Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rugby Championship: atención a tope de Los Pumas para no sufrir desde el inicio y caer en el desconcierto

Los recientes cruces con los Wallabies empezaron con tries ajenos; el equipo argentino lo sabe y este sábado los jugadores deberán estar despiertos en Canberra; juegan desde las 7, por ESPN 2

Viernes 15 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Matera y Petti Pagadizábal en un ensayo en suelo aussie, donde la Argentina ganó una sola vez
Matera y Petti Pagadizábal en un ensayo en suelo aussie, donde la Argentina ganó una sola vez. Foto: Villarpress

CANBERRA, Australia.- Durante su ciclo a cargo de los Pumas, iniciado en 2013, la imagen es recurrente cada vez que su equipo sale del país para medirse con los Wallabies. Y ese detalle martiriza a Daniel Hourcade. El entrenador lo reconoce, intenta digerirlo y coloca las cartas sobre la mesa para analizarlas. El detalle es elocuente y no deja de ser doloroso: en cada uno de esos encuentros los argentinos sufrieron uno o más tries apenas comenzado el encuentro.

Los números indican que en dos de esos tres cruces la Argentina vio vulnerado su in-goal cuando el reloj apenas marcaba un minuto de juego. De eso, entonces, se concluye que los Pumas requerirán una mayor concentración inicial si quieren que su travesía por Canberra adquiera matices diferentes a los del último tiempo. Este sábado, desde las 7 de la Argentina, en la tranquila y prolijísima capital australiana, los Pumas tendrán una nueva oportunidad de revertir esa tendencia.

En cada una de las charlas que el head-coach tucumano tuvo esta semana con sus dirigidos les resaltó la importancia de encarar el desafío con un enfoque máximo en el juego y sin obnubilarse rápidamente. "Tenemos que tener mucho cuidado porque siempre nos pasó lo mismo. Desde el 2014 nos sucedió permanentemente. Eso marca una diferencia muy grande desde el arranque que después es muy complejo remontar", dijo Hourcade para la nación.

En la mayoría de estos partidos los argentinos se encontraron con unos Wallabies que presionaron bien arriba en el comienzo y que pronto consiguieron una serie de errores de los Pumas. El más recordado transcurrió en la semifinal del Mundial Inglaterra 2015. Apenas habían pasado 64 segundos cuando Rob Simmons interceptó un pase de Nicolás Sánchez en campo celeste y blanco y quedó libre para correr al try. Se sintió la sacudida y desde entonces el desconcierto fue absoluto. El nerviosismo volvió a jugar una mala pasada, Santiago Cordero cometió un knock-on, los Wallabies jugaron bien el scrum y profundizaron por la derecha con el carril abierto para otro try, de Adam Ashley-Cooper. El cronómetro marcaba apenas nueve minutos.

En varias de esas ocasiones, los rugbiers flotantes de la Argentina no supieron leer el juego. "Nosotros planteábamos una estrategia que en un par de minutos se iba por la borda. Enseguida se entra en la desesperación. Y cuando se tiene la chance de equiparar el partido ya es demasiado tarde. Inclusive nos pasó cuando les ganamos en Mendoza", enfatizó el entrenador argentino.

Ya en el Rugby Championship del año pasado, los Pumas volvieron a padecer varios cimbronazos de entrada. En Perth, Samu Kerevi capitalizó a los 41 segundos una salida de un ruck y un buen movimiento de Michael Hooper por la izquierda. Otra vez reinó la incertidumbre. Dane Haylett-Petty llegó al in-goal a los 8 minutos, y Will Genia tapó una patada de Nicolás Sánchez y se lanzó al try a los 11. "Queremos entrar a la cancha y que se nos dé un partido equilibrado desde el primer minuto. Tenemos que tener más cuidado en la faz defensiva por la capacidad y las variantes que ellos tienen. Y además queremos ser ofensivos y protagonistas; insisto en un concepto que dije en lo previo al partido con los All Blacks: si contra estos equipos uno se dedica sólo a defender, va a pasarla muy mal", siguió Hourcade.

Sin haber competido fuera de casa contra Australia en 2015 dado que el Rugby Championship tuvo ese año un calendario acotado por la Copa del Mundo, hay que retrotraerse a 2014 para observar cómo los Pumas sentieron un tempranero impacto y el encuentro comenzó de la peor manera: a los dos minutos Michael Hooper marcó el primer try. "Repasamos cada uno de estos encuentros, y los jugadores lo saben bien, porque la mayoría de ellos fue parte de esos choques. Siempre nos pasa contra este rival. Si de entrada se empieza mal, estos adversarios se sueltan mucho", analizó el director técnico.

Si bien la derrota a manos de Nueca Zelanda en Nueva Plymouth no tuvo objeciones, al menos el hecho de haberse mantenido a tiro les modificó a los argentinos el panorama sombrío que arrastraban tras sendas caídas contra Sudáfrica. En el Gio Stadium tendrán una nueva posibilidad de poner fin a una larga cadena de reveses. Presionados por la falta de buenos resultados, ambos planteles llegan al enfrentamiento de hoy con urgencias. "Nosotros también precisamos ganar un partido", enfatizó Hourcade.

De los tres grandes del hemisferio austral, Australia es oponente al que la Argentina ha vencido en más ocasiones: cinco. A Sudáfrica quebrantó en dos ocasiones, y jamás doblegó a los All Blacks. En este país jugaron 13 partidos y los Pumas se impusieron sólo una vez, en 1983. Estos Wallabies tocados de cerca por una crisis que atraviesa la unión australiana no dejan de ser un gran equipo conformado por ricas individualidades. Y si los argentinos pretenden algo, ya saben lo que no deben repetir.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas