Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En México, la violencia supera a la ficción: matan a un productor de la serie Narcos

Buscaba un set de filmación y apareció baleado dentro de su auto

Domingo 17 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CIUDAD DE MÉXICO.- El productor Carlos Muñoz Portal murió mientras buscaba el mejor rostro de México. De 37 años, fue asesinado el lunes pasado en un paraje rural del Estado de México, una violenta región en el centro del país, mientras buscaba locaciones para el rodaje de la serie Narcos (producida por Netflix), que en su cuarta temporada se enfocará en los carteles locales.

Muñoz era un veterano cineasta experto en hallar sitios de filmación para las grandes producciones cinematográficas norteamericanas que trabajan en México.

Los hechos que llevaron a la muerte de Muñoz no son claros. Un amigo suyo contó que el lunes se subió a su auto y manejó rumbo al Estado de México para sacar algunas fotos para la producción. No se sabe por qué, pero su cuerpo fue hallado horas después dentro del vehículo con varios disparos.

El auto estaba en un camino de tierra en la comunidad de San Bartolomé Actopan, en el municipio de Temascalapa. El sitio está en el nordeste del Estado de México, muy cerca de la frontera con Hidalgo. El estado donde ocurrió el episodio es el más poblado del país y el que más homicidios registra. En julio pasado, 182 casos (una tasa de 12,2 por cada 100.000 habitantes).

Las autoridades tuvieron problemas para reconstruir el crimen. "Dado lo despoblado no tenemos testigos", dijo un vocero de la fiscalía del Estado de México. El amigo de Muñoz, que prefiere mantenerse en el anonimato por respeto a la familia, supone que la presencia de un foráneo con una cámara fue incómoda para los pobladores, atemorizados por la inseguridad de la región. "Quizá pensaron que estaba recopilando información y lo empezaron a seguir en un auto", dice. "El vehículo de la víctima quedó incrustado en un terreno con nopales", señaló la fuente, lo que hace pensar a las autoridades que se dio una persecución.

"No sabemos si estaba en Hidalgo y desde ahí lo siguieron o si estaba en el Estado de México e intentó huir hacia Hidalgo", agregó el vocero.

Carrera

Muñoz, originario de Puebla, llevaba más de una década trabajando en la industria cinematográfica. Su primer trabajo en búsqueda de locaciones fue en 2003, para Man on fire, la película que el fallecido Tony Scott rodó en la capital mexicana junto a Denzel Washington. Después de eso llegaron muchos proyectos que filmaron en el país: Apocalypto, de Mel Gibson; No se aceptan devoluciones, de Eugenio Derbez; Sicario, de Denis Villeneuve; la cuarta parte de Rápido y furioso y un par de episodios de la serie Mozart in the jungle, protagonizada por Gael García Bernal.

Muñoz también trabajó en Spectre, la más reciente entrega de James Bond que empieza con una impresionante secuencia del día de los muertos en el Zócalo de la Ciudad de México. Muñoz compartió en abril de 2015 una imagen de su equipo frente a una de las enormes catrinas retratadas por Sam Mendes. "Dream team", presumió entonces el cineasta mexicano.

Netflix emitió un breve comunicado luego del asesinato: "Carlos Muñoz Portal era un respetado gerente de locaciones, y ofrecemos nuestras condolencias a sus familiares. Los hechos aún son desconocidos ya que las autoridades continúan investigando lo sucedido".

La compañía norteamericana guarda con mucho celo la información sobre el rodaje de la cuarta temporada de Narcos. La serie, que se enfocó en la historia de la cocaína, empezó con el retrato del capo colombiano Pablo Escobar, para después enfocarse en el Cartel de Cali. La producción retratará próximamente al Cartel de Juárez, una organización encabezada por Amado Carrillo, más conocido como "El señor de los cielos", que es protagonizado en la ficción por el actor mexicano José María Yazpik.

Algunos profesionales de la industria audiovisual temen que el crimen de Muñoz ahuyente de México a la producción de Netflix, fuente de empleos de cientos de personas. "Los norteamericanos cancelaron por varios años muchos proyectos grandes en México por la violencia. Se los llevaron a Australia, Colombia, Sudáfrica, Canadá y Cuba... No podemos darnos el lujo de que miles de personas pierdan su trabajo por seis meses", dijo una asistente de dirección, que pidió no ser citada por su nombre.

La mayoría de los gerentes de locación trabajan como Muñoz. Son free lance armados únicamente con una cámara. Las productoras, en este caso Redrum, pagaba el sueldo y el alquiler del auto, y les daba viáticos para cubrir los gastos. Los scouts son solitarios cazadores de imágenes. Pero los amigos de la víctima sólo piensan una cosa: ¿cómo se le ocurrió haber ido solo, sin protección o algún tipo de seguridad?

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas