Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gennady Golovkin-Canelo Álvarez, una pelea para entrar en la historia

Osvaldo Príncipi

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 15 de septiembre de 2017
0
Canelo Álvarez y Gennady Golovkin, en Las Vegas
Canelo Álvarez y Gennady Golovkin, en Las Vegas. Foto: AFP

Son tan distintos el kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez que cuesta -incluso en el ring- encontrarles cosas en común. Y es tan difícil hallarlas como ser categóricos y anticipar quien ganará el choque más importante que celebrará el boxeo tras el frustrante desafío entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, en 2015.

La rápida venta de las 20.000 entradas puestas a disposición en el imponente T-Mobile Stadium, de Las Vegas, para mañana (con televisación de Space, a partir de las 23) constituyó una expeditiva respuesta a lo que acontecido, hace dos semanas con el montaje del híbrido desafío entre Floyd Mayweather y Conor McGregor, que entretuvo a todos y no conformó a nadie. Ahora hay en juego algo más excluyente que el título de los medianos (CMB-FIB-AMB) que expondrá Golovkin; se dirime saber quien será el mejor boxeador del momento, gramo por gramo, libra por libra, y heredero legítimo del retirado e indiscutido Mayweather.

¿Que deberá ocurrir para que ello suceda? Deberán efectuar una pelea colosal e histórica, con un rendimiento individual óptimo y lucido, causante de un reconocimiento indiscutido. Como lo tuvo Sugar Ray Leonard, hace casi 40 años cuando humilló a Roberto "Mano de Piedra" Durán y obligó, luego, a abandonar a Tommy Hearns; como lo hizo Mike Tyson, entre 1986 y 1988, aniquilando como nadie a Michael Spinks, Larry Holmes y Carl Williams en pocos minutos; o sumando coronas con prestigio y sabiduría, como lo hicieron Oscar de la Hoya, Manny Pacquiao y Floyd Mayweather en los tiempos modernos. Esta es la presión que tienen el kazajo y el mexicano en este enfrentamiento. A todo o nada. Un ser o no ser que los transforme de muy buenos campeones a referentes de una época.

¿Quien es Golokvin? Es un campeón de 35 años, que muy pocos discuten. Sin ángel y carente de la admiración desmedida captada por aquellos que hicieron historia en este oficio. Ligado a la corona desde 2010, con 19 peleas mundialistas en una carrera invicta de 37 éxitos, con 33 KO. Es poderoso con su pegada de ambas manos, de movimientos rígidos y con el gran acertijo que despierta la falta de rivales de riesgo que conformaron su record. Sólo los tuvo en sus últimas dos peleas ante Kell Brook y Daniel Jacobs, en las que por primera vez dejó dudas más allá de la legitimidad de sus victorias.

¿Empezó a envejecer boxísticamente? Este es el gran fantasma que lo "acompañará" en esta pelea, en la que deberá sufrir para ganar, corroborando su condición de favorito 1.6 a 1 que las apuestas le brindan. Esta vez compartirá todo: poder y prestigio.

¿Quien es "Canelo" Álvarez? Es un boxeador rebelde de 27 años, ganador de dos títulos mundiales, mediano jr. y mediano, que exhibe en su récord una reputación superior a Golovkin. Oponentes como Miguel Cotto, Erislandy Lara, Julio César Chávez hijo y Shane Mosley forman parte de su docena de actuaciones mundialistas que exalta su récord de 49 victorias (34 por KO), un empate y un revés con "baile" ante Floyd Mayweather, en 2013, que devoró su imagen y su honor ante la opinión publica. Sólo un cotejo como éste puede ofrecerle la redención esperada por tanto tiempo. No tiene la pegada del kazajo, pero posee más elementos y variantes de golpes que lo llevan a desafiar la lógica de las pizarras de juego. la nacion brinda a Álvarez una ventaja microscópica que constituirá un shock absoluto en caso de darse. Como ocurre cada vez que en una gran pelea cambia el rumbo y se modifica la historia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas