Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Kirchner corrigen los $ 90 millones que declararon por gastos

Cristina y sus hijos Máximo y Florencia rectificaron ante la AFIP sus rendiciones de 2016

Sábado 16 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

La familia Kirchner declaró ante la AFIP consumos por unos $ 90 millones durante 2016, el primer año lejos de la Casa Rosada.

Esos montos informados por Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia son casi de imposible ejecución. Serían desembolsos de $ 7,5 millones por mes o $ 250.000 por día y sólo un jeque árabe podría soñar con ese nivel de vida.

Los números no cerraban y en las últimas horas la familia corrigió sus presentaciones ante la autoridad tributaria con nuevas declaraciones juradas.

"Fue un gran error en las declaraciones juradas que se presentaron a fines de julio, justo cuando el contador Víctor Manzanares quedó preso. Se confundieron los empleados administrativos", explicaron a LA NACION en el entorno de los Kirchner.

Bajo la lupa

El error contable que adujeron puede costarles caro a los Kirchner. El patrimonio familiar es investigado por el juez Claudio Bonadio en la causa Los Sauces. Máximo fue el primero que despertó sospechas. LA NACION publicó que sus gastos habían registrado un crecimiento extraordinario: declaró erogaciones personales por $ 20 millones.

Ese número despertó las alertas de la AFIP, que, en un informe reservado, advirtió que el diputado de La Cámpora vació diez plazos fijos, también por $ 20 millones. La Justicia sospecha que, acorralado en distintas causas, Máximo intentó sacar ese dinero del circuito oficial.

Casi al mismo tiempo en que Bonadio ordenó un allanamiento para secuestrar documentos de los movimientos de fondos de Máximo, el diputado presentó ante la AFIP la corrección de su declaración jurada.

Máximo no fue el único que debió rectificarse. Tal como reveló ayer Infobae, Cristina Kirchner también presentó una corrección de su declaración jurada. En su informe patrimonial original había informado un consumo cercano a los $ 70 millones, pero luego modificó la cifra e informó $ 3,1 millones de gastos.

En el entorno de los Kirchner señalaron a LA NACION que los consumos de Cristina eran en realidad la cesión a sus dos hijos del dinero que la ex presidenta tenía en los plazos fijos.

¿Y el dinero de Máximo? "Está en las cajas de Florencia en el Banco Galicia, es parte de los dólares que fueron embargados por la Justicia", aseguraron.

Dinero en movimiento

Cuando Cristina Kirchner salió del gobierno y la Justicia comenzó a pisarle los talones, la ex familia presidencial hizo movimientos de fondos de forma vertiginosa.

Tras la muerte de Néstor, con el dinero de la herencia, en 2012 el resto de la familia había abierto una decena plazos fijos en el Banco Nación. Todos fueron liquidados abruptamente en diciembre de 2015.

Esos fondos, por más de $ 78 millones, fueron transferidos electrónicamente a una caja de ahorro a nombre de Cristina Kirchner en el Banco Galicia. Fue en días cercanos al traspaso de gobierno.

Según un informe elaborado por las denunciantes de la causa, Margarita Stolbizer y Silvina Martínez, además de los plazos fijos, los Kirchner también transfirieron al Banco Galicia dinero de Los Sauces SA, la empresa que les alquilaba inmuebles a Lázaro Báez y Cristóbal López.

Para las denunciantes la ex presidenta buscó "mezclar el dinero para perder el rastro de los fondos".

Ya con el dinero en el Banco Galicia, Cristina conformó nuevos plazos fijos con vencimiento a un mes. En paralelo, junto con Florencia, abrió otras seis cajas de ahorro y de seguridad en pesos y dólares.

En una segunda etapa, en enero de 2016, la ex presidenta liquidó los nuevos plazos fijos e hizo operaciones con Lebac.

En febrero se hicieron sucesivas compras de dólares que se depositaron en distintas cuentas. En marzo de 2016, la ex presidenta retiró US$ 1.125.000. Florencia extrajo otros US$ 3,5 millones.

Finalmente, otros US$ 5.696.144 fueron depositados en las cajas de ahorros y de seguridad de Florencia Kirchner del Banco Galicia. Es la única que nunca tuvo un cargo público y que, por lo tanto, no debe exponer su patrimonio ante la Oficina Anticorrupción.

A mediados de julio del año pasado, cuando Bonadio rastreó los fondos de los Kirchner sólo encontró en el Galicia el dinero a nombre de Florencia, que terminó en un embargo judicial.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas