Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En los Emmy, la pantalla chica se agranda para dominar todo Hollywood

Esta noche se entregarán los premios a lo mejor de la TV norteamericana, convertida en una obsesión global; Westworld y Saturday Night Live son los más nominados, con 22 candidaturas

Domingo 17 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
Foto: Netflix

En principio, podría pensarse que ver una ceremonia de entrega de premios de Hollywood como la de los Emmy no requiere demasiada concentración. Alcanza, se supone, con saber que en este caso se premia la TV producida en y por la industria norteamericana y que la transmisión será esta noche, a partir de las 20, por TNT. Sin embargo, los fanáticos de las series y de las premiaciones -existen, aunque usted no lo crea- saben que esta noche tendrán que estar atentos a la aparición de los protagonistas de sus ficciones favoritas, a las estrellas de cine que ya son habitués de la TV y a más de 35 categorías en las que sus elegidos podrían llevarse la preciada estatuilla. Y que esa atención deberá durarles como mínimo tres horas. Es un esfuerzo que no les exigieron ni siquiera los complejos análisis genealógicos de los personajes de Game of Thrones ni el más hermético de los episodios de Twin Peaks.

Por eso, a continuación, las claves para seguir una ceremonia seguramente repleta de momentos memorables.

1. Goliat versus Goliat. Hasta hace pocos años -menos de cinco- HBO era el rey indiscutido de los Emmy. Era la señal más nominada, la que primero había enfrentado y luego corrido del mapa a los canales de aire. Y aunque este año siga siendo la que más candidaturas tiene (111), desde 2013 Netflix crece a un ritmo que impresiona. En 2016, la plataforma de streaming compitió en 54 categorías; este año lo hace en 91, un crecimiento del 70% en doce meses. Además, la competencia entre los dos gigantes de contenidos se juega en las categorías más codiciadas: serie dramática y comedia. Mientras que Netflix tiene a The Crown, House of Cards, Stranger Things, Master of None y Unbreakable Kimmy Schmidt, HBO le dará pelea con Westworld, Silicon Valley y Veep.

cerrar

2. Por el bronce. La disputa entre HBO y Netflix por el primer lugar entre los productores de contenido de Hollywood puede profundizar el ya inevitable cambio en los patrones de consumo audiovisual; quien se quede con el tercer puesto cosechará los frutos de ese cisma. Hasta ahora, el que corría con ventaja era Amazon Prime Video, que fue expandiendo su alcance territorial y construyendo un catálogo de programas lo suficientemente interesantes para conseguir 16 nominaciones en los dos últimos años. Sin embargo, Hulu, el servicio de streaming que por ahora sólo está disponible en los EE.UU. y Japón podría cambiar la tendencia gracias a The Handmaid's Tale, que con 13 nominaciones es uno de los ciclos con más posibilidades de ganar en categorías fundamentales como actriz (Elisabeth Moss) y drama.

cerrar

3. El efecto GoT. Por la combinación del retraso de su fecha de estreno y el estricto calendario organizativo de los Emmy, este año Game of Thrones quedó fuera de la competencia. Con la serie más popular fuera de la carrera, el premio al mejor drama podría ir para cualquiera de los nominados. Aunque los críticos norteamericanos suponen que los más de cinco mil votantes de la Academia podrían inclinarse por favoritos sentimentales como Stranger Things y This is Us, o por las historias de corte político como The Crown y The Handmaid's Tale.

cerrar

4. De eterna perdedora a favorita absoluta. Para Elizabeth Moss, la octava podría ser la vencida. Después de ser nominada seis veces por su trabajo en Mad Men y una séptima por Top of the Lake, la actriz es la gran favorita para la categoría de mejor actriz dramática. Su principal rival es Claire Foy, de The Crown, que ganó en el Globo de Oro, pero el lejano estreno de la serie de Netflix, en noviembre último, le juega en contra. Claro que nunca conviene descartar a los actores británicos cuando se trata de estos premios.

5. De desconocido a protagonista. En un año, Sterling K. Brown pasó de ser ese intérprete brillante pero desconocido que sorprendió a todos cuando se llevó el Emmy al mejor actor de reparto por su papel en Todos contra O.J. Simpson a ser el protagonista que tiene las mayores posibilidades de ganar entre los actores dramáticos por su papel en This is Us. Si se cumpliera el pronóstico de los críticos norteamericanos, Brown haría historia. Sería la primera vez en 19 años que un actor negro gana en la categoría de protagonista de una serie dramática. Su éxito está casi asegurado, porque el único que podía complicarle el camino a la estatuilla -John Lithgow como Winston Churchill en The Crown- compite en los Emmy en la categoría de actor de reparto.

Millie Bobby Brown, la revelación de Stranger Things, que recibió 18 nominaciones y puede dar la sorpresa esta noche
Millie Bobby Brown, la revelación de Stranger Things, que recibió 18 nominaciones y puede dar la sorpresa esta noche. Foto: Netflix

6. Isla de las estrellas. Ya hace unos años que el rubro miniserie se transformó en un refugio de sus compromisos con el cine para algunos de los más prestigiosos actores de Hollywood. La era dorada de la TV, especialmente el formato de historias contadas en pocos episodios, permitió que en esta temporada se realizaran Big Little Lies , con Nicole Kidman y Reese Witherspoon; Fargo, con Ewan McGregor; Feud: Bette and Joan, con Susan Sarandon y Jessica Lange; The Night Of, con John Turturro, y Genius, con Geoffrey Rush.

cerrar

7. La comedia de la diversidad. Cuando se trata de la diversidad cultural, racial y de género, la industria televisiva le lleva amplia ventaja a la cinematográfica. Y en ninguna otra categoría de estos premios es tan evidente esa diferencia como en el apartado comedia. Entre las nominadas están Atlanta (FX), Black-ish (Sony) y Master of None (Netflix), cuyos protagonistas, Donald Glover, Anthony Anderson y Aziz Ansari, además compiten como mejores actores en su categoría.

8. Del Oscar al Emmy. El glamour de los consagrados y la emoción de los novatos. Ambos convivirán en la fiesta de los Emmy, que tiene una notable cantidad de nominados con más de un Oscar en su haber y otros tantos que, hasta ahora, veían la ceremonia desde su sillón. Entre los primeros figuran Viola Davis (How to Get Away with Murder); Robert De Niro (The Wizard of Lies); Jane Fonda (Grace and Frankie); Anthony Hopkins (Westworld); Ron Howard (creador de Genius); Nicole Kidman y Reese Witherspoon (Big Little Lies); Jessica Lange y Susan Sarandon (Feud); Geoffrey Rush (Genius), y Kevin Spacey (House of Cards). En la lista de nominados por primera vez aparecen Millie Bobby Brown y David Harbour (Stranger Things); Chrissy Metz, Milo Ventimiglia y Ron Cephas Jones (This Is Us); Pamela Adlon (Better Things), y Samira Wiley (The Handmaid's Tale).

cerrar

9. Adelanto sorpresa. En los Emmy no sólo hay que prestar atención a los nominados y ganadores, sino que los presentadores también merecen la pena. Especialmente aquellos que aprovecharán la considerable audiencia de los premios para promocionar sus próximos programas. Así, aparecerá Debra Messing para recordarle al público el inminente regreso de Will &Grace, mientras que Edie Falco y Lea Michele harán lo mismo con sus nuevas series, Law and Order True Crime: The Menendez Murders y The Mayor, respectivamente.

10. House of Colbert. Ésta será la primera ceremonia de los Emmy con Donald Trump como presidente y, atentos al clima político en su país, los productores eligieron como conductor a Stephen Colbert , comediante dedicado al humor político con su ciclo de medianoche The Late Show, quien ya adelantó que su monólogo tendrá como eje el hecho televisivo más importante de 2017: el mismísimo primer mandatario.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.