Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Daniel Orsanic no tiene plazos ni se los impone, sólo piensa en ganar

"Un año en el cargo me parece mucho tiempo si se hacen las cosas mal y tres años me pueden parecer muy poco si se hacen bien", sentencia el capitán campeón, antes de empezar la inesperada serie por la permanencia

Viernes 15 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Daniel Orsanic cumplirá este fin de semana tres temporadas liderando el equipo argentino, una gestión en la que se logró el máximo sueño de ganar la Copa Davis
Daniel Orsanic cumplirá este fin de semana tres temporadas liderando el equipo argentino, una gestión en la que se logró el máximo sueño de ganar la Copa Davis. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

ASTANA, Kazakhstán.- Daniel Orsanic se integró como director de Desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis en mayo de 2014. Casi siete meses más tarde fue designado capitán del equipo de Copa Davis. Desde aquel momento, sorpresivo para algunos por el perfil bajo y la falta de "marketing" que tenía el ex doblista, en comparación con otros apellidos que sonaban para el cargo, sucedió de todo. Ocho series jugadas: una semifinal (2015), un título histórico (2016) y una derrota en la primera rueda (2017).

Orsanic tiene una suerte de muletilla que lo acompaña: "Un año en el cargo me parece que es mucho tiempo si se hacen las cosas mal y tres años me puede parecer muy poco si se hacen bien". Este fin de semana, durante el repechaje frente a Kazakhstán, cumplirá tres temporadas completas como líder del grupo. ¿Qué ocurrirá con su futuro? Después de este largo viaje por Asia central ¿qué decidirán Orsanic y los dirigentes de la Asociación Argentina de Tenis? Algo está claro: la continuidad del hombre de sangre croata no depende de un resultado.

"Pienso en Kazakhstán únicamente, en representar bien al país. Sobre mi futuro me han preguntado internamente amigos, periodistas, dirigentes y no tengo una respuesta porque no me parece que sea el momento para pensar en eso. Tenemos una serie por delante y nuestra energía tiene que estar puesta ahí. Después se verá", le responde Orsanic a LA NACION, durante una charla en el Centro Nacional de Tenis kazako.

Y añade, fiel a un estilo componedor que no abandona: "Yo siempre digo y pregono que no trabajamos por el resultado. Una muestra de seguir al frente del equipo va por ahí. Muchos me han dicho 'Uy, si te retirás de la capitanía como campeón, es lo mejor'. Y no lo pensé porque el resultado no era mi objetivo mayor. Mi objetivo es el mensaje que podemos transmitir, la identidad que podemos generar. Hay mucho trabajo por hacer, para seguir alimentando eso. Nos toca jugar contra Kazakhstán y es otra oportunidad para seguir buscando ese camino. Obviamente que queremos ganar. Queremos que en los chicos, en los fans del tenis y en los distintos entrenadores haya una manera de pensar. Después evaluaré si tengo que seguir únicamente con Desarrollo o también con la Davis. Desde el primer día dije que mi arreglo con la Asociación era anual. Lo dejé en claro desde el primer día. Es algo personal. El momento de hacer el balance del año es al final y eso haremos".

El apoyo de los dirigentes

Armando Cervone, Daniel Fidalgo y Diego Gutiérrez, los principales dirigentes de la AAT, desean que Orsanic los siga acompañando. Precisamente Gutiérrez, director deportivo y dirigente que en su momento acercó el proyecto de Orsanic a la mesa chica de la Asociación, se apura por aclarar: "Quiero descartar algo que se instaló mal en su momento: no hay nada en el estatuto que indique que el capitán sólo puede estar tres años en el cargo. Nada".

Y aporta, con claridad: "Pensamos que con un capitán, en una competencia mundial y de una exposición tan alta como tiene la Davis, año tras año debemos sentarnos a revisar todo el procedimiento para ver si estamos conformes en seguir. Para nosotros es vital que Daniel sea el director de Desarrollo y el capitán de la Davis, porque el mensaje que se ha instalado está unido. Estamos orgullosos del capitán que hemos elegido y del que queremos seguir eligiendo. El respaldo es total. Creemos que tenemos el líder que el tenis argentino necesita. No depende de un resultado deportivo la continuidad de Daniel".

Claramente, Orsanic tuvo mayor exposición como capitán que como jugador, más allá de haber sido dos veces semifinalista de dobles en Roland Garros y 24° del mundo en la especialidad. Haber sido el primer capitán argentino campeón de la Davis lo puso en un lugar de privilegio. Lo invitan a brindar charlas motivacionales y de manejo de grupos, y hasta acaba de publicar un libro: "Así ganamos la Davis", de editorial Planeta. Pero mantiene los pies firmes en la tierra, en gran medida, por el sostén que le da de su familia.

¿Qué dirán su mujer y sus hijos ahora? "Mi familia me banca en todas, en los viajes, en llevar adelante el trabajo como creo que hay que hacerlo. Se han tenido que acostumbrar desde 2014, cuando empecé con Desarrollo, porque a mí me gusta estar en todos lados. Hago muchos viajes pero más cortos. Antes, cuando estaba con jugadores profesionales, era distinto. Pero en ese sentido y en cuanto al futuro, siento un respaldo total de mi señora, de mis hijos".

Durante esta temporada, Orsanic recibió propuestas para ser entrenador de algunos jugadores profesionales, pero entendió que lo mejor era continuar con sus funciones en la asociación.

¿Atado a esta gestión?

Si la Argentina llegara a vencer a Kazakhstán y conservara su lugar en el Grupo Mundial, el miércoles próximo ya conocerá el rival de 2018. En caso de descender a la Zona Americana, jugará su primer partido en abril. En ese mismo mes habrá elecciones para presidente en la AAT y el oficialismo posee aspiraciones a continuar con el proyecto y los distintos programas que tienen a Orsanic como referente (en octubre se podría oficializar una lista opositora).

"Nuestra elección por Daniel no está sujeta a resultados. Creemos que para la disciplina tenis, tener a un líder como Daniel colabora y contribuye. Sería malo que un acto eleccionario modifique a un capitán que le hizo tan bien al tenis. Él está feliz con los trabajos que tiene. No lo veo cansado, al contrario. Lo veo recontra enérgico", asevera Gutiérrez. Está claro que las puertas de la AAT están abiertas de par en par para Orsanic.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas