Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Fanático del automovilismo? No podés perderte estos cinco lugares

Desde el barrio porteño de Palermo hasta Termas de Río Hondo, museos, pistas y hasta un hotel temático en homenaje a las glorias del volante argentinas

Domingo 17 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
En Río Hondo, un circuito moderno y un Museo del Automóvil
En Río Hondo, un circuito moderno y un Museo del Automóvil.

1. Balcarce, entre recuerdos de Fangio

El mayor homenaje a Fangio está en Balcarce y se completará con un hotel temático
El mayor homenaje a Fangio está en Balcarce y se completará con un hotel temático.

En Puerto Madero siempre hay alguien sentado en el monumento y el auto de Fangio para sacarse una foto. Ese bronce es un eco nacional de otra famosa estatua que homenajea al quíntuple campeón de Fórmula 1 -junto a su Flecha de Plata- sobre el bulevar Albert I en Montecarlo: los fierreros saben que el piloto brilló de manera particular sobre el circuito de Mónaco. Pero el mayor homenaje a Fangio se le rinde en su ciudad natal, donde se le dedicó un completo museo. En el centro de Balcarce, será completado el año próximo con un hotel temático. Se exponen allí autos, documentos, trofeos y recuerdos de su carrera y el deporte motor de su época. La pieza principal es el Flecha de Plata, expuesto junto con otros autos con los que ganó gran premios, como los italianos Ferrari, Maserati y Alfa Romeo. Además de la muestra, el museo tiene una biblioteca, un microcine, un bar y una boutique para saciar la curiosidad de los fanáticos más exigentes.

2. Río Hondo, una pista y un museo temático

Relax y furia: podría ser el nuevo lema del centro termal más popular del norte del país. Desde 2012 Río Hondo tiene el circuito más moderno de la Argentina, donde se corrieron varios Moto GP y se recibió a los equipos del Dakar. Unas 150 hectáreas están dedicadas a los deportes mecánicos, a orillas del dique. Además de la pista y sus instalaciones, hay un hotel moderno y un Museo del Automóvil. Una vez más, es la efigie de Juan Manuel Fangio la que recibe a los visitantes. Se exhiben -impecablemente cuidados- autos de carrera (algunos emblemáticos como el Trueno Naranja de Pairetti y la Maserati 300 de Fangio) y un auténtico F1, el Benetton Renault que manejó Jean Alesi.

3. Buenos Aires, la memoria del ACA

En la sede porteña del Automóvil Club, sobre la Avenida Del Libertador, una sala entera del primer piso está dedicada a autos de colección. Es la memoria de los primeros tiempos de la motorización del país. Cuenta con autos originales y réplicas de los primeros modelos que transitaron y se fabricaron en la Argentina, algunos de fines del siglo XIX. También se exhiben documentos, como las primeras licencias entregadas (1908 para el primer hombre y 1912 para la primera mujer). Está también allí la patente #1, que matriculó el auto del pionero Dalmiro Varela Castex. Al lado de tan venerables joyas, hay algunos autos de carrera, como uno manejado por Reutemann y la Ferrari azul de Froilán González. No es necesario ser socio para visitar esta muestra.

Una sala entera del ACA, sobre Av. del Libertador, dedicada a autos de colección
Una sala entera del ACA, sobre Av. del Libertador, dedicada a autos de colección.

4. La Plata, joyas de la Colección Rau

Un país tan fierrero como la Argentina tiene varios museos dedicados a los autos y los deportes mecánicos. Uno de los más llamativos es el que fue armado con la colección de los hermanos Rau, en La Plata. Abrió sus puertas en 2006 y se visita únicamente los fines de semana y los feriados. Se trata de un inmenso galpón divido entre la muestra de autos, la réplica de un taller antiguo y un bar-boutique temático. La colección -autos, surtidores, afiches, motos y bicicletas- fue reunida a lo largo de una década por dos hermanos apasionados y hoy la cuidan sus hijos. Las piezas más llamativas son un Ford T, un Renault 1910, un lujoso Citroën C6 1930 doble Peatón y un Fiat Topolino 1939.

La colección de los hermanos Rau en La Plata llama la atención de turistas y locales
La colección de los hermanos Rau en La Plata llama la atención de turistas y locales.

5. Tucumán, los años dorados de Estéfano

En el Jardín de la República, donde vibra una antigua pasión fierrera, se recuerda más particularmente a la gloria local, el piloto Nasif Estéfano. Su museo fue renovado y presentó en agosto espacios actualizados para poner mejor en valor las fotografías y los trofeos de Estéfano, además de cuatro de sus autos. Al presentar la remodelación, comentaron desde la provincia que se trata de un lugar "donde la época dorada del automovilismo yace intacta, en el que el tiempo parece detenerse". Entre los premios presentados resalta el Olimpia de Plata 1973. El museo fue remodelado por el mismo equipo de museólogos que trabajó para actualizar el dedicado a Atahualpa Yupanqui en Acheral, también en Tucumán.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas