Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hamas abre el camino a la reconciliación de los palestinos

El grupo islamista aceptó disolver su gobierno de facto en Gaza y entabló conversaciones con Al-Fatah

Lunes 18 de septiembre de 2017
0

TEL AVIV.- En un histórico paso hacia la reconciliación de las fuerzas palestinas, Hamas anunció ayer que disolverá el Comité Administrativo con el que el grupo islamista gobierna la Franja de Gaza y llamó a su rival Al-Fatah a entablar nuevas conversaciones de reconciliación.

Si el movimiento islamista cumple su compromiso -expresado tras las negociaciones de esta semana en El Cairo con el servicio de inteligencia de Egipto-, los palestinos tendrán que acudir a las urnas por primera vez desde 2006, cuando Hamas ganó las legislativas, para elegir un nuevo Parlamento que dé paso a un Ejecutivo de unidad nacional.

Al-Fatah, el partido del presidente palestino, Mahmoud Abbas, celebró el compromiso de sus rivales de Hamas a aceptar las condiciones clave para poner fin a una década de división política y territorial, pero apuntó que quiere ver cómo se aplican antes de dar el siguiente paso.

Los repetidos intentos de reconciliación fallaron desde que Hamas expulsó a las fuerzas leales a Abbas de la Franja de Gaza en 2007, un año después de derrotar a Al-Fatah en los comicios parlamentarios.

La toma del poder derivó en dos gobiernos rivales, con Hamas controlando Gaza y Abbas al mando de los enclaves autónomos en Cisjordania, ocupada por Israel.

En mayo de 2011, Abbas y el ex jefe de Hamas, Jaled Meshal, firmaron en El Cairo un acuerdo de reconciliación que incluía la formación de un gobierno de unidad que preparase las elecciones generales en los siguientes seis meses, sin embargo ninguna de las partes logró implementarlo por discrepancias entre ambos.

Por eso, en marzo de 2016, Hamas decidió crear el Comité Administrativo, que servía como herramienta de gestión de la Franja de Gaza. El grupo señaló que los miembros de su comité no forman un gobierno alternativo, sino actúan sólo para coordinar y resolver problemas civiles y administrativos.

Pero luego de la creación de este comité, Abbas se esforzó por debilitar a Hamas y, en esta demostración de fuerza, bloqueó en particular en los últimos meses los pagos de la electricidad que Israel suministra a Gaza.

Ayer, en un comunicado difundido en El Cairo, Hamas invitó al gobierno de consenso del primer ministro palestino, Rami Hamdala, a ir a la Franja de Gaza "de inmediato para llevar a cabo su misión y su deber".

Este anuncio llega ocho días después de que comenzaran las conversaciones entre una delegación de líderes de Hamas con altos cargos de la inteligencia egipcia en El Cairo, donde también participó una delegación de Al-Fatah, enviada por Abbas.

El comunicado de Hamas, estructurado en cuatro puntos, señalaba también que aceptó convocar elecciones generales, presidenciales y legislativas, en los territorios palestinos, es decir, en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este.

El comunicado añade también que Hamas "está dispuesta a aceptar la oferta egipcia para un diálogo con el partido Al-Fatah para la implementación del Acuerdo de El Cairo", firmado en 2011 y que establece pautas para la reconciliación.

Ese pacto, al que se adhirieron las once facciones palestinas y que no llegó a implementarse, devolvía el poder de gestión administrativa del territorio a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), si bien mantenía parte del poder de Hamas en el aparato de seguridad y policial.

Fuentes próximas a los servicios de inteligencia egipcios citadas por el diario israelí Haaretz aseguran que en esta ocasión, Hamas está intentado demostrar al gobierno de El Cairo la seriedad de su compromiso de reconciliación con la ANP, a la espera de recibir en contrapartida una mejora del suministro eléctrico y la apertura de la frontera de Rafah para aliviar el bloqueo impuesto a los dos millones de gazatíes.

El anuncio de Hamas llega días antes de que Abbas viaje a Nueva York, donde participará, pasado mañana, de la Asamblea General de la ONU. En tanto, la comunidad internacional continúa con su presión para alcanzar una solución negociada al conflicto israelí-palestino con la creación de dos Estados, una postura que, no sin contradicciones, también fue acompañada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En mayo de este año, el presidente norteamericano visitó oficialmente Israel y los territorios palestinos, donde sin precisar una hoja de ruta, abogó por alcanzar un acuerdo definitivo.

A principios de septiembre, el secretario general de la ONU, António Guterres, visitó territorios palestinos y reclamó el fin del bloqueo de la Franja de Gaza e instó al mundo a ayudar a paliar su crisis humanitaria.

Un posición idéntica asumieron los principales países árabes que a mediados de agosto confluyeron en El Cairo, donde pidieron a la comunidad internacional redoblar los esfuerzos para reavivar el proceso de negociación.

En esa oportunidad, los cancilleres de Egipto, Jordania y Palestina aseguraron que la problemática palestina es "un caso central" para el mundo árabe e islámico.

Agencias Reuters, AFP y AP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas