Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

No cede el conflicto entre los becarios del Conicet y el ministro Barañao

Ocupan la sede de Ciencia y Tecnología; piden reincorporar a 500 trabajadores

Viernes 15 de septiembre de 2017
0

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación sigue tomado desde anteayer por investigadores y becarios del Conicet, que anunciaron que la medida será por tiempo indeterminado, en reclamo por la reincorporación de 500 trabajadores.

La medida es por tiempo indeterminado
La medida es por tiempo indeterminado.

El ministro Lino Barañao afirmó que el diálogo sólo avanzará si cesa la toma. Sostuvo que los investigadores que ocupan la sede "no pertenecen al Conicet", sino que son becarios y el tener un "doctorado les da ventaja" para conseguir trabajo, por lo que consideró que "no van a pasar a manejar un taxi". Esa apreciación los decidió a continuar con la medida, según dijo un investigador a la agencia DyN.

"Hay un reclamo comprensible, pero no legítimo. En otros años el cupo era más amplio, ahora lo que estamos haciendo es que parte de ese cupo se reparta en distintos organismos. Estamos prometiendo un trabajo y se está implementando. No vemos un motivo para instalar este conflicto", manifestó Barañao. Ante las acusaciones de ajuste dentro de su cartera, Barañao insistió en que "no hay ninguna evidencia" concreta de ese plan. Agregó que en su gestión se "apoya" y "cuida" a los investigadores "para mejorar la calidad de vida de la gente" y relacionó la toma con "el período electoral".

Barañao indicó que los becarios que reclaman su permanencia en el Conicet "tienen garantizada su continuidad a través de 400 cargos de dedicación exclusiva que se crearon en diferentes universidades del país". Y garantizó que la partida del pago de esos contratos "estará incluida en el proyecto de presupuesto para 2018". "Esta gente quedó afuera y, en lugar de tener que buscarse ellos mismos otro trabajo, los estamos ubicando nosotros. Ésa es la perspectiva del conflicto", subrayó con relación a la protesta de 500 becarios con contratos que vencen en diciembre.

Destacó que en el Conicet "trabajan cerca de 25.000 personas, de las cuales 10.000 son investigadores; no ha habido despidos ni expulsados". "Uno de cada seis investigadores de la Argentina es del Conicet", agregó.

"En los años anteriores, el Conicet absorbía los becarios que podía y llegó a incorporar unos 900 o 950 investigadores en dos años consecutivos. Esto creó la expectativa de que iba a ser así por siempre y no es posible. A ese ritmo, en tres años cerraríamos el Conicet", dijo. Y agregó: "Gracias a la coordinación con otros organismos, se crearon 400 dedicaciones inclusivas para resolver parte de los postulantes que estaban en las universidades".

Los becarios en conflicto sostuvieron que cobrarían 30% menos con los contratos que se les ofrecen, según la agencia Télam. Barañao aclaró: "No es así porque hoy cobran una beca que se acaba. Puede ser menos de lo que cobra un investigador, pero estos becarios no tienen cargo de investigador: esto es mucho más que cero, que es lo que tendrían a partir de enero. No entraron y es algo que les cuesta ver".

"Si un investigador del Conicet no publica trabajos periódicamente, queda afuera. Si cumplen con las normas, hacen la investigación y publican, van a ganar el concurso. Están planteando exigencias que no tienen asidero legal", afirmó.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas