Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gennady Golovkin–Canelo Álvarez, una pelea para entrar en la historia

Viernes 15 de septiembre de 2017
PARA LA NACION
0
Canelo Álvarez y Gennady Golovkin, en Las Vegas
Canelo Álvarez y Gennady Golovkin, en Las Vegas. Foto: AFP

Son tan distintos el kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez que cuesta –incluso en el ring– encontrarles cosas en común. Y es tan difícil hallarlas como ser categóricos y anticipar quien ganará el choque más importante que celebrará el boxeo tras el frustrante desafío entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, en 2015.

La rápida venta de las 20.000 entradas puestas a disposición en el imponente T-Mobile Stadium, de Las Vegas, para mañana (con televisación de Space, a partir de las 23) constituyó una expeditiva respuesta a lo que acontecido, hace dos semanas con el montaje del híbrido desafío entre Floyd Mayweather y Conor McGregor, que entretuvo a todos y no conformó a nadie. Ahora hay en juego algo más excluyente que el título de los medianos (CMB-FIB-AMB) que expondrá Golovkin; se dirime saber quien será el mejor boxeador del momento, gramo por gramo, libra por libra, y heredero legítimo del retirado e indiscutido Mayweather.

¿Que deberá ocurrir para que ello suceda? Deberán efectuar una pelea colosal e histórica, con un rendimiento individual óptimo y lucido, causante de un reconocimiento indiscutido. Como lo tuvo Sugar Ray Leonard, hace casi 40 años cuando humilló a Roberto “Mano de Piedra” Durán y obligó, luego, a abandonar a Tommy Hearns; como lo hizo Mike Tyson, entre 1986 y 1988, aniquilando como nadie a Michael Spinks, Larry Holmes y Carl Williams en pocos minutos; o sumando coronas con prestigio y sabiduría, como lo hicieron Oscar de la Hoya, Manny Pacquiao y Floyd Mayweather en los tiempos modernos. Esta es la presión que tienen el kazajo y el mexicano en este enfrentamiento. A todo o nada. Un ser o no ser que los transforme de muy buenos campeones a referentes de una época.

¿Quien es Golokvin? Es un campeón de 35 años, que muy pocos discuten. Sin ángel y carente de la admiración desmedida captada por aquellos que hicieron historia en este oficio. Ligado a la corona desde 2010, con 19 peleas mundialistas en una carrera invicta de 37 éxitos, con 33 KO. Es poderoso con su pegada de ambas manos, de movimientos rígidos y con el gran acertijo que despierta la falta de rivales de riesgo que conformaron su record. Sólo los tuvo en sus últimas dos peleas ante Kell Brook y Daniel Jacobs, en las que por primera vez dejó dudas más allá de la legitimidad de sus victorias.

¿Empezó a envejecer boxísticamente? Este es el gran fantasma que lo “acompañarᔠen esta pelea, en la que deberá sufrir para ganar, corroborando su condición de favorito 1.6 a 1 que las apuestas le brindan. Esta vez compartirá todo: poder y prestigio.

¿Quien es “Canelo” Álvarez? Es un boxeador rebelde de 27 años, ganador de dos títulos mundiales, mediano jr. y mediano, que exhibe en su récord una reputación superior a Golovkin. Oponentes como Miguel Cotto, Erislandy Lara, Julio César Chávez hijo y Shane Mosley forman parte de su docena de actuaciones mundialistas que exalta su récord de 49 victorias (34 por KO), un empate y un revés con “baile” ante Floyd Mayweather, en 2013, que devoró su imagen y su honor ante la opinión publica. Sólo un cotejo como éste puede ofrecerle la redención esperada por tanto tiempo. No tiene la pegada del kazajo, pero posee más elementos y variantes de golpes que lo llevan a desafiar la lógica de las pizarras de juego. la nacion brinda a Álvarez una ventaja microscópica que constituirá un shock absoluto en caso de darse. Como ocurre cada vez que en una gran pelea cambia el rumbo y se modifica la historia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas