Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Cómo se hace para viajar por el mundo sin gastar dinero?

Jueves 14 de septiembre de 2017 • 17:17
0
Richard se aburrió de su vida como oficinista y se fue a viajar por el mundo con una cámara en mano
Richard se aburrió de su vida como oficinista y se fue a viajar por el mundo con una cámara en mano.

Richard Tilney-Bassett conoce la respuesta a la pregunta del título. Su método es original y no cuesta una sola moneda: viajar alrededor del mundo ofreciendo servicios de fotografía a cambio de alojamiento, comida y pasajes de avión.

Sólo tiene un límite: nunca acepta intercambios de dinero. Con esa premisa, el británico dio la vuelta al mundo imprimiendo en su tarjeta gráfica recortes de vidas ajenas. Rhianna, de Genoa, se descalza y se pone de puntillas para mirar a través de una ventana. Sophia, de Berlín, aprende a improvisar en su recién estrenado taller de teatro. Eric, de Nuremberg, hace equilibrio sobre una roca perdida en mitad del páramo alemán. Manuela, de Ginebra, baila un vals con su novio bajo la lluvia.

Una pareja baila el vals bajo la lluvia
Una pareja baila el vals bajo la lluvia.

No solo lo hace en Europa. Tilney-Bassett también ha llevado su proyecto The Glass Passport a Uganda, donde fotografió a los participantes en la maratón internacional de Masaka (lo hizo desde una moto, atándose con su mochila al conductor). Pero, ¿cómo empezó todo?

Tras acabar la universidad, este británico empezó a trabajar en una oficina y no la pasaba bien. "Enseguida pasé por el proceso típico de 'no estoy seguro de lo que hago conmigo mismo', algo que piensa mucha gente", cuenta a CNN. Se aburrió, buscó historias de vidas inspiradoras, y encontró un modelo en el fotógrafo australiano Shantanu Starick.

Starick estaba inmerso en una aventura llamada The Pixel Trade, viajaba a lo largo de los siete continentes e intercambiaba sus servicios por necesidades básicas. Techo, transporte y comida caliente. Tilney-Bassett decidió que su proyecto de vida tenía mucho más que ver con aquello y dejó el trabajo de oficinista para lanzarse a la ruta. "La idea era hacer mi propia versión de ese proyecto desde el otro lado del mundo. No sabía cómo ser fotógrafo, pero sí que eso me permitiría viajar por mis propios medios".

Cubrió una maratón en Uganda
Cubrió una maratón en Uganda.

Así que se formó y comenzó a hacerse una cartera de clientes: "Yo no tenía a nadie para quien trabajar. Mis primeros trabajos llegaron por el boca a boca; por amigos de amigos". Comenzó por Escocia y, gracias a esas fotos, empezó a adquirir cierta reputación.

"Empezar por mi propia tierra me dio la oportunidad de construir mi confianza y mis habilidades -narra a la CNN-. Esas primeras imágenes ayudaron a escalar el proyecto desde el Reino Unido a Europa, y después a otros continentes; siempre haciendo de todo, de retratos de boda o alimentos a fotos más creativas".

Una de las fotografías que sacó en sus vimpactantes viajes
Una de las fotografías que sacó en sus vimpactantes viajes.

"Las prioridades se me fueron de las manos y empecé a hacer más trabajo del que realmente quería hacer. Me di cuenta de que ganar mucho dinero no era realmente importante para mí", cuenta Bassett. Y continúa: "Empecé el proyecto con la cámara y la valija que ya tenía. Después de un año en movimiento, no tengo la necesidad de comprar nada más".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas