Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Australia: la consulta sobre el matrimonio igualitario generó polémica en el rugby

Israel Folau, una de las estrellas de los Wallabies, provocó respuestas masivas en Twitter tras asegurar que votará en contra; esta semana comenzó un plebiscito por correo que cerrará el 7 de noviembre

Viernes 15 de septiembre de 2017 • 08:00
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Archivo

CANBERRA, Australia.- Los australianos empezaron a recibir este martes por correo una encuesta sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo cuyo resultado no será vinculante pero que podría abrir la vía a su legalización. Y Mientras el país se prepara para votar sobre el tema, una de las estrellas de los Wallabies, Israel Folau, se lanzó al centro de la escena con una controversia que generó polémica. El fullback provocó todo tipo reacciones en Twitter cuando escribió: "Amo y respeto a todas las personas por lo que son y sus opiniones. No apoyaré el matrimonio gay".

A diferencia de Folau, la Unión australiana de Rugby, la NRL (National Rugby League) y Cricket Australia están apoyando la campaña en favor del "sí", al punto que en estos días puede verse en sus logos de las diferentes redes sociales a un Wallaby con los colores del arco iris.

El tuit de Folau generó un enorme debate dado que muchos fustigaron a la estrella del rugby local por intentar quitar "los derechos de otras personas a tomar sus propias decisiones".

La afirmación del fullback estimuló la reacción de uno de sus compañeros internacionales, ya que David Pocock escribió dos tuits declarando que votará por el "sí" en la elección pública. Pocock es conocido como un activista apasionado por los temas sociales, incluyendo la igualdad matrimonial y hace cuatro años dijo que no se casaría con su pareja, Emma Palandri, hasta que los gays tuvieran derecho a hacer lo mismo.

El tuit de Folau tuvo diversas repercusiones en el mundo del rugby. El ex internacional de Gales, Gareth Thomas, fue otra de las personas que le respondió mediante la red social. Thomas fue el primer jugador profesional de rugby en declarar que era gay en diciembre de 2009 y fue votado como la persona gay más influyente en el Reino Unido al año siguiente.

Si la mayoría de los australianos responde "sí", el gobierno se ha comprometido a organizar un voto en el parlamento para cambiar las leyes sobre el asunto. La cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo está en el debate político australiano desde hace años y según una encuesta de Fairfax Media publicada el martes el 70 por ciento de los australianos son partidarios del "sí".

La encuesta por correo llegará a 15 millones de australianos con la pregunta "¿Cree que hay que cambiar la ley para permitir que se casen las parejas del mismo sexo?" La consulta se cerrará el próximo 7 de noviembre y los resultados se darán a conocer el 15 de ese mes. Durante el pasado fin de semana hubo multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del matrimonio homosexual. El último domingo, en el centro de Sydney, miles de personas salieron a las calles vestidas con los colores del arco iris para defender el "sí". En tanto que los partidarios del "no" se manifestaron el sábado, denunciando que el matrimonio homosexual vulnera la libertad religiosa y los derechos de los niños.

El entrenador de los Wallabies, Michael Cheika, y el capitán Michael Hooper se reunieron a principios de esta semana con distintos políticos para declarar públicamente su apoyo a la legislación propuesta. El head-coach australiano aseguró aquí en Canberra que Folau tiene el derecho de expresar su punto de vista y que no cree que su expresión pudiera causar una fisura entre sus jugadores. "No va a generar una división dentro del equipo", dijo Cheika. "Este es un asunto nacional e importante para todos".

A un día del encuentro frente a los Pumas, a Cheika no le preocupa que Folau pudiera distraerse por las miles de respuestas a su polémica expresión en Twitter: "Imagino que cuando lo hizo sabía que los comentarios se iban a suceder".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas