Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Auguste Rodin, ciudadano de Buenos Aires. un artista que juega de local

A propósito del centenario del escultor, y en la Semana de Francia, un circuito para celebrar, y conocer, una obra bien porteña

Viernes 15 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

En distintos países se recuerda este año a uno de los escultores más importantes de la historia del arte, Auguste Rodin, de cuya muerte se cumplirá un siglo en noviembre próximo. También se lo recordará en la Argentina. Y no es para menos, por el especial vínculo que une a los argentinos con quien supo hacer que la frialdad del bronce, el mármol o el yeso cediera ante la calidez de gestos humanísímos como los reflexivos o los amorosos. No por nada sus representaciones de El pensador y El beso se cuentan entre las más populares de su vasta creación.

Rodin es la figura central de la novena edición de la Semana Viví Francia -que comienza mañana en la ciudad de Buenos Aires- y lo será además de una muestra que inaugurará la tercera semana de noviembre el Museo Nacional de Bellas Artes, custodio de la colección de arte francés del siglo XIX más importante de América latina, entre la que se cuentan veintiocho obras rodinianas.

De ahí que el Bellas Artes aporte al programa Viví Francia, organizado por la Cámara de Comercio e Industria Franco-Argentina (Ccifa), una oferta de visitas guiadas sobre esa colección en general o sobre algunas obras, técnicas o géneros en especial. "Muchos hablan de Rodin como un vanguardista y maestro moderno, pero además él era una figura en sí mismo. Visitar su taller y conocerlo era una cita obligada para los artistas que viajaban a París", comenta en diálogo con LA NACION Mariana Marchesi, directora artística del Bellas Artes.

Varios argentinos conocieron de esa forma al gran escultor, pero fue Eduardo Schiaffino, pintor y fundador del Museo de Bellas Artes, quien en 1906 compró un importante lote de obras a Rodin y difundió su arte en el país, donde una anterior experiencia había dejado un gusto amargo.

En 1894 el gobierno argentino pidió a Rodin, por entonces el escultor de mayor prestigio internacional, una escultura con la figura de Domingo Sarmiento. Rodin aceptó y esa estatua se convierte en el único encargo de un país extranjero que hizo. Pero no fue bien recibida aquí. Se la criticó explícitamente por la falta de parecido del rostro; Rodin ofreció corregirla, pero eso no se hizo y hoy se la puede apreciar tal como la hizo el artista en el parque Tres de Febrero, muy cerca del Jardín Japonés.

Entre las obras adquiridas por Schiaffino estaba la figura de El pensador, instalada en plaza del Congreso en 1909 y una de las únicas tres réplicas de esa escultura fuera de Francia.

También visitó y conoció al artista Matías Errázuriz, en cuya residencia, hoy el Museo de Arte Decorativo, se exhibe La eterna primavera, una pieza en mármol que, además de su belleza, es simbólica de la genialidad de Rodin para trabajar las superficies.

Una de las réplicas de la primera obra más importante de Rodin, La edad de bronce, se conserva en la Colección Fortabat, en Puerto Madero. Es la figura de un joven que provocó un escándalo en Bruselas en 1877, cuando fue presentada. El realismo de ese cuerpo hizo pensar a sus críticos que Rodin la había vaciado directamente sobre el modelo, algo que quedó rápidamente desmentido, pero sirvió para llamar la atención sobre el entonces modesto escultor.

Además de la Ccifa, en esta edición de la Semana Viví Francia participan la embajada de Francia, la Alianza Francesa, Radio Mitre, el gobierno porteño, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Centro Cultural Kirchner, el Palacio Piccaluga y numerosas empresas. El programa incluye, además de las visitas guiadas en el Bellas Artes, proyecciones de cine, espectáculos, conciertos, conferencias y actividades gourmet. Puede consultarse en http://vivifrancia.com.ar. Una ocasión única son las visitas al Palacio Ortiz Basualdo, en Cerrito y Arroyo, donde funciona la embajada de Francia, que abrirá sus puertas por única vez en el año.

Algunas grandes ocasiones

Mañana, a las 15

Visita a "Entre la materia y la emoción: Auguste Rodin en la colección del Museo Nacional de Bellas Artes". Av. Figueroa Alcorta 2280.

Miércoles 20, a las 16

"Dessins Guidés: Rodin", invitación a dibujar junto a las obras del francés. Av. Figueroa Alcorta 2280.

Mañana y el domingo

Entre las 10 y las 17, cada 15 minutos se abrirán las puertas del Palacio Ortiz Basualdo, para recorrer los salones comedor y de música, el salón dorado, la sala de billar y la biblioteca de uno de los inmuebles exponentes de la arquitectura francesa en el país. Cerrito 1399.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas