Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nuevo escándalo para el Vaticano: investigan a un diplomático de la Santa Sede por pornografía infantil

Un sacerdote acreditado en la nunciatura en Washington fue hallado en posesión de imágenes de pornografía infantil; fue convocado por la Santa Sede

Viernes 15 de septiembre de 2017 • 09:15
SEGUIR
LA NACION

ROMA.- En un nuevo escándalo para la Iglesia católica, un sacerdote acreditado en la nunciatura de Washington, Estados Unidos, fue hallado en posesión de imágenes de pornografía infantil, delito por el que fue convocado por el Vaticano, que abrió una investigación.

"Se informa que el 21 de agosto último el Departamento de Estado de los Estados Unidos ha notificado, por vía diplomática, la posible violación de las normas en materia de imágenes pedo-pornográficas de parte de un miembro del cuerpo diplomático de la Santa Sede acreditado en Washington", indicó un comunicado de la Sala de Prensa del Vaticano difundido hoy, que se anticipó a informes de prensa.

"La Santa Sede, según la praxis adoptada por los Estados soberanos, ha convocado al sacerdote en cuestión, que se encuentra actualmente en la Ciudad del Vaticano", agregó, aludiendo a la inmunidad diplomática con la que cuentan sus funcionarios diplomáticos y sin difundir la identidad del cura puesto en el banquillo.

Recibidas las informaciones de parte del gobierno estadounidense, la Secretaría de Estado las ha transmitido al promotor de Justicia del Tribunal vaticano, que abrió una investigación para la que ha comenzado una colaboración a nivel internacional, para recolectar elementos relativos al caso, también indicó el comunicado. Este concluyó recordando que, como prevén las leyes vigentes para todos los sumarios preliminares, "las investigaciones del promotor de justicia están protegidas por la necesaria reserva".

Es la primera vez que el Vaticano da la noticia de un caso de este tipo, anticipándose a la prensa y suavizando, así, el golpe.

No es la primera vez que manda a llamar a un miembro de su cuerpo diplomático por motivos de este tipo. El caso más reciente es cuando convocó, en agosto de 2013, al ex nuncio apostólico en la República Dominicana, el polaco Jozef Wesolowski. En un caso que marcó un giro drástico en el manejo de estos temas, este monseñor fue destituido por Francisco después de que salieron a la luz denuncias de que solía frecuentar una playa donde les ofrecía a adolescentes de bajos recursos dinero a cambio de sexo.

Wesolowski fue despojado de los hábitos y puesto bajo arresto domiciliario el Vaticano y murió en agosto de 2015, antes de que un tribunal penal del pequeño Estado concluyera un juicio en su contra.

Te puede interesar