Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcelo Gallardo es autocrítico pero mantiene el optimismo: "Nuestra rebeldía va a estar presente y vamos a tener chances"

El entrenador de River dejó en claro que el equipo sufrió la falta de efectividad y habló de las desatenciones defensivas; "quiero transmitir un mensaje positivo", dijo

Viernes 15 de septiembre de 2017 • 01:29
0
Foto: AP

COCHABAMBA.- "Martillazo". Así describió Marcelo Gallardo al primer gol de Jorge Wilstermann que abrió la goleada 3-0 ante River. El fuerte remate de Zenteno fue un golpe del que el equipo del Muñeco no se pudo levantar y lo terminó sufriendo todo el partido. Pese a los tres goles de diferencia en contra, y los distintos errores en defensa y en ataque que se dejaron ver, el entrenador millonario mantiene la esperanza y apuesta al shock emocional para generar un cambio rotundo de cara al duelo de vuelta del próximo jueves en el Monumental.

"Es un resultado negativo porque no lo esperábamos. Hay que masticar y apelar a la rebeldía, a la posibilidad de tocar las fibras más íntimas, porque no va a ser la primera vez de levantarse en una serie. Y nosotros vamos a estar en uno de los desafíos más importantes, al menos para mí como entrenador, de creer que como equipo podemos darlo vuelta. Si tenemos la convicción de que nuestras fortalezas futbolísticas y anímicas, podemos tocarlas a fondo, no tengo dudas de que vamos a poder por lo menos darle pelea en el Monumental con el apoyo de nuestro público y el enojo de saber que hoy tuvimos un partido que nos costó muchísimo", explicó Gallardo en conferencia de prensa.

"Debemos pensar en lo que viene a partir de mañana. Hay que regenerarnos, no nos podemos quedarnos mucho tiempo con dolor. Pasará esta noche y ya hay que regenerar esa rebeldía que hay que tener para creer que se puede dar vuelta el resultado. Yo no voy a dejar de pensar que sí. Está bien, hoy dimos muchas ventajas y nos convirtieron. Pero también pudimos convertir, así que esperemos que las que no entraron hoy, entren el jueves", agregó el Muñeco, quien pasó más tiempo del habitual en el vestuario y se demoró unos minutos en asistir a la conferencia.

Desde que se encuentra en River como entrenador, en definiciones mano a mano de ida y vuelta, nunca debió revertir un resultado tan adverso como este 3-0. Por eso, será un desafío único. "Vamos a tener que jugar un gran partido para dar vuelta una serie de tres goles, y debemos ser efectivos. Vamos a revisar fallas colectivas que tuvimos, pero nuestra rebeldía va a estar presente en el Monumental. Va a ser difícil, pero no algo imposible. Estoy ante el mayor desafío en estos años que llevo como entrenador, de poder inyectarle a mi equipo una dosis de rebeldía muy grande y creer que vamos a tener chances. Le pido a la gente que nos acompañe, que vaya, porque vamos a tener chances. Y creo en mi equipo, en el espíritu de los jugadores. Quiero transmitir un mensaje positivo".

¿Qué ocurrió para sufrir una goleada de semejante calibre? "El primer gol fue un martillazo, cambió el orden y la planificación y se nos hizo demasiado largo el partido. Encima, recibir otro segundo gol al inicio del segundo tiempo. Así y todo, por muchos momentos nos pudimos meter en partido, pero no pudimos hacer un gol. Y en los últimos minutos, en una jugada desafortunada porque perdemos una pelota en la mitad de la cancha con muchos espacios para ellos, nos convierten el tercero", sintetizó Gallardo, y luego agregó: "Si bien tuvimos el control de pelota, nos faltó profunidad y ellos aprovecharon los momentos para atacar nuestros espacios. En el segundo tiempo, se dio nuevamente una posibilidad de sostener el control del balón, con situaciones claras para marcar, y ahí estuvo la diferencia: la efectividad que tuvieron ellos contra la nuestra".

De acuerdo al análisis del entrenador, se deberán trabajar situaciones -especialmente defensivas- puntuales de cara a la revancha. "Hay que hacerse cargo de la situación. Pero rápidamente pasar al análisis del por qué sucedieron algunas cosas, que fueron muy puntuales. Nosotros no vamos a estar lejos si somos efectivos, si contamos con la ambición de ir a buscar el partido desde el primer minuto y si no nos convierten", comentó el DT, y luego opinó de los errores en defensa. "Es un tema de concentración y atención defensiva para estar atento a los posibles contragolpes que vamos a llegar a tener en el juego, porque va a pasar por ahí. Va a ser un equipo que se va a defender, que lo ha hecho bien de visitante, aunque ha recibido goles. Dependerá mucho de la efectividad que tengamos y de lo atento que estemos para no dejarle la posibilidad de contra".

River viajó a Santa Cruz ayer por la noche en chárter al finalizar el partido y emprenderá el regreso a Buenos Aires hoy a las 15.05. No tiene mucho tiempo que perder: además de ya prepararse mental y futbolísticamente para el partido de vuelta, mañana viajará a San Juan para jugar el domingo ante San Martín por la tercera fecha de la Superliga, en un duelo que afrontará con un equipo más que alternativo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas