Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Grandes autores para compartir en familia

Esta semana elegimos cinco libros de grandes autores: un cuento para chicos escrito por Julio Cortázar, uno de suspenso de Pablo De Santis, el clásico de María Elena Walsh, un poema de Rafael Alberti y una novela breve de Ema Wolf

Viernes 15 de septiembre de 2017 • 14:41
SEGUIR
LA NACION
0

Hoy se realiza una nueva edición de la maratón de lectura, que organiza todos los años la Fundación Leer. En escuelas, instituciones culturales, plazas y hasta clubes de barrio, docentes, chicos y sus familiares van a compartir cuentos clásicos y de reconocidos autores nacionales. Además, en el sitio desafio.leer.org.ar están disponibles cien libros para leer gratis desde cualquier dispositivo. Nos sumamos a la campaña de difusión de la lectura con esta selección de cinco libros imperdibles y, de paso, celebramos los dos años de esta sección de recomendados para chicos que comenzó con la maratón de lectura de 2015.

Discurso del oso
Discurso del oso.

Discurso del oso, de Julio Cortázar (Alfaguara y Libros del Zorro Rojo). “Soy el oso de los caños de la casa”. Así comienza este bellísimo cuento de Cortázar de 1952. Escrito originalmente para los hijos de un amigo, el relato fue incluido luego en el libro Historias de cronopios y de famas. La edición de Libros del Zorro Rojo, de 2008, reeditada en 2014 por Alfaguara, está ilustrada por el español Emilio Urberuaga. “De noche ando callado/ y es cuando más ligero ando/ me asomo al techo por la chimenea/ para ver si la luna baila arriba/ y me dejo resbalar como el viento/ hasta las calderas del sótano”, dice en uno de los párrafos. Recomendado para: iniciar a los chicos en el universo de Cortázar.

El verdadero negocio del señor Trapani, de Pablo De Santis (Aerolitos). Con ilustraciones de Hernán Cañellas, este libro de De Santis (candidato argentino al prestigioso premio Hans Christian Andersen, junto con Pablo Bernasconi) está protagonizado por un señor de apellido Trapani que abre una tienda de mascotas especializada en “animales de cuento y bestias feroces”. A los clientes que buscan mascotas les ofrece lobos, unicornios y dragones. Para el final, el autor reserva una vuelta de tuerca genial. Recomendado para: los que disfrutan de las historias que son, al mismo tiempo, tiernas y feroces.

Dailan Kifki, de María Elena Walsh (Alfaguara). "Me llamo Dailan Kifki y le ruego que no se espante porque soy un elefante. Mi dueño me abandona porque ya no puede darme de comer. Soy muy trabajador y cariñoso y me gustan los dibujos animados”: así se presenta el elefante a la protagonista de este relato de María Elena Walsh, publicado originalmente en 1966 y relanzado en diferentes ediciones. Desde que Dailan aparece con una carta pegada en la trompa en el patio de la narradora todo cambia para siempre para la familia que adopta un elefante como mascota. Recomendado para: leer y volver a leer este clásico de la literatura infantil.

Dailan Kifki
Dailan Kifki.

Nubes de colores, de Rafael Alberti (Ediciones Treintayseis). “Vendo nubes de colores/ las redondas, coloradas/ para endulzar los calores”, dice el primer verso del poema “Pregón”, de Alberti, que integra esta excelente antología ilustrada por Estrellita Caracol. Pensado para los más chicos, es un libro ideal para descubrir la obra del poeta español. Recomendado para: jugar con las palabras y el ritmo de la buena poesía.

La casa bajo el teclado, de Ema Wolf (Norma). La autora argentina ofrece en esta novela breve una historia delirante protagonizada por criaturas fantásticas. Con nombres peculiares como los Mocos, los personajes viven en una casa ubicada debajo del teclado de un piano. Timón, uno de los Mocos, emprende un largo viaje para llegar a la Fuente de las Mil Aguas. Recomendado para: chicos de diez años en adelante que se enganchan con novelas de aventuras.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas