Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

San Lorenzo-Arsenal, Superliga: Mirando la copa de reojo, el Ciclón se dio un gusto doméstico con los pibes y el regreso de Romagnoli

El equipo de Aguirre se impuso 1-0 en el Nuevo Gasómetro, con el tanto de Marcos Senesi

Sábado 16 de septiembre de 2017 • 20:15
SEGUIR
PARA LA NACION
  |  
San LorenzoSan Lorenzo

-

P
Arsenal de SarandíArsenal de Sarandí

-

P
0

Festejo de San Lorenzo
Festejo de San Lorenzo. Foto: FotoBAIRES

Uno de los desafíos de San Lorenzo era suspender durante 90 minutos la exclusividad de su atención en la Copa Libertadores. El otro, en consecuencia, conseguir su primer triunfo en la Superliga después de los empates con Racing y Rosario Central. Tal vez nunca logró desentenderse por completo de su gran objetivo, pero de todos modos sí supo quedarse con los tres puntos.

Arsenal sabía que enfrente tendría a un rival disminuido a partir de una formación con muy poco rodaje, pero el elenco del Viaducto fue preso de sus propias limitaciones. Como el fin de semana pasado en Arroyito, Diego Aguirre, el conductor del Ciclón, reservó a sus mejores jugadores, esta vez para el encuentro definitorio de los cuartos de final ante Lanús, previsto para el jueves próximo, luego de superarlo por 2 a 0 en el primer choque.

La determinación del entrenador incluyó un guiño especial para los hinchas al incluir a Leandro Romagnoli como titular. Hacía más de un año que Pipi no arrancaba un partido -la última vez había sido en abril del año pasado, ante Liga de Quito, por la Copa Libertadores, con Pablo Guede como DT- y la gente lo ovacionó cuando se anunció la alineación y en la salida del equipo en la cancha. También, dispuso del regreso de Sebastián Torrico, dentro de un equipo joven.

El 10 azulgrana no tuvo conexión con Tomás Conechny ni con Gabriel Gudiño; fue discreto lo de San Lorenzo en una tibia primera mitad. Agazapado de contraataque, el conjunto de Humberto Grondona, que ya suma tres derrotas en serie -las anteriores, frente a Estudiantes y Colón-, lo dañó por los costados y con el juego aéreo, aunque no lo suficiente como para vulnerar a Torrico.

El dueño de casa, empujado por su gente, fue aprisionando a Arsenal. Ante un rival que no lo podía contener, pisó con determinación y así llegó el cabezazo goleador de Marcos Senesi, el único tanto del partido. En el ciclo del uruguayo no hay lugar para la medianía: el equipo se destaca por su alto nivel o abre interrogantes por rendimientos muy por debajo de sus posibilidades. Ahora, parece haber dejado atrás todos los cuestionamientos y hasta gana con los suplentes.

Ante Lanús, San Lorenzo intentará sellar su clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores. El encuentro ante Arsenal era una parada obligada y podía ser un empuje hacia ese destino o un retraso que generase dudas. Terminó por ser un gran impulso que hizo saltar a los hinchas, que se fueron gritando por lo que viene. Cumplido el deber local, con las promesas, ahora el Ciclón irá por un lugar entre los cuatro mejores de Sudamérica, con los caciques de siempre.

El gol de la victoria del Ciclón (Senesi)

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas