de coco, jazmín, argán y sus amigos; ¿son mejores que las cremas? ¿cuándo es mejor evitarlos?

Viernes 15 de septiembre de 2017 • 00:48
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La piel después del aceite no luce grasosa como muchos creen
La piel después del aceite no luce grasosa como muchos creen. Foto: Shutterstock

¿Cambiarías tu rutina de belleza para incorporar aceites? La idea es que después de leer estas razones, les des una oportunidad.

¿Qué producto es mejor para nutrir e hidratar la piel?

Existe un gran prejuicio sobre el uso de aceites y quizás más sobre su absorción. Pero lo cierto es que la nueva tendencia en materia de belleza es a usarlos con asiduidad. Incluso, reemplazando las tradicionales cremas.

Las grandes marcas internacionales siguen proponiéndolos como una opción que en algunos casos está cumpliendo casi un siglo, como el Óleo de Jazmín de Chanel, que fue lanzado en 1927 y hoy vuelve con toda su fuerza y encanto. Otras están introduciéndolos a sus líneas, pero casi ninguna se queda afuera. ¿Por qué? Porque los aceites son muy beneficiosos para la piel y son naturales, salvo algunas excepciones (leer siempre la composición de los productos antes de comprarlos). Hoy existen aceites con texturas súper livianas y de fácil absorción.

Cuándo conviene usarlo y cuándo no

Solo si tu tipo de piel es graso, no es recomendable su uso. En el resto de los casos, sí. Sobre todo, cuando el paso de los años va secando la estructura natural de la piel. En invierno, la calefacción hace lo suyo y en verano, necesitamos vernos en nuestras mejores condiciones. Entonces, usar aceites todo el año es una buena opción. Si no te animás a soltar las cremas, podés intercalar su uso y seguramente vas a optimizar los resultados ya que la piel no se terminará de acostumbrar a un producto y reaccionará mejor ante los dos.

Cuando tenés una fiesta u ocasión especial, usar aceites resulta ideal porque resalta la piel dándole ese toque de frescura extra que hace una diferencia.

El estilo natural

Foto: Shutterstock

Si sos de las que cada día se mueven en dirección hacia lo natural, aquí encontrás un gran aliado. Se consiguen en dietéticas y farmacias y podés elegirlos según sus cualidades o combinarlos para crear tu hidratante perfecto.

Los más usados son el de jazmín, argán, coco, rosa y rosa mosqueta. En muchos casos necesitás un aceite conductor y por eso, como siempre, te recomendamos asesorarte antes.

Sus cualidades

Cuentan con un alto contenido de vitaminas C y E y por esto ayudan a proteger la piel de los factores externos, además de dejarla suave e hidratada.

Al ser usados en terapias sensoriales, algunos funcionan como relajantes por sus perfumes suaves, pero profundos. Es el caso de la manzanilla y la rosa.

Algunos tienen usos múltiples y se pueden usar en el cuerpo, en el rostro, incluso en el pelo, como la rosa mosqueta, el jazmín y el coco.

Sus envases son pequeños porque necesitás muy poco producto. Esto resulta ideal a la hora de armar una valija.

Si no te animás a los aceites directamente sobre la piel, podés agregar unas gotas a tu crema habitual para enriquecerla. La diferencia va a estar a la vista.

Un secreto de belleza para tener siempre a mano

Si tenés un evento en el que tenés que estar perfecta y tuviste un día agotador, unas gotas de aceite de aceite de rosa mosqueta sobre la piel de tu rostro, masajeando en círculos, hace que tu piel se vea completamente revitalizada. Como por arte de magia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas