Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo le fue al River de Gallardo cada vez que debió revertir una serie

De las 16 definiciones ida y vuelta en torneos internacionales, ganó 14 y perdió 2; en tres de ellas empezó perdiendo y sólo en una logró el pasaje. "Creo en mi equipo, en el espíritu de los jugadores", dijo el Muñeco

Sábado 16 de septiembre de 2017
0
Foto: Archivo

Marcelo Gallardo constantemente busca imponer una mentalidad competitiva y ganadora en su grupo de trabajo. Confía en ese aspecto, lo trabaja, lo desarrolla. También lo relaciona con una manera de ser y de sentir el fútbol, y por eso busca alimentar la personalidad y el potencial de sus jugadores con experiencias vividas. La cabeza es todo. Allí hará foco para afrontar el desafío más grande que tiene desde que es el técnico de River , según definió con sus propias palabras.

El 3-0 que le propinó Jorge Wilstermann quizá no se condice con el desarrollo de los 90 minutos de juego. Pero los desajustes defensivos graves y la poca contundencia en el área rival fueron un combo letal. Ambas facetas deberán hacer un giro de 180 grados para intentar revertir la situación el próximo jueves, en el Monumental. Pese a eso, a la hora de enviar un mensaje autocrítico pero optimista, el Muñeco eligió repetir cuatro veces la palabra "rebeldía".

"Hay que masticar la bronca de estos resultados adversos y apelar a la rebeldía, a la posibilidad de tocar las fibras más íntimas. No va a ser la primera vez que hay que levantarse en una serie. Y nosotros vamos a estar en uno de los desafíos más importantes: creer que como equipo podemos darlo vuelta. Si tenemos la convicción de que nuestras fortalezas futbolísticas y anímicas podemos tocarlas a fondo, no tengo dudas de que vamos a poder por lo menos dar pelea en el Monumental con el apoyo de nuestro público, con el enojo de saber que tuvimos un partido que nos costó muchísimo", analizó Gallardo.

El DT sabe que deberá aferrarse a algo más que las estadísticas para superar a Wilstermann. De las 16 definiciones ida y vuelta en torneos internacionales que afrontó River en su ciclo -ganó 14 y cayó en dos-, en tres de ellas empezó perdiendo y debió dar vuelta el resultado, pero sólo lo logró en una: en los cuartos de final de la Copa Libertadores 2015, perdió 1-0 con Cruzeiro en el Monumental y luego ganó 3-0 en Brasil. En tanto, con Huracán cayó 1-0 como local en la Copa Sudamericana 2015 y empató 2-2 de visitante; y con Independiente del Valle sufrió un 2-0 en Ecuador y se impuso 1-0 en Núñez, sin alcanzarle así en ninguna de las dos llaves para torcer la historia.

Otro dato adicional: River le ganó 3-0 a San José (2015) y 6-0 a The Strongest (2016) en los dos partidos que el River de Gallardo jugó ante equipos bolivianos de local, ambos en etapa de grupos.

"Vamos a tener que hacer un gran partido para dar vuelta la serie. Debemos ser efectivos y vamos a revisar fallas colectivas que tuvimos, pero nuestra rebeldía va a estar presente en el Monumental. Será difícil, pero no imposible. Estoy ante el mayor desafío en estos años que llevo como entrenador: poder inyectarle a mi equipo una dosis de rebeldía muy grande y creer que vamos a tener chances. Le pido a la gente que nos acompañe, que vaya, porque vamos a tener chances. Y creo en mi equipo, en el espíritu de los jugadores. Quiero transmitir un mensaje positivo", agregó.

El calendario no ayuda: River viajará hoy hacia San Juan para jugar mañana ante San Martín por la 3° fecha de la Superliga. Eso sí: con un equipo alternativo y la mente en el desquite con Wilstermann.

¿Qué opina Gallardo de lo ocurrido en Cochabamba? "El primer gol fue un martillazo que cambió el orden y la planificación del partido, que se hizo demasiado largo. Si bien tuvimos el control de la pelota, nos faltó un poco más de profundidad y ellos aprovecharon esos momentos para atacar nuestros espacios. En el segundo tiempo sostuvimos el control del balón, con situaciones claras para marcar y no pudimos. Ahí estuvo la diferencia, en la efectividad que tuvieron ellos contra la nuestra", explicó.

Tras una actuación para el olvido de toda la línea defensiva, será importante ajustar detalles para prevenir errores: un gol del equipo boliviano obligaría a River a convertir cinco tantos para poder lograr el boleto a las semifinales. "Es un tema de concentración y atención defensiva para estar atento a los posibles contragolpes, porque va a pasar por ahí. Va a ser un equipo que se va a defender, que lo ha hecho bien de visitante, aunque ha recibido goles. Dependerá mucho de la efectividad que tengamos y de lo atento que estemos para no dejarle la posibilidad de contragolpear", analizó el DT.

Serán siete días decisivos, de mucho análisis y muchas charlas, grupales e individuales. La necesidad de levantarse rápidamente es imperiosa por los tiempos que apremian y el deseo, pese al golpe que mareó, continúa intacto dentro del corazón del plantel millonario. Por eso, Gallardo será el pilar fundamental para buscar la revolución. Al hombre que le encantan los desafíos, se le presentó uno inesperado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas