Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La izquierda pierde poder en los centros de estudiantes de las facultades de la UBA

Las alianzas de radicales, peronistas, socialistas y otras agrupaciones permitirían forzar la normalización de la FUBA

Lunes 18 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Las elecciones de centros de estudiantes en las facultades de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que concluyeron el viernes pasado, volvieron a recortar la diferencia entre los reformistas, compuestos por radicales, peronistas, socialistas y otras agrupaciones políticas, y la izquierda, que controla la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y que desde hace más de una década no convoca al congreso para elegir autoridades.

Actualmente la FUBA está codirigida por el Partido Obrero (PO) y La Mella (kirchneristas), que se compone por Patria Grande. Desde la conducción negaron tal acusación y remarcaron que el último acto eleccionario fue en 2013. Sin embargo, desde el reformismo se sostuvo que ese año se les prohibió la entrada a los asambleístas.

Detrás de esa discusión se encuentra el manejo de una caja que, según estiman diferentes agrupaciones estudiantiles, es de US$ 5,3 millones anuales, que se origina en las fotocopias que debe comprar cada alumno del Ciclo Básico Común (CBC). En promedio, por materia se gastan $ 300; todo el ciclo se compone de seis materias ($ 1800 por persona en total), y se estima que el número de ingresantes por año es de 50.000.

Ciudad Universitaria
Ciudad Universitaria. Foto: Street View

Al término de los comicios, los reformistas tienen asegurados cinco centro de estudiantes, los que se encuentran en las "tres grandes facultades" (Derecho, Medicina y Económicas) más Odontología y Sociales. Los principales referentes de Nuevo Espacio (peronistas, radicales, socialistas e independientes), según explicaron, lograron cerrar un acuerdo con la Facultad de Agronomía y busca hacer lo mismo con Ingeniería.

De prosperar eso, conseguirán los siete centros necesarios para llamar al congreso de la FUBA. "El principal problema que hay hoy es que la conducción de la FUBA no rinde gastos, no hay ni siquiera balances presentados", le dijo a LA NACION una calificada fuente del ámbito universitario. Es que Nuevo Espacio y los diferentes aliados cuentan con los delegados suficientes, según varias estimaciones, para llegar a tener quórum. En total se necesitan 66 de 130 asambleístas.

En la conducción de la FUBA remarcaron que desde 2014 nadie "tiene el quórum" para hacerlo. Y rechazaron que ese dinero sea usado para campañas electorales. Un dato no menor es que los principales dirigentes de la ciudad de ambos partidos, Gabriel Solano por el PO e Itai Hagman por Patria Grande, compitieron en las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO).

Dentro de la izquierda hay detractores de la conducción. "Lo que queremos es que el Estado se haga cargo de los servicios que prestan los centros de estudiantes, para terminar con la privatización que hay desde el regreso a la democracia", afirmó el ex legislador del FIT y referente del PTS, Patricio Del Corro, que comparte boleta con Solano.

Es que mientras que la conducción actual tiene en su poder los centros de estudiantes de las facultades pequeñas, los reformistas tienen las más grandes. Es por eso que cuentan con quórum propio para el congreso y de ahí la intención de lograr que se convoque cuanto antes, ya que consideran que tienen chances de recuperar la FUBA, que perdieron en 2001.

Este año en el reformismo adelantaron que volverán a llevar el planteo a la Justicia por la falta de cumplimiento del estatuto. "Para generar un acuerdo y mantener el espacio duplicaron y hasta triplicaron las estructuras, algo que le quitó representación al movimiento estudiantil", denunció otra fuente en referencia a la división que se sucede, a veces, entre el PO y La Mella. Es que, sobre todo desde 2014, la FUBA acompaña manifestaciones con planteos encontrados.

Ese planteo es compartido por otros sectores dentro del ámbito académico que sostienen que "cuando se ve a la FUBA apoyar causas que se contradicen entre sí" se pierde "la representación del movimiento estudiantil".

Otro de los puntos de discordia es la división de los comicios para autoridades y centro de estudiantes que se da en las facultades que controla la conducción de la FUBA. Fuentes de Nuevo Espacio sostuvieron que en algunos casos la diferencia de votantes entre una y otra categoría llega a los 7000 sufragios. "Se duplican los costos de las elecciones para intentar manipular la cuestión", denunciaron.

Desde La Mella sostuvieron que eso se debe a que "una elección no tiene nada que ver con la otra" y que deben separarlas, ya que una es para directivos y la otra es para el centro de estudiantes.

En Económicas, Nuevo Espacio se impuso con el 67% de los votos. En segundo lugar, con 9%, se ubicó la lista de izquierda del Movimiento x Económicas + FIT. En Derecho, Nuevo Derecho-MNR (Partido Socialista) ganó con el 39,4% de los votos, escoltado por Franja Morada (UCR) con el 24,9%. En Medicina, se impuso Nuevo Espacio, con un 43,2% de los votos, escoltado por un amplio abanico de agrupaciones de izquierda (El Frente + Ciencias Médicas de Pie), con el 21,6%. En Ciencias Sociales, el centro quedó en manos de la lista 16, una alianza que reunió a los peronistas de Avanza La UES, La Vallese y Clivaje con los reformistas de Alternativa Académica y la agrupación Miles, que sumaron el 33,5%.

Psicología fue una de las facultades donde el sector reformista mejoró su participación con respecto al año pasado. Si bien EDI-Nuevo Espacio ganó la elección obligatoria para renovar el consejo directivo, con el 31,8% de los votos, hasta el año pasado era la tercera fuerza de esta casa de estudios. El Impulso (un armado liderado por La Mella) obtuvo la minoría, con el 29,1% de los votos; en el centro de estudiantes esta última obtuvo 33,3%, contra 29,2% de EDI.

En Filosofía y Letras, el centro quedó en manos de La Izquierda al Frente, con el 37,7%. En Ciencias Exactas y Naturales se impuso el FEM (La Mella-Patria Grande), con el 37,1%. En Farmacia y Bioquímica, Antídoto (Partido Obrero), 60%. En Odontología, el centro y la bancada completa para el consejo directivo quedaron en manos de la agrupación reformista AFO, con el 88,9% de los votos; muy lejos y sin representación en el consejo se ubicó Quinto Par (Partido Obrero), con el 8,1%.

En Ingeniería (CEI) hubo una cómoda victoria para la agrupación independiente MLI, con el 51,5% de los sufragios, escoltado sorpresivamente por Cambiemos (Pro), con el 18,4%, pero que no le alcanzó para lograr la minoría en el consejo directivo al no superar el piso del 20%. MLI se quedó con los cuatro consejeros. En Veterinaria, el centro quedó otra vez controlado por EVET (Partido Obrero), con el 54% de los sufragios. En Agronomía, el centro de estudiantes lo ganó la Línea Agronomía Independiente, con el 44,3%.

Democracia universitaria

300.000 alumnos

Cursan sus carreras de grado en las 13 facultades que integran la Universidad Nacional de Buenos Aires

10.000 profesores regularizados

Integran el staff académico de la UBA, que cuenta, entre docentes e investigadores, con un plantel de casi 40.000 profesionales

$ 8600 millones

Es el presupuesto que maneja la casa de estudios más grande del país para este año; se estima que para el presupuesto del año próximo los fondos serían similares a los de 2016 o algo apenas superiores, teniendo en cuenta el índice de inflación oficial

Proceso de cambios: La semana pasada hubo elecciones para renovar autoridades en los centros de estudiantes de las 13 facultades

Elecciones de los claustros: El 6 del mes próximo se votará por los representantes del Consejo Superior de la UBA: cinco por los docentes, cinco por los estudiantes y cinco por los graduados

Asamblea universitaria: El 7 de diciembre próximo se realizará la asamblea universitaria durante la cual se votarán los puestos de decanos de las facultades y del rector de la UBA. Es probable que varias de las actuales autoridades, incluido Alberto Barbieri, puedan obtener la continuidad en sus mandatos por los próximos cuatro años

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas