Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Adepa celebró que el país "haya dejado atrás una política estatal destinada a desacreditar al periodismo"

La entidad indicó que es necesario profundizar el clima actual de libertad de prensa; emitió hoy un informe sobre el tema en el marco de su 55ª Asamblea anual

Viernes 15 de septiembre de 2017 • 17:50
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Martín Etchevers, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de Adepa
Martín Etchevers, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de Adepa. Foto: Archivo

SANTA FE.- "El país ha dejado atrás una política estatal sistemática destinada a desacreditar al periodismo y a combatir a las empresas de medios que son, aquí y en el mundo, estructuras fundamentales para llevarlo adelante. Lamentablemente, algunas de estas prácticas subsisten en ciertas provincias y municipios. Pero en términos generales, la Argentina continuó transitando en el último año un período de normalización en la relación entre la prensa y el poder político", destacó el tradicional informe sobre libertad de prensa que aprobó la 55a Asamblea de la Asociación de Entidades Periodisticas Argentinas (Adepa), cuyas deliberaciones concluyen hoy en esta capital.

"La intensidad del debate público en la Argentina, potenciada hoy en el marco de un período electoral, es un indicador de la diversidad de opiniones que marcan la agenda ciudadana, y de la libertad sin represalias con que estas se expresan. Se perciben pasos saludables en el acceso a la información pública o en la mayor apertura de funcionarios al escrutinio periodístico. Estos presupuestos constituyen avances en nuestra madurez democrática en términos de libertad de expresión, que contrastan diametralmente con el clima de hostigamiento y persecución que signó el anterior período de gobierno, más allá de discursos actuales que pretenden afirmar lo contrario. Porque como Adepa ha dicho en reiteradas oportunidades: libertad de prensa no es sólo poder decir lo que se piensa, sino poder hacerlo sin represalias", subrayó el documento.

"En los últimos meses, hemos visto cómo nuevamente medios y periodistas de distintos puntos del país han sido víctimas de agresiones verbales callejeras, ataques físicos y persecuciones", subrayó.

Más adelante, el documento consideró que "la seguridad personal es un desafío mayúsculo, agravado por las amenazas del narcotráfico y el crimen organizado. El reciente ataque a balazos sufrido por un periodista misionero y las amenazas al director de un portal digital de Bahía Blanca actualizan esta preocupación. Reivindicamos la iniciativa del Protocolo de Protección de Periodistas que presentábamos hace un año junto a Fopea y el Ministerio de Seguridad de la Nación. E insistimos en que más provincias se sumen con iniciativas similares.

Deberá ejecutarse con celeridad y amplitud una política activa de acceso a la información pública, tras la aprobación y reglamentación de una ley que fuera postergada por más de una década. Desde Adepa saludamos su implementación y el nombramiento de su máximo responsable. E instamos a todas las dependencias estatales a asumir su responsabilidad en la materia de manera efectiva y oportuna. También pedimos normas similares en aquellas provincias que aún no las sancionaron", resaltó el documento.

Luego agregó: "Ese rol de la prensa en la discusión pública ha sido ratificado una vez más por nuestro máximo tribunal el pasado 29 de agosto en el caso "Boston Medical Group c/ Arte Radiotelevisivo Argentino". El fallo fortalece la estructura de nuestra democracia constitucional, ofrece una protección al derecho de informar sobre cuestiones que despiertan un legítimo interés en la población. Ampliando razonablemente los efectos de la real malicia, la Corte Suprema garantiza la circulación de información trascendental cuando ella está desprovista de mala fe respecto a los datos emitidos y aunque ellos puedan ser inexactos.

Pauta oficial

El documento agregó: "En términos de la difusión de los actos de gobierno, Adepa requiere avanzar cada vez más en estándares objetivos y cuantificables a la hora de cumplir ese precepto constitucional, evitando cualquier suspicacia respecto del uso de los recursos públicos como herramienta de castigo o disciplinamiento. Fue moneda corriente en la administración anterior, motivó severas condenas de la Corte, y que no debe repetirse, ni siquiera en proporciones menos escandalosas.

Se deben seguir transparentando los beneficios y privilegios indebidos que años atrás dieron lugar al sostenimiento artificial de algunos medios. Y se debe evitar que tales situaciones se reproduzcan en el futuro".

"En definitiva, los avances en materia de distribución de publicidad oficial, que Adepa saludó en su anterior asamblea, requieren seguir profundizándose. La sanción de una ley que cuente con un amplio consenso político -y en cuyo debate sea escuchada la voz de los medios- es una deuda pendiente.

"Además de los históricos principios que Adepa ha sostenido en esta materia, como atender al alcance real de los medios o la necesidad de una cobertura federal, hoy se hace necesario resaltar otro valor a la hora de difundir los mensajes públicos: el papel clave de los medios en la producción de contenidos, su aporte insoslayable para el ejercicio del periodismo, la participación ciudadana y la transparencia de los actos de gobierno.

"Por eso, y más allá de la plataforma que esos medios utilicen, el Estado debe ponderar su función en el debate democrático y no considerarlos un mero vehículo de distribución de mensajes, asimilándolos a las redes sociales o los buscadores de Internet, que tienen una lógica diferente.

Más adelante, el documento precisó: "El periodismo de calidad requiere importantes inversiones en talento y genera miles de puestos de trabajo. Y es necesario que todos los actores -medios, anunciantes, audiencias y poderes públicos- lo entiendan y contribuyan a su sostenimiento. El valor profesional del periodismo requiere de estrategias públicas, derivadas de un amplio consenso político y social, que ayuden a garantizarlo y preservarlo en el tiempo. Entre estas, se deben incluir la protección de la propiedad intelectual de los medios frente a las nuevas plataformas digitales globales; un esquema impositivo y previsional orientado a favorecer la producción de contenidos nacionales; medidas para alentar la transformación digital de los diarios impresos -sobre todo de los medianos y pequeños, y en particular de los del interior del país-; un régimen tributario equitativo entre actores locales e internacionales, etcétera. En otras palabras, como entidad representativa de la prensa argentina, exhortamos a los distintos sectores de la sociedad y poderes del Estado, a asumir un papel creativo, dinamizador y promotor de la industria periodística, entendiendo su real dimensión para la democracia, la educación popular y la cultural nacional".

"Estamos convencidos de que fortalecer a la prensa y al periodismo no es otra cosa que fortalecer la democracia republicana que los argentinos nos dimos aquí, en Santa Fe, hace 164 años", concluyó Adepa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas