Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

San Lorenzo: concentración y compromiso son las palabras clave de Diego Aguirre

El DT logró una comunión y el plantel de San Lorenzo le respondió en la crisis; "El equipo mostró lo mejor en los momentos límite", dijo

Viernes 15 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
San Lorenzo tomó aire tras el triunfo ante Lanús
San Lorenzo tomó aire tras el triunfo ante Lanús.

Compromiso y concentración son dos palabras clave para Diego Aguirre. Sobre ellas construyó su carrera en Uruguay y ahora trata de hacerlo en la Argentina. Fueron las que lo sacaron adelante en los tiempos en los que parecía que San Lorenzo naufragaba y que el entrenador se volvía sin pena de gloria a Montevideo. Hasta resistió las críticas por lo bajo de dirigentes de peso mayúsculo, esos que una y otra vez el presidente Matías Lammens contuvo para que no se tomara una decisión drástica antes de tiempo. Aguirre lo había deslizado cuando más se dudaba sobre su continuidad: "Por suerte acá hay gente que ve más allá de un resultado".

San Lorenzo tiene algo más de un pie en las semifinales de la Copa Libertadores. Nadie lo hubiera pensado poco tiempo atrás. Es cierto que el Ciclón avanzó durante todo el torneo con sufrimiento, con goles sobre la hora y hasta en la definición por penales. Pero cada una de esas situaciones describen el sacrificio de un plantel que jamás dejó a la deriva al entrenador.

Uno de los secretos de la comunión estará en una confesión que Aguirre hizo en Radio La Red. "Hace unos días llamé a Mercier y le di la mano delante de todo el grupo. Le dije que con él me había equivocado. Antes no lo veía bien y por eso no jugaba. Nunca hizo problemas, siempre fue el primero en entrenarse, jamás puso una cara larga y ahora está en un momento bárbaro. Es un jugador que supera todos los obstáculos. Se ganó el lugar que tiene".

"El equipo mostró lo mejor en los momentos límites. Con el plantel se dio un entendimiento muy bueno. Ellos tienen el mérito", agregó el DT.

Los futbolistas siempre se la jugaron por Aguirre y lo demostraron dentro de la cancha, más de las palabras. Ni siquiera ante las mayores tristezas se mostraron de manos caídas y músculos cansados. Varios declararon a su favor cuando las críticas desestabilizaban como mar revuelto y cuando el estadio bramaba en su contra. Franco Mussis, Fernando Belluschi, Marcos Angeleri. Ni siquiera puso vallas en su camino Leandro Romagnoli, que casi ni tuvo oportunidades entre los titulares y apenas si fue al banco de los suplentes en un puñado de partidos. Los grandes y los chicos parecieron hacer causa común en busca del objetivo azulgrana, enrolados detrás de las ideas, los modos y las formas del entrenador.

Es cierto que Aguirre subraya la idea colectiva por sobre las individualidades. Pero en este particular recorrido por la Copa Libertadores las inspiraciones sostuvieron al director técnico. Porque San Lorenzo estuvo varias veces a punto de despedirse del torneo, pero siempre apareció alguna genialidad para salvarlo. En la etapa de grupos, por ejemplo, se la jugó por el chico Cristian Barrios, que anotó el gol sobre la hora frente a Universidad Católica (2-1). Tras la holgada victoria ante Paranaense (3-0) definió mano a mano con Flamengo. Y otra vez se vivió una historia parecida: Belluschi marcó el 2-1 del desahogo en los últimos instantes de un encuentro tan difícil como electrizante.

Y el mismo Belluschi fue clave en los octavos de final con el tiro libre para vencer a Emelec, en Guayaquil. Ni que hablar del arquero Nicolás Navarro, que atajó dos penales en el Nuevo Gasómetro, luego de la victoria de los ecuatorianos por 1-0. Acá viene otro ejemplo del buen manejo de grupo que tiene Aguirre. Sebastián Torrico, histórico arquero del campeón de la Libertadores 2014, ni chistó cuando el DT le sacó la titularidad. Aguantó la bronca, fue al banco y hasta renovó el contrato hasta 2018. Por supuesto que el uruguayo tuvo una larga charla con el guardavalla. "Trabaja mucho y que tiene una buena metodología. De más está decir que tiene el apoyo del plantel para seguir adelante. Si bien me tocó salir por una decisión de él, todos los que estamos en el club nos sentimos en condiciones de jugar", describió Torrico hace pocos días.

Y contra Lanús, si bien fue la mejor tarea colectiva del semestre, otra vez hubo que subrayar casos puntuales. Primero, Nicolás Blandi, autor de los dos goles, al que el entrenador le pidió expresamente que se quedará pese a las ofertas de Europa (la más firme de Turquía). Segundo, Mercier, que hasta se dio el jugo de dar una asistencia exquisita en el primer tanto. Y, tercero, los zagueros Matías Caruzzo y Marcos Angeleri, otros blancos del público. "Nunca hay que dar por muerto a este equipo. Siempre luchamos hasta el final y así vamos a seguir", definió Blandi. Y, por lo visto, tampoco tiene previsto bajar la guardia Aguirre, el mismo que ya fue nombrado como posible sucesor de Oscar Tabárez en el seleccionado uruguayo después del Mundial de Rusia.

Habría varios cambios frente a Arsenal

Si bien el entrenador Diego Aguirre no dio mayores precisiones, todo indica que San Lorenzo resguardará varios jugadores para la revancha con Lanús, el jueves próximo, en el Sur, en busca de las semifinales de la Copa Libertadores. Así, el Ciclón tendría una formación con pocos titulares frente a Arsenal, pese a que aún no ganó en la Superliga (empató 1-1 con Racing y 0-0 con Rosario Central). Vale recordar que Aguirre también utilizó una formación alternativa en Arroyito, el domingo pasado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas